Rosneft: EE.UU. sanciona a una filial de la petrolera rusa por su apoyo al gobierno de Nicolás Maduro

Estación de Rosneft Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Rosneft es la mayor empresa de energía rusa.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso este martes sanciones contra una filial suiza de la petrolera rusa Rosneft por sus vínculos con el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Las medidas afectan a la empresa Rosneft Trading S.A. y a su presidente, Didier Casimiro, a quienes acusan de operar en el sector petrolero venezolano.

"Rosneft Trading S.A. y su presidente negociaron la venta y transporte de crudo venezolano. Estados Unidos está decidido a prevenir el saqueo de la riqueza petrolera de Venezuela por el régimen corrupto de Maduro", dijo en un comunicado el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven T. Mnuchin.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, por su parte, rechazó la adopción de estas medidas.

Rosneft Trading S.A. es una filial de la petrolera estatal rusa Rosneft.

Registrada en Ginebra en 2011, esta subsidiaria se encarga de apoyar a su casa matriz en la ejecución de sus operaciones en el extranjero, principalmente las relacionadas con distribución, comercialización, procesamiento y transporte de petróleo y sus derivados.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. señaló varias operaciones en las cuales Rosneft Trading S.A., ayudó a la petrolera estatal venezolana Pdvsa a exportar su producción.

Concretamente, se señala que en enero pasado, la filial del gigante ruso facilitó el envío de un cargamento de dos millones de barriles de crudo venezolano a África occidental.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La petrolera venezolana Pdvsa tiene dificultades para exportar su crudo porque EE.UU. impuso sanciones contra sus tanqueros.

Previamente, entre septiembre y diciembre de 2019, la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y Rosneft Trading S.A. planificaron de forma conjunta el envío de 55 millones de barriles de petróleo, siempre según el gobierno de EE.UU.

De igual modo, en agosto de 2019, Rosneft Trading S.A. negoció con PDVSA otro envío de un cargamento de dos millones de barriles y se encargó de encontrar un buque petrolero dispuesto a transportar la carga.

Según las autoridades estadounidenses, el presidente de Rosneft Trading S.A., Didier Casimiro, ha sido responsable de reunirse con funcionarios de Pdvsa para valorar proyectos conjuntos y buscar oportunidades para fortalecer la relación estratégica entre ambas compañías.

Como resultado de las medidas anunciadas este martes, todas las propiedades e intereses de Rosneft Trading S.A. y de Casimiro en Estados Unidos quedaron congeladas.

Rechazo de Moscú

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia expresó su rechazo a las sanciones y acusó a Estados Unidos de utilizarlas para influir en la política global.

"Rusia rechaza categóricamente las sanciones unilaterales con las que EE.UU. aspira a lograr la hegemonía global e intenta someter a todo el mundo bajo su voluntad", indicó un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso.

Las autoridades rusas señalaron además que estas medidas no les impedirán relacionarse con "las autoridades legítimas" de Venezuela.

"No repercuten y no pueden repercutir en la política rusa en los asuntos internacionales, incluida la cooperación con las autoridades legítimas de Venezuela, Siria, Irán o cualquier otro país", expuso el texto.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption EE.UU. reconoce a Juan Guaidó como "presidente encargado" de Venezuela y, en consecuencia, ha impuesto sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro.

La cancillería rusa opinó, además, que las políticas de sanciones que utiliza EE.UU. obedecen a "fines geopolíticos" y al "deseo trivial" de intentar mejores negocios para las compañías estadounidenses.

Moscú consideró que tanto las sanciones de este martes, como otro paquete anunciado la pasada semana contra empresas del sector militar del Kremlin, buscan burlar una "competencia justa" con los productores rusos en el mercado internacional.

Un "salvavidas" para Maduro

En enero de 2019, el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump aplicó sanciones a PDVSA, congeló todos sus activos en Estados Unidos y prohibió que los ciudadanos y empresas de ese país hagan negocios con la petrolera venezolana.

Desde entonces, Washington ha intentado aislar al gobierno de Maduro, a quien acusa de haber instaurado un gobierno dictatorial en Venezuela y de usurpar el poder.

El gobierno de Trump reconoce, en cambio, al presidente de la Asamblea Nacional venezolana, el diputado opositor Juan Guaidó, como mandatario interino de Venezuela.

Maduro afirma que Guaidó forma parte de una operación internacional liderada por Estados Unidos para intentar derrocarlo.

Desde la imposición de sanciones contra PDVSA en enero de 2019, a las autoridades estadounidenses les ha preocupado que petroleras de otros países ayuden a Maduro a sortear el embargo en su contra.

Entre estas, Rosneft ha ocupado un lugar prominente y ya en marzo del año pasado era acusada por el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, de lanzarle un salvavidas a Maduro.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Igor Sechin, director ejecutivo de Rosneft y aliado de Vladimir Putin, ha visitado Caracas en varias ocasiones.

De acuerdo con la agencia Bloomberg, la estatal rusa ha sido el principal distribuidor del crudo venezolano que termina en refinerías de China e India. Además suple de gasolina y diesel al gobierno de Maduro.

Recientemente, el nombre de Rosneft ha sido mencionado junto al de la española Repsol, la india Reliance y la estadounidense Chevron por su participación en actividades petroleras en Venezuela.

Durante la visita de Guaidó a Washington hace dos semanas, un alto funcionario del gobierno de Trump expresó a la prensa la "preocupación" de la Casa Blanca por las actividades de Rosneft en el país sudamericano.

"Sea Rosneft, sea Reliance, sea Repsol o Chevron en Estados Unidos, yo andaría con cuidado en relación con sus actividades en Venezuela que sirven de apoyo, directa o indirectamente, a la dictadura de Maduro", dijo el funcionario estadounidense.

"Estamos a medio camino de nuestra campaña de máxima presión y solamente vamos a movernos en una dirección y es hacia adelante", agregó.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado