Coronavirus: Chile aplaza el referendo para cambiar su Constitución debido a la pandemia de covid-19

Manifestante en Chile. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La redacción de una nueva Constitución fue una de las principales demandas de las manifestaciones que sacudieron a Chile en 2019.

El gobierno de Chile y los presidentes de los partidos de oposición acordaron este jueves postergar el referendo sobre el inicio o no de un proceso para cambiar la Constitución, que iba a realizarse el 26 de abril, debido a la pandemia del coronavirus.

La idea es que el plebiscito sea postpuesto para el 25 de octubre, aunque esto primero debe ser ratificado por el Parlamento.

La decisión se anunció un día después de que el presidente, Sebastián Piñera, decretara el estado de catástrofe en todo el país durante 90 días ante el avance de la enfermedad.

Hasta el 18 de marzo, Chile había confirmado 238 casos del nuevo coronavirus.

El referendo determinará si los chilenos quieren iniciar un proceso para redactar una nueva Constitución. Y cuál sería el mecanismo.

Se trata de una de las principales demandas que realizó la ciudadanía durante las masivas manifestaciones que sacudieron al país a finales de 2019.

Elecciones

Los líderes políticos también acordaron de forma unánime mover la fecha de la elección de convencionales constituyentes a abril de 2021.

Ese mismo están previstas las elecciones municipales (las primarias están marcadas para el 29 de noviembre de este año) y de gobernadores regionales.

En tanto, en mayo de 2021 está programada la segunda vuelta de la elección de gobernadores.

Derechos de autor de la imagen Cortesía Agencia Uno
Image caption 13 partidos chilenos aprobaron el llamado a referendo en noviembre de 2019.

Si bien la postergación del referendo debe ser aprobada por el Legislativo, los medios chilenos lo dan por descontado ya que el acuerdo fue avalado por 15 partidos de todo el espectro político chileno.

Eso es incluso más de los que en noviembre pasado acordaron realizar el histórico plebiscito.

Polémica Constitución

La actual Constitución chilena data de 1980 y es considerada un legado del régimen militar de Augusto Pinochet.

La Carta Magna le da un papel residual al Estado en la provisión de servicios básicos.

El texto constitucional consagra un "Estado subsidiario" que no provee directamente las prestaciones que tienen que ver con salud, educación o seguridad social, lo que queda en manos privadas.

La privatización fue uno de los pilares del modelo de Pinochet, que puso en manos privadas servicios básicos como la luz y el agua potable.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La actual Constitución se aprobó durante el régimen militar de Augusto Pinochet.

Durante las masivas marchas que comenzaron en Chile a mediados de octubre pasado muchos manifestantes reclamaron que el Estado tenga una mayor participación en la prestación de los bienes básicos.

Al menos 20 personas murieron y más de 1.000 resultaron heridas durante las protestas callejeras que marcaron la crisis más grande que vivió Chile desde el regreso a la democracia en 1990.

Nueva crisis

La pandemia de covid-19 ha vuelto a sacudir Chile, uno de los países más afectados en América Latina.

Solo Brasil -que tiene una población mucho más grande- tiene tantos infectados confirmados.

La situación llevó al gobierno a anunciar el cierre de fronteras y a decretar un "estado excepcional de catástrofe" el 18 de marzo.