En fotos: movilización y lágrimas tras el ataque al club gay Pulse en Orlando, Florida

  • Redacción
  • BBC Mundo
Pie de foto,

Un tiroteo se produjo en el Club Pulse de Orlando, Florida, a eso de las 02:00 locales (06:00 GMT). Ambulancias y policías inmediatamente se trasladaron a la escena.

Al menos 50 personas murieron en un ataque con arma de fuego contra un club nocturno gay de la ciudad estadounidense de Orlando, en el estado de Florida.

Se trata del peor tiroteo masivo en la historia reciente de EE.UU.

Pie de foto,

Se estima que más de 300 personas estaban en el popular club gay al momento del ataque. Los muertos ya suman 50.

Pie de foto,

Los heridos, por su parte, son 53. Muchos fueron trasladados a hospitales locales en situación crítica.

Pie de foto,

Las autoridades dijeron que el atacante capturó algunos rehenes antes de ser abatido por la policía. Muchos familiares aún esperan por información sobre sus seres queridos.

Pie de foto,

El atacante, que fue identificado como Omaar Mateen, entró al local armado con una pistola y un rifle de asalto. Un escuadrón antiexplosivos tuvo que ser enviado al club para investigar varios artefactos sospechosos aparentemente dejados por el atacante.

Pie de foto,

El incidente está siendo tratado como un "acto de terrorismo", pero un portavoz del FBI -la agencia que está liderando la investigación- dijo que todavía hay que determinar si se trata de terrorismo internacional o doméstico.

Pie de foto,

Pulse se describe a sí mismo como "el bar gay más caliente de la ciudad". El ataque se registró cuando celebraba una "noche latina".

Pie de foto,

Y el incidente en Pulse se produce menos de 48 horas después de otro ataque con armas de fuego en Orlando, que le costó la vida a la cantante Christina Grimmie.

Pie de foto,

En el club había unas 300 personas al momento de los disparos; las autoridades reportaron más de 50 heridos, muchos de ellos de gravedad.

Pie de foto,

Horas después de la tragedia, los habitantes de Orlando han salido a las calles para expresar apoyo a las víctimas y rechazo al atentado.

Pie de foto,

El FBI tomó la investigación del caso calificado por el presidente Barack Obama como un "acto de terror y un acto de odio".