Brexit: los 3 temas que definen el referendo sobre la permanencia o salida de Reino Unido en la Unión Europea

Banderas Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption ¿Debe Reino Unido permanecer en la Unión Europea o debe abandonarla?

Los británicos van a votar este jueves sobre una cuestión que marcará su futuro: si permanecen o salen de la Unión Europea (UE).

Si deciden salir, serán el primer país en abandonar la UE desde su creación, en 1993.

Quizás se pregunten por qué se celebra este histórico referendo.

La respuesta sencilla es que fue una promesa del primer ministro británico, el conservador David Cameron, si ganaba las elecciones generales de 2015.

Y la promesa se cumplió.

Otra respuesta apunta a la relación distante que las islas británicas han mantenido históricamente con la UE, resumida en una palabra: "euroescepticismo".

"Es momento de resolver esta cuestión europea en la política británica"

David Cameron, primer ministro británico

Dos años después de ingresar en la Comunidad Económica Europea (la antecesora de la UE), en 1973, el gobierno británico convocó un referendo sobre si debía permanecer.

Y ahora, la historia se repite.

"Es momento de resolver esta cuestión europea en la política británica", dijo el primer ministro conservador, David Cameron.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Es el segundo referendo en la historia de Reino Unido sobre su relación con Europa.

Tres cuestiones dominaron el debate antes de la votación.

"Los temas principales del referendo son distintos en cada bando", le dice a BBC Mundo John Twyman, jefe de investigación política de YouGov, empresa internacional de encuestas.

Para el bando por la permanencia ("Remain"), el tema más importante es la economía.

En cambio, para los favorables a la salida ("Leave") lo central es la inmigración yla soberanía, explica Twyman.

"Los temas principales que definen el referendo son tres: la economía, la inmigración y la economía"

John Twyman, jefe de investigación política de YouGov

1. La inmigración

Las encuestas muestran que la inmigración es una de las principales preocupaciones de los británicos.

El gobierno del primer ministro, David Cameron, prometió reducir la inmigración neta (la diferencia entre los que entran y los que se van) en 100.000 personas al año.

Pero cada año la población de inmigrantes aumenta en más de 300.000.

Las últimas estimaciones oficiales dicen que 184.000 son de países de la Unión Europea y 188.000 de países de fuera del bloque.

El libre movimiento de personas (y trabajadores) es uno de los pilares de la UE.

Ingreso anual (neto) de migrantes en Reino Unido

188.000

son de países de fuera de la UE

  • 184.000 son de países de la UE

Por eso, el bando a favor de la salida de la UE dice que Reino Unido no puede controlar las fronteras si no abandona el bloque.

Argumenta que los servicios públicos están bajo presión debido a los inmigrantes y que las elevadas cifras de inmigración han reducido los salarios de los británicos.

Su propuesta es establecer un sistema de visas por puntos para los migrantes europeos similar al que existe ya para los extranjeros de otros países.

Con un sistema así, Reino Unido podría elegir qué tipo de migrantes de la UE quiere dejar entrar y reducir las cifras generales de inmigración, dicen.

Sin embargo, el bando por la permanencia afirma que los migrantes europeos pagan más impuestos de lo que reciben en servicios.

Y que, aunque Reino Unido salga de la UE, si quiere acceder al mercado único tendrá que aceptar el libre movimiento de personas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Este graffiti muestra un beso entre el político estadounidense Donald Trump y el ex alcalde de Londres, Boris Johnson.

Además, recuerdan que Cameron llegó a un acuerdo "especial" con la UE en diciembre de 2015.

En ese acuerdo, logró que Reino Unido pueda limitar las ayudas a los migrantes europeos, que no podrán recibir subsidios hasta que no lleven más de cuatro años en el país.

2. La economía

Como ocurre muchas veces, en este caso es también aplicable (al menos en parte) la célebre frase atribuida a James Carville, asesor de Bill Clinton en la campaña de 1992: "¡Es la economía, estúpido!".

A diferencia de aquel primer referendo, cuando Europa venía de una próspera era de crecimiento económico y paz social, ahora muchos países de la región acaban de atravesar una recesión económica.

Pero eso no significa que la pertenencia a la UE, con su enorme mercado interno de más de 500 millones de personas, no sea atractiva para Reino Unido.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La pesca es uno de los sectores afectados por las regulaciones europeas.

Las empresas británicas venden al exterior alrededor del 28% de lo que producen, según datos del Banco Mundial.

"Las estimaciones sobre cuántos puestos de trabajo dependen de las exportaciones a países de la UE varían, aunque suelen rondar los tres millones o más", explica Andrew Walker, corresponsal de economía del Servicio Mundial de la BBC.

"Aunque esto no es lo mismo que decir que dependen de que Reino Unido sea miembro de la UE", afirma Walker.

Ser miembro del mercado único hace que sea relativamente fácil para las empresas británicas vender bienes y servicios a otros países de la UE.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Algunos británicos recelan del poder de las instituciones de Bruselas.

La UE también tiene acuerdos comerciales con otros países en los que Reino Unido participa.

Los partidarios de salir dicen que el comercio con la UE es una parte cada vez menor para el Reino Unido, porque otras economías del mundo crecen más rápido.

Además, la UE tendría un incentivo para permitir a los exportadores británicos acceder al mercado, porque la UE vende más a Reino Unido que al revés.

De esta forma, las empresas se liberarían de cumplir con tantas regulaciones, lo cual además es muy costoso.

Los favorables a la permanencia dicen que Reino Unido puede negociar mejores acuerdos como parte de un bloque económico más grande.

Y mantienen que, si Reino Unido sale de la UE, no logrará un acuerdo que mejore la situación actual.

Según esta visión, si Reino Unido quiere seguir teniendo acceso al mercado único, deberá seguir contribuyendo al presupuesto de la UE y cumpliendo con sus regulaciones.

El impacto del Brexit

El impacto que el Brexit (abreviatura de las palabras en inglés que significa la salida del Reino Unido de la Unión Europea) podría tener sobre la economía a corto y medio plazo es uno de los temas más candentes del referendo.

¿Qué pasaría mientras se completa el proceso de salida?

No solo el Reino Unido tendrá que negociar con la UE, sino también aprobar y derogar multitud de leyes internas.

Un análisis del Tesoro británico estimó que el Brexit causaría un shock económico "inmediato y profundo", con un descenso de entre el 3% y el 6% en el crecimiento.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los favorables a permanecer dicen que Reino Unido "es más fuerte en Europa".

Pero Boris Johnson, ex alcalde de Londres y una de las figuras prominentes a favor del Brexit, calificó esas afirmaciones de "más propaganda".

Y Michael Gove, actual ministro de Justicia del gobierno y partidario de la salida, dijo que aunque existan riesgos por salir de la UE, es una oportunidad para que Reino Unido se convierta en un "modelo progresista para el mundo".

"Tanto si votamos para salir como permanecer, hay riesgos para nuestro futuro, hay riesgos en la economía global", le dijo al periodista de la BBC Andrew Marr.

3. La soberanía

"Recuperar el control": este es el lema de los que quieren salir de la Unión Europea.

Al explicar por qué quiere salir de la UE, Boris Johnson se quejó de un "proceso lento e invisible de colonización legal, a medida que la UE se infiltra en casi cualquier área de las políticas públicas" británicas.

Nadie duda que la UE ha hecho un largo camino desde que seis países europeos fundaron la Comunidad Económica Europea en 1958.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption "In or Out?" ¿Dentro o fuera?

El objetivo era evitar una nueva guerra en Europa al hacer que los países fueran económicamente interdependientes entre ellos.

Pero lo que empezó como una unión puramente económica se ha convertido en una gran organización con su propio parlamento y ejecutivo, responsable de muchas áreas, desde la agricultura al transporte o el medio ambiente.

"Reino Unido no tiene constitución, así que el parlamento puede hacer básicamente lo que quiera"

Andrew Blick, profesor de Política de King's College

"Reino Unido no tiene constitución, así que el parlamento puede hacer básicamente lo que quiera", le dice a BBC Mundo Andrew Blick, profesor de Política de la universidad King's College de Londres.

Pero formar parte de la UE significa que en algunas cuestiones, son las instituciones de Bruselas y no los parlamentarios de Westminster los que tienen la última palabra.

Los partidarios del Brexit dicen que salir de la UE devolverá el poder al parlamento, mientras que los partidarios de quedarse en la UE dicen que los beneficios de compartir parte del poder con la UE son mayores que los costes.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La campaña se detuvo tras el asesinato de la parlamentaria laborista Jo Cox.

La cuestión europea ha sido siempre un tema "que causa divisiones" en los partidos británicos, según Blick.

En los primeros años, la división fue dentro del partido laborista, y en este referendo ha sido el Partido Conservador, ahora en el gobierno, el que ha protagonizado el debate entre el bando de la permanencia y el de la salida.

Este referendo se ve como una oportunidad para resolver de una vez por todas la cuestión europea.

Temas relacionados

Contenido relacionado