Tornado y granizada causan 98 muertos en China

  • Redacción
  • BBC Mundo
Pie de foto,

Los vientos fueron lo suficientemente fuertes como para volcar vehículos, como se ve en esta imagen de Funing, Yancheng, en la provincia de Jiangsu.

Un tornado y una granizada han causado la muerte de al menos 98 personas y han dejado casi 800 heridos en la provincia de Jiangsu, al este de China, según medios estatales.

Acompañado de lluvias torrenciales, el tornado golpeó las afueras de la ciudad de Yancheng en la tarde del jueves.

En los condados de estas zonas, se registraron vientos de hasta 125 kilómetros por hora.

Las fuertes lluvias y la posibilidad de más granizadas y tornados han complicado las actividades de rescate, según la cadena china CCTV.

El viernes, los rescatistas llevaron a personas heridas en ambulancias y entregaron comida y agua a otros, según la agencia estatal de noticias Xinhua.

Carpas y otros suministros de emergencia fueron enviados desde Beijing.

"El fin del mundo"

Grabaciones del lugar por donde pasó el tornado mostraban vehículos volcados, árboles y postes de luz partidos y torres eléctricas derribadas.

Pie de foto,

Las fuertes lluvias y la posibilidad de que caigan más granizadas han complicado las labores de rescate.

"Era como el fin del mundo", dijo Xie Litian, un residente de la localidad, a Xinhua.

"Escuché los ventarrones y corrí hacia arriba de mi casa para cerrar las ventanas. Pero cuando apenas había terminado de subir, escuché una explosión y vi toda la pared con las ventanas destruidas", agregó.

El presidente de China, Xi Jinping, ordenó que se realicen "todos los esfuerzos de rescate" para ayudar a los afectados por las tormentas.

Pie de foto,

Muchos pobladores han quedado sin hogar debido a las fuertes tormentas.

Pie de foto,

Las inundaciones también afectaron a la ciudad de Lianyungang, en la provincia de Jiangsu.

Pie de foto,

Así quedaron algunas casas de Yancheng, en la provincia de Jiangsu.

Varias partes de China han sido golpeadas por lluvias torrenciales esta semana.

Las inundaciones en el sur causaron la muerte de 22 personas y la evacuación de casi 200,000, según medios estatales.

El sur de China recibe tormentas todos los años durante la temporada de los monzones, que va de mayo a julio.

Pero la temporada de lluvias de este año ha sido particularmente húmeda. Los niveles de agua de algunos ríos principales excedieron a los de 1998, cuando unas inundaciones desastrosas afectaron a 180 millones de personas, de acuerdo a medios estatales.

Las pérdidas económicas de las inundaciones se estiman en 2.700 millones de yuanes, en decir, US$410 millones.

El vice premier Wang Yang dijo que China enfrentaba condiciones climáticas volátiles como resultado de la influencia de El Niño en los patrones climáticos.