El irónico origen de la petición con más de 3,5 millones de firmas que demanda un nuevo referendo para parar el Brexit

Manifestación Derechos de autor de la imagen AFP/Getty images
Image caption Decenas de personas salieron el viernes a protestar por el resultado del referendo.

"¿PUEDO TENER SU ATENCIÓN POR FAVOR?" Así comienza un mensaje en la página de Facebook de un ciudadano británico que se identificó como Oliver Healey.

Healey figura como la persona que hace más de un mes introdujo una petición ante el parlamento para que se realice un segundo referendo sobre la permanencia o no del Reino Unido en la Unión Europea.

Cuando el viernes se anunciaron los resultados del primer referendo que se celebró el jueves, la misma tenía solo 22 firmas.

Pero ahora la solicitud lleva ya más de 3,5 millones de firmas y su éxito parece estarle sentando mal al hombre que se identificó como su promotor.

"La petición fue creada en un momento (hace más de un mes) en que se veía improbable que 'salir' fuera a ganar, con la intención de hacerle más difícil a (la opción de) 'permanecer' seguir encadenándonos a la Unión Europea", escribió Healey en la red social.

"Ya que he sido asociado con la petición y antes de que la prensa me asocie aún más con ella, siento la necesidad de aclarar mejor mi posición en el tema, aunque se vea mal. Soy su creador, nada más", agregó.

Derechos de autor de la imagen Facebook/Oliver Healy
Image caption Esta es la página en Facebook de Oliver Healey.

El mensaje muestra que la solicitud que muchos ven como un intento desesperado de quienes quieren quedarse en la Unión Europea fue originalmente hecha por un promotor de la salida del Reino Unido del bloque.

Una vocera de la Cámara de los Comunes confirmó que la petición se había creado el 24 de mayo, mucho antes de que se conocieran los resultados de la histórica jornada electoral en la que, con una participación de 72%, 17 millones 410.742 de británicos votaron a favor de salir (52%) y 16 millones 577.342 (48%) a favor de permanecer en la UE.

"Me he opuesto a la naturaleza burocrática y no democrática de la Unión Europea como institución, en mi vida privada por muchos años y durante toda mi carrera política", se lee en el post firmado por Healey.

"He apoyado abierta y activamente tanto el Voto por Salir como las campañas Grassroots Out (Raíces Afuera). ¿Por qué haría esto si me quisiera quedar en la Unión Europea?", se lamentó.

"Grassroots Out o, su versión corta, GO (irse) está conformada por políticos y partidarios de todo el espectro político que tienen un solo objetivo: sacar al Reino Unido de la Unión Europea", dice la organización en su página web.

Secuestro

La solicitud, creada por Healey, solo puede ser firmada por ciudadanos británicos o personas residentes en el Reino Unido y plantea:

"Nosotros, los firmantes, le hacemos un llamado al gobierno de su majestad para que implemente un decreto por el que si el voto por quedarse o salir (de la Unión Europea) es menor del 60% basado en una participación menor del 75%, debería haber otro referendo", se lee en la misma.

La petición ha sido secuestrada por la campaña por quedarse (en la UE)

Oliver Healey, creador de la petición

Pero en Facebook, el activista que apoya que se active el artículo 50 del Tratado de Lisboa y se avance en el proceso de abandonar la Unión Europea, cuestiona duramente el giro que ha dado su solicitud.

"Dado el resultado, la petición ha sido secuestrada por la campaña por quedarse. Admito que mis acciones fueron prematuras. Sin embargo, mis intenciones ya las expliqué. ¡NO HABÍA GARANTÍA DE UNA VICTORIA DE SALIR EN ESE MOMENTO!!!".

"Estoy genuinamente consternado por el comportamiento de algunas de las personas de la campaña por permanecer (en la UE), cómo se están comportando después del referendo no solo con esta petición, sino en general".

Derechos de autor de la imagen AFP/Getty Images
Image caption Este ciudadano de Ramsgate, en el sur de Inglaterra, esperaba la llegada de uno de los líderes de la campaña por la salida del Reino Unido de la UE, Nigel Farage. En su cartel se lee: "Queremos nuestro país de regreso. Vota por salir".

"El referendo fue financiado limpiamente, respaldado democráticamente, cada voto tuvo un peso igualitario y creo que fue un fiel reflejo del ánimo del país".

"A mis amigos (que votaron por) abandonar (la UE), que ahora dudan de su decisión, por favor mantengan la fe, estaremos bien".

"Creo que lo que necesitamos hacer por el bien del país es respaldar la voluntad del pueblo británico".

Demócratas Ingleses

En el mencionado perfil de Facebook, Healey se declara un adepto al partido English Democrats (Demócratas Ingleses) en Leicestershire, en el centro de Inglaterra.

El líder del partido, Robin Tilbrook, dijo en 2015 que esa organización se estaba "consolidando como el partido nacionalista inglés".

Tomamos el fraude en el sistema de peticiones muy seriamente, porque menoscaba el proceso de la democracia parlamentaria

Helen Jones, parlamentaria británica

Y es que por más de una década, explica el periodista de la BBC Alex Hunt, ese partido ha hecho campaña para que Inglaterra tenga su propio parlamento.

La organización quiere ver a "Inglaterra como un estado independiente", dijo Tilbrook.

¿Fraude?

La solicitud está siendo canalizada a través de la página web del parlamento británico y en un determinado momento, el número de personas que quería firmar provocó que el sitio web se bloqueara.

El servicio, sin embargo, se restableció tiempo después y sigue funcionando.

Derechos de autor de la imagen AFP/Getty Images
Image caption El sábado, la petición contaba con más de un millón de firmas.

La caída de la página se debió, según una vocera de la Cámara de los Comunes, a "un excepcional alto número de usuarios que simultáneamente querían acceder a una misma petición".

Y el domingo, el comité de peticiones de la Cámara de los Comunes dijo que está investigando denuncias de fraude en relación a las firmas que han llegado.

"Tomamos el fraude en el sistema de peticiones muy seriamente, porque menoscaba el proceso de la democracia parlamentaria. El Servicio de Gobierno Digital está investigando y, donde sea pertinente, eliminará firmas fraudulentas", señala en un comunicado la parlamentaria Helen Jones, quien está a la cabeza del comité.

"Es claro que está petición es muy importante para un número sustancial de personas. El Comité de Peticiones estará considerando la petición en su reunión la próxima semana y decidirá si programará un debate sobre ella".

"Eso no significa que el Comité decidirá si está de acuerdo o no con la petición, solo si debería debatirse. Cualquier debate permitiría que una gama de visiones sea expresada"

La petición tiene más firmas que cualquier otra petición en el sitio web del parlamento.

Contenido relacionado