Turquía: comentario del Papa "muestra mentalidad de las Cruzadas"

Papa Francisco Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Es la segunda vez que el Papa provoca la indignación de las autoridades turcas.

Las autoridades de Turquía dijeron que el hecho de que el Papa Francisco definiera la matanza de armenios ocurrida en la Segunda Guerra Mundial como un genocidio mostraba "la mentalidad de las Cruzadas".

El comentario del Papa "no tiene relación con la realidad", indicó el vice primer ministro de Turquía, Nurettin Canikli.

Armenia y varios historiadores sostienen que un millón y medio de armenios cristianos fueron sistemáticamente asesinados por las fuerzas turco otomanas en 1915.

Pero Turquía cuestiona esa cifra y niega que las muertes constituyan un genocidio.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption El viernes, un grupo de estudiantes armenios recibió al Papa en el aeropuerto de la capital.

Asegura que las muertes fueron parte de un conflicto civil desencadenado por la Primera Guerra Mundial.

El viernes, el Papa hizo el comentario durante su visita a la capital armenia, Ereván.

"Esta tragedia, este genocidio, desafortunadamente ha marcado el inicio de la triste serie de inmensas catástrofes del siglo pasado", señaló el líder del catolicismo en el palacio de gobierno armenio.

"Desafortunado"

El sábado, Canikli calificó el comentario del Papá como "desafortunado".

"Es posible ver todas las características y reflejos de la mentalidad de las Cruzadas en las actividades del Papa", indicó el funcionario turco, según la agencia estatal de noticias Anadolu.

Canikli hacía referencia a las campañas militares en la Edad Media que el papado promovía contra los musulmanes en el Medio Oriente.

El domingo, el Papa finalizó su visita a Armenia con una liturgia al aire libre y un viaje a la frontera con Turquía.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Turquía niega que las muertes de armenios en 1915 haya sido un genocidio.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, dijo que la intención del Papa "no fue la de reabrir viejas heridas sino la de hablar claramente y establecer las bases para una posible reconciliación, reconociendo los hechos como fueron", informó la agencia de noticias EFE.

"El Papa no está en ninguna cruzada. Él no está tratando de organizar guerras o construir muros, sino que quiere construir puentes", dijo Lombardi. "Él no ha dicho ninguna palabra contra el pueblo turco", señaló la agencia de noticias Reuters.

"El primer genocidio del siglo XX"

Pero no es la primera vez que el Papa se pronuncia sobre el tema.

En 2013 provocó la indignación de Turquía cuando utilizó la palabra "genocidio" para referirse a la masacre.

Derechos de autor de la imagen AFP/Getty Images
Image caption El Papa Francisco junto al presidente armenio Serzh Sarkisian y el patriarca de la Iglesia Apostólica Armenia, Karekin II.

Turquía protestó vehementemente.

En abril de 2015, el pontífice volvió a utilizar el término durante una misa en el Vaticano para conmemorar el 100 aniversario de la matanza.

Y nuevamente Turquía reaccionó con indignación: Ankara convocó al embajador del Vaticano para expresar su protesta.

Durante la misa en la Basílica de San Pedro, el papa señaló que la humanidad había vivido "tres tragedias masivas y sin precedentes" en el último siglo.

"La primera, que es ampliamente considerada 'el primer genocidio del siglo XX', golpeó a tu propio pueblo armenio" indicó, utilizando las palabras que usó en una declaración el Papa Juan Pablo II en 2001.

Francisco se refirió a los crímenes "perpetrados por el nazismo y el estalinismo" y dijo que los otros genocidios que siguieron fueron los de Camboya, Ruanda, Burundi y Bosnia.

Versiones encontradas

Por primera vez, en 2014, el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan, ofreció condolencias a los nietos de los armenios que perdieron sus vidas.

Pero añadió que era inadmisible que Armenia convirtiera el tema "en un asunto propio de un conflicto político".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El Papa elogió al pueblo armenio, que incluso en los momentos más trágicos de su historia, "siempre encontró en la Cruz y en la Resurrección de Cristo la fuerza de levantarse".

La mayoría de historiadores no turcos califican los hechos como un genocidio.

Muchas de las víctimas eran civiles deportados en masa a regiones desérticas donde murieron de hambre y sed. Miles murieron en masacres.

Turquía sostiene que muchas de las víctimas murieron en enfrentamientos durante la Segunda Guerra Mundial y que los turcos sufrieron en el conflicto.

El trágico suceso continúa amargando la relación entre turcos y armenios y añadiendo nuevos países a la disputa.

Alemania, por ejemplo, declaró en junio la matanza como un genocidio.

Entre los países que reconocen formalmente lo ocurrido como un genocidio están Argentina, Bélgica Canadá, Francia, Italia, Rusia y Uruguay.

En otros sitios BBC