Turquía: al menos 46 muertos y más de 230 heridos en explosiones en el aeropuerto Ataturk de Estambul

Paramédicos trasladan a una anciana herida en el atentado de Estambul el 28 de junio de 2016. Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Paramédicos trasladan a una anciana herida luego del atentado.

Al menos 46 personas murieron y más de 230 resultaron heridas en un ataque registrado en el aeropuerto internacional Ataturk de la ciudad de Estambul, la más poblada de Turquía.

Según informaron las autoridades, tres atacantes dispararon con armas largas a los guardias en la entrada de la terminal. Irrumpieron en el recinto y se produjo un intercambio de disparos con la policía hasta que alrededor de las 22:00 horas (19:00 GMT) se inmolaron, según testigos.

Media playback is unsupported on your device
Turquía: el rescate de los heridos tras las explosiones en el aeropuerto de Estambul

Según las autoridades, entre los fallecidos hay 13 extranjeros.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, precisó que los agresores llegaron al aeropuerto en un taxi.

Arabia Saudita indicó anteriormente que al menos siete de sus ciudadanos resultaron heridos en el ataque.

Yildirim afirmó que las primeras pistas sugieren que el autodenominado Estado Islámico fue responsable del ataque.

Se trata del sexto atentado de gran magnitud registrado en Turquía este año. De los anteriores, tres fueron reivindicados por separatistas kurdos y otros dos fueron atribuidos a Estado Islámico.

Hasta el momento nadie se ha adjudicado la autoría del ataque en el aeropuerto, el más activo del país.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Los heridos fueron trasladados rápidamente a los hospitales.

Un funcionario que habló en condición de anonimato y citó información del Ministerio del Interior le dijo a la agencia de noticias Associated Press que ninguno de los atacantes pasó por los controles de seguridad en la entrada de la terminal.

Hay escáneres de rayos X en la entrada, pero los controles de seguridad para automóviles son limitados.

En las redes sociales circularon imágenes de cámaras de seguridad en las que se aprecian dos explosiones. En una, una enorme bola de fuego sale por la entrada de la terminal.

En otro video se ve a uno de los supuestos atacantes disparando cuando cae al suelo, al parecer alcanzado por las balas de la policía, y se inmola.

La agencia de noticias privada Dogan informó que entre los fallecidos hay dos policías.

Desesperados familiares de los desaparecidos se congregaron fuera de un hospital local adonde fueron trasladadas muchas de las víctimas. Algunos expresaron su enojo por la falta de información.

El presidente de Turquía, Recep Tayip Erdogan, dijo que el ataque fue pensado como una acción de propaganda contra su país "usando la sangre y el dolor de gente inocente".

Erdogan afirmó que el ataque debe servir como un punto de inflexión en la lucha global contra grupos radicales.

"Las bombas que explotaron hoy en Estambul podrían haber estallado en cualquier aeropuerto en cualquier ciudad en todo el mundo", advirtió.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Una de las entradas al aeropuerto sufrió destrozos tras las explosiones.

Por su parte, EE.UU. calificó el atentado como "atroz" y dijo que mantenía "firme" su apoyo a Turquía.

La autoridad aérea estadounidense, la FAA, suspendió todos los vuelos desde ese país hacia Estambul.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lamentó el atentado al aeropuerto e hizo un llamado a intensificar los esfuerzos regionales e internacionales para combatir el extremismo violento.

Sitio vulnerable

Los taxistas fueron los primeros en auxiliar a los heridos, agregó un testigo citado por la agencia Reuters.

Imágenes de televisión mostraron a varias ambulancias y autos de policía rumbo al aeropuerto minutos después del ataque.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El gobernador de Estambul, Sahin Vasip, dijo a un canal de televisión local que lo ocurrido fue una acción de tres atacantes suicidas.

Todos los vuelos programados en el aeropuerto de Estambul fueron suspendidos y se le pidió a la población que se mantenga alejada de la terminal aérea.

Más de 61 millones de personas utilizaron ese aeropuerto en 2015.

El corresponsal de BBC en Estambul Mark Lowen dijo que el aeropuerto era considerado un lugar vulnerable.

"Existen detectores de metales en los ingresos a la terminal, pero las revisiones de seguridad en el área de autos son limitadas", aseguró.

Ataques extremistas en Turquía en 2016

  • 7 de junio, Estambul Un auto bomba mata 7 oficiales de policía y cuatro civiles. Lo reivindicó el grupo kurdo TAK.

  • 19 de marzo, Estambul Un atacante suicida mata a cuatro personas en una calle comercial. Se culpó a Estado Islámico.

  • 13 de marzo, Ankara Auto bomba mata a 34. Reivindicado por el TAK.

  • 17 de febrero, Ankara Atentado del TAK contra autobuses militares deja 29 muertos.

  • 12 de enero, Estambul 11 alemanes mueren en un ataque en una zona turística.


ANÁLISIS: Jonathan Marcus, corresponsal de Defensa y Asuntos Diplomáticos de la BBC

Turquía participa en operaciones contra grupos kurdos dentro de sus propias fronteras y contra militantes del autodenominado Estado Islámico (EI) a lo largo de su frontera con Siria.

En los últimos meses ha sufrido varios ataques atribuidos tanto a EI como a una facción disidente de los nacionalistas kurdos.

Sin embargo, la naturaleza de esta última acción, con participación de atacantes suicidas que aparentemente abrieron fuego con armas automáticas antes de detonar sus explosivos, sugiere la posible responsabilidad de EI.

Los ataques de grupos kurdos también han ido evolucionando. La dureza de los recientes ataques de las fuerzas militares turcas en pueblos de la zona kurda del país explican en parte el aumento de la intensidad de ese conflicto.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Un rifle kalashnikov fue hallado en el lugar del ataque.

Pero, por ahora, es EI el que en principio encuadra con lo ocurrido. Un actor clave en la crisis en la vecina Siria, el gobierno de Ankara era inicialmente ambivalente hacia Estado Islámico, prefiriendo enfocarse en su deseo de que se produzca la salida del régimen de Bashar al Asad.

La supervivencia del presidente Asad -gracias a la ayuda de Rusia e Irán- y el éxito creciente de los grupos milicianos kurdos respaldados por Estados Unidos en Siria, significa que ahora Turquía lucha en dos frentes.

En uno intenta contener cualquier posibilidad del surgimiento de un estado Kurdo independiente. En el otro busca contener una campaña de ataques armados de EI que busca causar la mayor cantidad de víctimas posibles.

Este doble reto de seguridad de Turquía ya ha golpeado duramente a su sector turístico, clave para la economía del país, causando una caída dramática en el número de visitantes que viajan al país en comparación con el año pasado.

Temas relacionados

Contenido relacionado