En fotos: así fue la histórica Batalla del Somme, una de las más sangrientas de la Primera Guerra Mundial

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption El 1º de julio de 1916, las fuerzas británicas y francesas lanzaron una ofensiva en la región de Somme en el norte de Francia.

La Batalla del Somme fue una de las más largas y sangrientas de la Primera Guerra Mundial, con más de un millón de muertos y heridos.

Durante cinco meses, los ejércitos británicos y franceses combatieron a los alemanes en una brutal batalla de desgaste en un frente de 24 kilómetros.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las tropas británicas fueron enviadas a la batalla el 1 de julio de 1916. Fue el día mas sangriento en la historia del ejercito británico, que sufrió 57.470 bajas, incluyendo 19.240 muertes. La ofensiva del Somme estaba destinada a lograr un avance decisivo para los aliados británicos y franceses después de 18 meses de guerra en las trincheras.
Derechos de autor de la imagen PA
Image caption El General Douglas Haig dirigió a las tropas británicas, muchos de ellos voluntarios, mientras se dirigían a la batalla en el frente occidental.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Durante los siete días previos a la batalla, el ejército británico bombardeó con artillería líneas alemanas. Una serie de minas fueron detonadas, incluyendo una en la línea de Hawthorn Ridge.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los refugios británicos fueron muy eficientes en proteger a las tropas. Cuando el bombardeo de artillería cesó, las ametralladoras salieron y abrieron fuego, devastando a los alemanes que avanzaban.
Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Las pésimas comunicaciones significaban que los comandantes sabían muy poco de lo que sucedía en el campo de batalla. El 1er Regimiento de Terranova (no mostrado) fue casi aniquilado mientras las tropas avanzaban hacia el No Man's Land (Tierra de Nadie).
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Sin ningún signo del esperado avance, el General Haig empezó a considerar la batalla del Somme como un desgaste de vidas. Las ametralladoras infligieron muchas bajas en ambos lados.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los británicos marcaron un éxito estratégico temprano. Los combates en el Somme llevaron a los alemanes a suspender su ofensiva de cinco meses contra los franceses en Verdún, Francia. A pesar de que los afrontes siguieron en esa ciudad hasta diciembre, los franceses empezaron a liderar.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La lucha se prolongó sin que ninguno de los lados tomara la delantera. Se dice que el British Fourth Army (Cuarto Ejército Británico) solo avanzó 900m entre el 15 de julio y el 14 de septiembre, con un coste de 82.000 bajas.
Derechos de autor de la imagen Alamy
Image caption El último esfuerzo de los Aliados comenzó el 15 de septiembre. Los británicos participaron en la Batalla de Flers-Courcelette, la cual introdujo los primeros tanques de guerra. La defensa alemana se vio obligada a abandonar su posición, pero todavía no había ningún avance.
Derechos de autor de la imagen PA
Image caption El mal tiempo estaba convirtiendo gran parte del campo de batalla en un lodazal. Las trincheras llenas de bichos eran un refugio perfecto para las suciedades y enfermedades. La batalla finalmente terminó el 18 de noviembre.
Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los británicos y franceses hicieron sólo pequeños avances contra los alemanes a un costo de más de un millón de víctimas. Aunque muchos critican la táctica del general Haig, la mayoría de los historiadores coinciden en que el Somme drenó el ejército alemán y sentó las bases para la victoria de los aliados en 1918.

Todas las fotografías cortesía de Getty Images y Press Association.

Temas relacionados

Contenido relacionado