Arabia Saudita: al menos cuatro muertos en explosión en Medina en las cercanías de la sagrada Mezquita del Profeta

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Las imágenes muestran un vehículo ardiendo cerca de la Mezquita del Profeta en Medina, Arabia Saudita.

Al menos cuatro policías murieron en una explosión registrada en la ciudad saudita de Medina, cerca de la Mezquita del Profeta, uno de los lugares más sagrados para el Islam.

Según medios locales, un atacante suicida hizo detonar la carga que llevaba encima tras ser detenido cuando trataba de acercarse a la mezquita en el momento en el que finalizaba el ayuno del Ramadán.

Al menos cinco policías resultaron heridos como consecuencia de la detonación.

Horas antes, una explosión sacudió la ciudad de Qatif, también en Arabia Saudita, donde residen una parte de la minoritaria población chiita del país.

La detonación parecía tener como objetivo una mezquita chiita. Sin embargo, sólo se informó sobre la muerte del propio atacante.

En un tercer incidente, un presunto atacante suicida también falleció al detonar un explosivo cerca del consulado de Estados Unidos en la ciudad de Yeda. Dos funcionarios de seguridad resultaron heridos al intentar detener al atacante, pero no hubo más víctimas.

Indignación en redes sociales

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La Mezquita del Profeta es uno de los lugares más sagrados para el islam.

Imágenes en redes sociales procedentes de Medina mostraban un vehículo incendiándose en un estacionamiento y dos guardias de seguridad tendidos en el piso.

La cadena de noticias Al-Arabiya asegura que cuando un grupo de policías se disponía a romper el ayuno, un joven se acercó a ellos para compartir la comida y detonó los explosivos que llevaba encima, aunque esta versión no fue confirmada oficialmente.

Qari Ziyaad Patel, un ciudadano de Suráfrica que se encontraba en la mezquita en el momento de la explosión, dijo que al principio la gente pensó que el sonido era el cañonazo que marca el fin del ayuno, pero que luego la tierra se estremeció.

"Las vibraciones eran muy fuertes. Sonó como si un edificio se hubiera derrumbado", dijo a la agencia AP.

Muchos usuarios de redes sociales manifestaron su indignación por el hecho de que un sitio sagrado pudiera ser objeto de un ataque.

Hasta ahora ninguna organización ha asumido responsabilidad por ninguno de los ataques.

Arabia Saudita ha sido objeto de ataques del autodenominado Estado Islámico (EI) durante los últimos dos años.

En junio pasado, el ministro de Interior dijo que se habían registrado 26 "ataques terroristas" en el país hasta ese momento.

Temas relacionados

Contenido relacionado