El día que Michael Jordan rompió su cuidadoso silencio y se metió en uno de los debates más polémicos de EE.UU.

Michael Jordan Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La intervención de Jordan en el debate sorprendió a muchos. Y no todos quedaron contentos.

Es uno de los atletas más talentosos y exitosos de todos los tiempos, y el modelo de generaciones enteras de afroestadounidenses, pero eso no le ha evitado a Michael Jordan críticas por su relación con su propia raza.

La acusación más común: que no es "suficientemente negro", una forma de decir que, en su afán por proteger sus intereses comerciales, la exestrella de los Chicago Bulls nunca se interesó en cultivar particularmente su relación con la comunidad negra, muchos menos en defenderla o representarla.

El hombre que muchos consideran el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, sin embargo, acaba de irrumpir en el debate sobre violencia policial en contra de jóvenes negros en EE.UU.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Jordan es considerado por muchos el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos.

Y lo hizo con una carta abierta titulada "Ya no puedo permanecer callado" publicada en The Undefeated, un portal de la cadena deportiva ESPN dirigido al público afroamericano que se presenta como "una plataforma para explorar la intersección de deporte, cultura y raza".

Con los dos lados

"Como un orgulloso estadounidense, como un padre que perdió a su propio padre en un acto de violencia sin sentido, y como un hombre negro, me he visto profundamente afectado por las muertes de afroamericanos a manos de agentes del orden y me he enojado por los cobardes y odiosos asesinatos de oficiales de policía", empieza Jordan.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jordan creció en una Carolina del Norte marcada por la discriminación racial, pero nunca ha sido visto como un activista en temas de raza.

"Lloro junto a las familias que han perdido a sus seres queridos, pues conozco su dolor demasiado bien", agrega el exbasquetbolista, para luego declararse "triste y frustrado" por el aumento de las tensiones raciales.

"Yo sé que este país es mejor que eso y ya no puedo permanecer callado", continúa la carta.

Jordan destaca la necesidad de "encontrar soluciones que garanticen que la gente de color reciba un trato justo e igualitario y también (enfatiza) que los oficiales de policía -que arriesgan su vida a diario para protegernos- sean respetados y apoyados".

Y aunque el seis veces campeón de la NBA -en su momento uno de los jugadores mejor pagados del mundo- reconoce en la misiva que su experiencia con la policía no es típica de muchos jóvenes afroamericanos, se dice convencido de que las cosas pueden cambiar con educación y diálogo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Jordan también fue y sigue siendo uno de los atletas más mercadeados en la historia del deporte, por lo que siempre fue muy cuidadoso con su imagen.

Por ello, no sorprende que terminara su intervención anunciando una donación de US$2 millones, uno para el Instituto para las Relaciones entre la Policía y la Comunidad de la Asociación Internacional de Jefes de Policía, y otro para el Fondo de Defensa Legal de la NAACP, la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color.

Reacciones

La intervención de Jordan fue celebrada por jugadores como Carmelo Anthony -uno de los más activos en la discusión sobre el tema de la violencia policial- quien dijo que "ya era hora" que la antigua estrella se pronunciara sobre las muertes de jóvenes negros a manos de la policía.

"Al final del día, entre nosotros, él es nuestra cara: es un afroamericano muy poderoso. Así que su participación en medio de lo que pasa es algo grande", dijo el jugador de los New York Knicks, según declaraciones recogidas por el periódico USA Today.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Carmelo Anthony juega con las zapatillas Air Jordan.

Pero otros criticaron lo que consideraron tibieza en las palabras de Jordan y hasta su decisión de donar dinero a la policía y a la misma NAACP, en lugar de al movimiento Black Lives Matter, con algunos analistas sugiriendo que todo era parte de una estrategia de relaciones públicas y "manejo de marca".

De hecho, la postura "salomónica" del hombre detrás de las icónicas zapatillas Air Jordan les recordó a muchos la explicación que supuestamente dio en los 90 para no apoyar a un candidato demócrata de raza negra en unas elecciones locales en su nativa Carolina del Norte: "Los republicanos también compran zapatillas".

Temas relacionados

Contenido relacionado