"Sana y en forma": Hillary Clinton hace públicos nuevos informes sobre su estado de salud

Hillary Clinton en campaña Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La salud de Hillary Clinton ha sido puesta en duda por los republicanos, pero ella asegura que se encuentra en buena condición.

Hillary Clinton está "sana y en forma" para servir como presidenta de Estados Unidos.

Así es como la campaña de la candidata demócrata ha salido al paso de los cuestionamientos en torno a su salud por episodios como el del domingo pasado, cuando casi sufre un desmayo en Nueva York.

La médico de Clinton, la doctora Lisa Bardack, presentó este miércoles una carta en la que detalla la condición de salud de la candidata presidencial.

El pasado viernes, un examen médico le había detectado "una neumonía bacteriana no contagiosa leve" por lo cual Bardack le recomendó a Clinton, de 68 años, descansar los siguientes días.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Desde principios de septiembre, Clinton fue diagnosticada con problemas respiratorios que derivaron en una ligera tos y luego en la neumonía.

Sin embargo, la candidata asistió al evento conmemorativo de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York y ahí tuvo una "insolación" y una "deshidratación" que le provocó el mareo, aseguró Bardack.

"Le aconsejé quedarse en casa y descansar durante los siguientes días. Clinton ya ha sido evaluada por mí varias veces y sigue mejorando", explicó la médico.

La demócrata tuvo que suspender sus actos de campaña desde el domingo hasta este miércoles.

La salud de la aspirante a la Casa Blanca ha sido puesta en duda por su adversario, el republicano Donald Trump, quien había insistido en que fueran reveladas sus afecciones.

Bardack explicó que este año Clinton ha padecido de una infección en el oído, síntomas de sinusitis, además de que ha sufrido alergias estacionales durante casi toda su vida.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Clinton fue llevada del brazo hasta su vehículo luego de que sufrió un mareo en el acto conmemorativo del 11 de septiembre en Nueva York.

El pasado 2 de septiembre tuvo fiebre ligera, congestión y fatiga durante 24 horas.

"En los siguientes días mientras viajaba (en su campaña), su congestión empeoró y desarrolló tos. Se le aconsejó verme cuando regresara de sus viajes para pruebas posteriores", dijo Bardack.

Clinton consume el medicamento Armor Thyroid para controlar su hipertiroidismo, el anticoagulante Coumadin, Levaquin para su neumonía, Clarinex para su alergia, así como vitamina B12.

El anticoagulante se le prescribió a Clinton después de que en 2012 se le detectara una coágulo sanguíneo en una vena situada entre el cerebro y el cráneo, por el que sufrió una contusión.

"Su examen físico completo es normal y está en perfecto estado mental", explicó la médico de la candidata en su informe dado a conocer este miércoles.

"Mi impresión general es que la señora Clinton se ha mantenido sana y no ha desarrollado nuevas condiciones médicas este año, aparte de sinusitis y la infección del oído y la neumonía".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Donald Trump tiene sobrepeso y controla su colesterol con medicación, pero dice tener buena salud.

Trump presenta sus resultados en televisión

El republicano Donald Trump también habló de su salud el martes en el programa de televisión del Dr. Mehmet Oz.

En un adelanto del programa que se emitirá el jueves, se vio al candidato de 70 años entregarle los resultados de su último examen médico al doctor Oz, un personaje con una carrera polémica al haber puesto las autoridades en duda la eficacia de los remedios que publicita en su programa.

Durante la entrevista aseguró que tiene sobrepeso, controlaba su colesterol con medicación, pero gozaba de buena salud.

Contenido relacionado