¿Quién es Diana Quer, la joven de 18 años cuya desaparición causa inquietud en España?

Página de Facebook de búsqueda de Diana Quer. Derechos de autor de la imagen Facebook
Image caption Diana desapareció hace un mes en un pueblo del noroeste de España.

Hace un mes, Diana Quer desapareció sin dejar rastro de la Pobra do Caramiñal, el pueblo gallego, en el noroeste de España, donde veraneaba.

Desde entonces, el rostro de esta joven de 18 años -de ojos oscuros y pelo moreno largo- se convirtió en una presencia cotidiana en los medios de comunicación españoles.

Su madre, la argentina Diana López Pinel, lanzó este miércoles una nueva petición de ayuda en la búsqueda de su hija.

"Quiero decirle a mi hija: Diana, mamá te ama, mamá te espera, te busca y te va a buscar", dijo ante una multitud de periodistas a las puertas de su casa en Madrid.

Pero, ¿quién es Diana Quer y por qué su caso levantó tanta inquietud en un país en el que se denuncian miles de desapariciones al año?

Secreto de sumario

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption La joven vacacionaba en el pueblo de Galicia, Pobra do Caramiñal, cuando desapareció.

La información oficial sobre el caso es poca y la desaparición de la joven -cuya residencia habitual es Pozuelo de Alarcón, un área exclusiva a las afueras de Madrid- está llena de interrogantes.

La guardia civil, a cargo de la investigación, le dijo a BBC Mundo que, mientras ese proceso siga abierto, se mantendrá el secreto de sumario, que esta semana se prorrogó por un mes más. Tampoco el abogado de la madre de la joven -contactado por BBC Mundo- quiso pronunciarse sobre la marcha de las pesquisas.

Sin embargo, desde la Delegación del Gobierno en Galicia le confirmaron a este medio que "se mantienen abiertas todas las líneas de investigación".

¿Qué se sabe?

En las últimas semanas, fuentes extraoficiales, sobre todo los padres de la joven, dieron detalles sobre las circunstancias de la desaparición: horas, lugares y contenidos de las últimas conversaciones telefónicas que permiten reconstruir algunos de los últimos pasos conocidos de Diana Quer.

Derechos de autor de la imagen Twitter Guardia Civil
Image caption Este es el cartel de la desaparición de Diana difundido por las autoridades.

"Se sabe que aquella noche ella salió para ir a la fiesta con sus amigas. La última conversación con su madre la tiene a la 01:21 de la mañana. Su madre la llama para preguntarle si quiere que la vaya a recoger. Ella dice que no, que vuelve caminando y que volverá en breve. Al día siguiente, la madre se levanta y la chica no está. Entonces es cuando presenta la denuncia", dice en conversación con BBC Mundo Natalia Puga, periodista gallega que ha seguido el caso para el diario El Mundo.

"A raíz de las investigaciones se conoce que ese mismo día a las 02:30 se despidió de sus amigas con las que había pasado la noche en la fiesta y les dice que volvía a casa. Varios testigos la vieron en el camino a casa. La última fiable la vio a la altura de una pizzería, justo antes de un camino bastante desangelado", añade.

En los primeros días después de la desaparición se publicó el contenido de una conversación de Whatsapp que Diana mantuvo con un amigo de Madrid poco después de las 02:30.

Última señal

"Dijo que estaba acojonada porque había una persona que la seguía. Al principio se pensó que esa persona podría ser la responsable de la desaparición, pero fue interrogado y está descartado que tenga algún tipo de implicación", apunta Puga.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La guardia civil informó que se mantiene el secreto de sumario en el caso.

Poco después, la señal del móvil de la joven se pierde. Son las cuatro de la mañana y se encuentra en Rianxo, un pueblo a unos 20km de su vivienda.

Desde ese momento, la hipótesis más repetida señala que la joven volvió a su casa, se cambió de ropa, salió y se subió a un automóvil.

"Se están registrando actividades de teléfonos móviles de todo el ayuntamiento y se están revisando cámaras a ver en qué coche se pudo subir Diana para estar a esos 20km a los que estaba cuando se perdió la pista de su móvil", señala la periodista.

Hasta la fecha, esa búsqueda no dio resultados.

Historia familiar

Pero parte del interés que muestran los medios españoles en el caso de Diana Quer se focaliza, además de en las circunstancias de su desaparición, en los detalles se han ido conociendo sobre su entorno familiar inmediato, sobre todo en la disputa de sus padres, el empresario inmobiliario Juan Carlos Quer y Diana López Pinel, de origen argentino, por la custodia de Valeria, la hermana menor de Diana, de 16 años.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption La señal del teléfono celular de Diana se pierde en el pueblo de Rianxo.

"Es un caso de familia adinerada que está teniendo los problemas de la gente normal: la separación fue muy complicada, con muy mala relación entre ellos y mala relación de los dos con Diana. Entiendo que este caso tiene tanto interés mediático tanto por lo misterioso de todo lo relacionado con la desaparición de la chica, a la que se le ha perdido el rastro por completo, como por su entorno", comenta Puga.

Repercusión excepcional

Desde la Asociación SosDesaparecidos, que trabaja en la ayuda y difusión de casos de personas desaparecidas en España, reconocen que el impacto del caso de Diana Quer es excepcional.

"La difusión normal de una alerta es de entre 120.000 descargas y 300.000 si es de un menor. En el caso de Diana la difusión ya ha sobre pasado los 700.000 accesos a esa imagen. La pregunta es: ¿esto es bueno o es malo? (…) La difusión es necesaria, útil y agradecida. Pero si no tenemos una barrera que defina muy bien lo que es la información podemos cometer errores muy graves", le dice a BBC Mundo Joaquín Amills, presidente de esa organización.

Derechos de autor de la imagen Twitter Guardia Civil
Image caption Este es el tuit que la guardia civil española difundió para encontrar a Diana.

Un mes después de la desaparición de Diana Quer, A Pobra do Carmiñal, un municipio de poco más de 9.700 habitantes poco acostumbrado a ser centro de interés mediático, trata de recuperar su ritmo normal.

"Al principio participamos en las batidas que se hicieron. Se mostró solidaridad con la familia y, como la cosa no está muy clara, el pueblo se volcó con ellos en la búsqueda", dice Ramón Valiño, jefe de la policía local, en conversación con BBC Mundo.

Sin embargo, muchas de las preguntas que se abrieron cuando hace cuatro semanas se perdió el rastro de la joven siguen vigentes.

Y la posibilidad de que la desaparición de Diana Quer fuera voluntaria parece cada vez más remota.

Temas relacionados

Contenido relacionado