“Los valores de Donald están donde esté la oportunidad”: Randal Pinkett, el único ganador negro del reality show de Trump, "The Apprentice"

Donald Trump, Melania Trump y Randal Pinkett posan para las cámaras. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Randal Pinkett fue el único afroestadounidense en ganar "The Apprentice", el reality show de Donald Trump.

Un machista y un lascivo: así describen a Donald Trump los trabajadores y participantes en su reality show "The Apprentice".

Según recabó una investigación de la AP entre más de 20 trabajadores y participantes del programa, Trump solía referirse al tamaño de los pechos de las concursantes o hablar de cuál sería mejor en un encuentro sexual.

Y con una mujer como contrincante en su aspiración a la Casa Blanca y la figura de la ex Miss Universo Alicia Machado en el centro de atención, el asunto del machismo de Trump no es menor, aunque no es la única crítica que le hacen.

BBC Mundo habló con Randal Pinkett, el único concursante de raza negra que resultó ganador. Esto es lo que nos contó.

Randal Pinkett no olvidará nunca su primer día de trabajo con Donald Trump.

Había sido el primer afroestadounidense en ganar el reality show "The Apprentice" ("El Aprendiz") en 2005 y el premio consistía en trabajar durante 12 meses en la organización Trump.

Al llegar al despacho en Nueva York del magnate que ahora es candidato a la presidencia de EE.UU., Pinkett notó que en su escritorio tenía varias revistas y periódicos amontonados con notas Post-itque sobresalían.

Trump le dio la bienvenida a la compañía, pero no apartaba la mirada de los papeles.

"Me preguntaba qué había detrás de esas notas. Cuando me incliné a mirar vi que eran artículos que mencionaban su nombre", le dijo Pinkett a BBC Mundo.

Ese ritual, señaló Pinkett, le dijo mucho sobre la personalidad "egocéntrica" del empresario convertido en político.

Solo habían compartido brevemente durante la grabación del programa, en el que Trump juzgaba a un grupo de participantes en sus habilidades para gerenciar un proyecto de negocios.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El empresario millonario fue el presentador de la versión estadounidense del reality show "The Apprentice" ("El Aprendiz").

"The Apprentice" tuvo gran éxito en la temporada de estreno en EE.UU. en 2004. Aunque las cifras de audiencia cayeron progresivamente hasta la séptima temporada en 2010, el reality siempre dio de qué hablar.

Fue en el ambiente laboral que Pinkett, consultor de negocios de 45 años, se armó una opinión sobre el republicano que podría llegar a ganar la Casa Blanca el próximo 8 de noviembre.

BBC Mundo conversó con Pinkett sobre su experiencia cercana al candidato.

¿Cómo era el ambiente de trabajo en la organización Trump?

Pasé un año como ejecutivo en la organización Trump y nunca, en el curso del año entero, me senté en una junta donde hubiese otra persona de color en ese nivel profesional.

Cuando trabajé para él en 2006 había muchas entidades con su nombre. La universidad, el instituto, Go Trump (web de viajes), Trump Mortgage, la revista Trump, Trump Ice (agua embotellada), los campos de golf, etc.

Así que había un número importante de oportunidades para el liderazgo.

Conocí a los ejecutivos de prácticamente todas esas entidades mientras trabajaba para el Trump Plaza en Atlantic City, Nueva Jersey.

Derechos de autor de la imagen Otro
Image caption Pinkett dice que aunque Trump sea una "mente brillante", no votará por él en las elecciones presidenciales de EE.UU.

La gran mayoría de sus empresas estaban lideradas por un hombre blanco. Pensándolo mucho, creo que la revista tenía una editora negra.

Pero aparte de esa estructura monolítica en cuanto a etnia en el nivel ejecutivo también se trataba de personas con la misma línea de pensamiento que él.

Personas que no lo retaban y Donald realmente no le da bienvenida a otro tipo de opiniones diferentes a las de él.

¿Cómo cree que piensa él?

Creo que su forma de pensar es la de un hombre blanco privilegiado que ha vivido y se ha desenvuelto en círculos elitistas, con escasa o ninguna interacción con gente diversa y con eso me refiero a musulmanes, afroestadounidenses, latinos y otros inmigrantes.

Por eso no sorprende que diga cosas que les resultan ofensivas a los musulmanes, mujeres, inmigrantes, negros, etc.

Donald solamente les ha dado la bienvenida a personas diversas en su mundo si son adineradas y exitosas. Como Russell Simmons, Don King y Mike Tyson, por ejemplo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Omarosa Manigault fue otra de las participantes de raza negra de The Apprentice y apoya a Donald Trump.

¿Cree que a raíz de su éxito en el programa "The Apprentice" Trump se planteó una carrera en la política?

No creo que su participación en el show haya sido una movida estratégica de él para moverse a la política.

Creo que fue una oportunidad para elevar su perfil y alimentar su ego. Al haber hecho eso con tal éxito, entonces empezó a contemplar qué más podía hacer para seguir proyectándose y ahí es que la presidencia comenzó a visualizarse en su cabeza.

Donald ama a Donald. Creo que la campaña le alimenta el ego y que parte de su deseo de ser presidente es otra oportunidad para él de estar en los reflectores.

¿Cómo era su interacción con él durante la grabación del programa?

Fue muy quirúrgica con la excepción de que cuando nuestro equipo perdía, pasábamos horas en la sala de juntas tratando de diseccionar quién era el más débil para que Donald lo atacara.

Pero creo que el momento del show que me dio más señas sobre quién era Donald fue la final de la cuarta temporada, donde participé.

Era el único hombre de color en ganar el show. Antes de mí ganaron tres blancos y después de mí otros tres.

Donald me nombró como ganador y luego me preguntó si quería compartir el título con los finalistas blancos.

Me pareció insultante porque no entendí por qué me hacía esa pregunta a mí y no lo hacía con los blancos.

Ahí me di cuenta de las tendencias racistas de Donald.

Pero creo que él no siempre está consciente de esas tendencias. Tiene una especie de insensibilidad de la que a veces es consciente y a veces no.

Creo que cuando él me hizo esa propuesta su intención no era mala, pero el problema que tiene y que hemos visto muchas veces es que aún cuando uno trae el problema a su atención, no demuestra un nivel de entendimiento sino que más bien se queda apegado a esas posturas que a veces le son cuestionadas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En abril de este año, Pinkett y tres exparticipantes más de "The Apprentice" pertenecientes a minorías hicieron público su rechazo a la campaña de Trump.

¿En algún momento durante su trabajo con Trump le hizo saber de algún desacuerdo o le cuestionó alguna decisión?

Después de haber trabajado con él. Hace cinco años, cuando estaba contemplando lanzarse a la presidencia y también cuestionaba el lugar de nacimiento del presidente Obama.

Decidí llamarlo para dejarle saber que estaba ofendido como afroestadounidense por ese señalamiento. Y le dije que si quería ser presidente, así no le iba a funcionar porque estaba ofendiendo a otros estadounidenses.

Él en seguida rechazó mi consejo, le pareció que no tenía mérito, me acusó de que trataba de hacer publicidad con eso a pesar de que lo llamé privadamente. Ese fue el fin de la conversación.

¿Cómo se desempeñó en la pasantía con Trump?

Me fue bien, quedaron contentos con mi trabajo y yo quedé complacido con el progreso en las asignaturas que me dieron. Donald y yo mantuvimos una buena relación en los años posteriores cuando volví a mi trabajo regular.

Ha sido recientemente cuando yo he hablado sobre la campaña que ha estado criticándome y ha dicho que soy un fracaso.

¿Qué virtudes destacaría de él?

Donald tiene una mente brillante para los bienes raíces. He estado con él en conferencias de prensa y a su lado en apariciones mediáticas, he tenido la oportunidad de estar en la mesa ejecutiva con discusiones de ese nivel y creo que él conoce extremadamente bien la industria inmobiliaria.

Además es un maestro cuando se trata de mercadeo, promoción, auto promoción y uno de los pocos empresarios que ha podido establecer una marca que es su propio nombre asociándola a cosas como el lujo, éxito y muchas características de aspiraciones personales.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption "You're fired" ("Estás despedido") fue la frase con la que Donald Trump se hizo un célebre personaje de la televisión.

En 2010 escribió un libro llamado "Black faces in White places" ("Caras negras en ambientes blancos"). ¿Se basó en la experiencia vivida con Trump?

Absolutamente. Lo que pasa es que esa experiencia no es poco común para muchos profesionales negros en EE.UU. que entran en círculos ejecutivos. Mientras más asciendes en una organización, ves a menos gente que se parece a ti.

El hecho de haber ganado "The Apprentice" contribuyó a hablar de esa realidad. Como negro tenía que ser doblemente bueno para ser considerado como igual y ese fue mi caso en el reality y en la organización Trump.

Usted dijo que no conoció las visiones políticas de Trump al trabajar con él. ¿Esto quiere decir que él no mezclaba los negocios con la política?

Lo que hacía antes de entrar en la política era mezclar ambas cosas en función de favorecer su propia agenda como empresario.

Si era útil para su agenda darles dinero a los demócratas, lo hacía.

Sus valores están donde esté la oportunidad.

Contenido relacionado