"Es una vergüenza que maten a nuestros padres y madres": el llanto desconsolado de una niña al hablar sobre el trato a los negros en EE.UU.

Media playback is unsupported on your device
Violencia contra los negros en EE.UU.: el discurso de una niña que conmovió al público

"Es una vergüenza que maten a nuestros padres y madres, y no los podamos ver más".

La que habla entre lágrimas es Zianna Oliphant, de 9 años.

Ella, junto a su familia y miembros de la comunidad, participó el pasado lunes de una reunión en la sede de la alcaldía de Charlotte, en Carolina del Norte (EE.UU),

Acudieron allá para expresar su dolor y enojo una semana después de la muerte de un hombre negro a manos de la policía.

Zianna habló espontáneamente frente a decenas de personas sin haber preparado un discurso, según aseguró su madre, Precious Oliphant.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Zianna rompió en llanto cuando empezó a describir sus sentimientos.

"Vine hoy para decirles cómo me siento. Y siento que somos tratados diferente", comenzó la pequeña.

"Somos personas de raza negra y no deberíamos sentirnos así", dijo con la voz entrecortada.

"Es una vergüenza que maten a nuestros padres y madres, y no los podamos ver más. Es una pena que tengamos que ir a sus tumbas", agregó mientras el público la alentaba para que continuara con su discurso, interrumpido por la emoción que la embargaba.

En los últimos días ha habido importantes protestas en Charlotte en protesta por la muerte de la muerte de Keith Scott, un hombre negro que, según testigos, estaba desarmado cuando la policía le disparó.

Los agentes dicen que el hombre tenía un arma de fuego que fue encontrada en el lugar del tiroteo.

Este caso, junto a la reciente muerte de otro hombre negro desarmado a manos de la policía en Tulsa, Oklahoma, volvió a revivir el debate sobre el trato que reciben los afroestadounidenses por parte de las fuerzas de seguridad.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Zianna dijo que fue espontánea en su discurso.

"Todo lo que queremos es tener los mismos derechos y queremos ser tratados de la misma manera que otras personas", dijo Zianna Oliphant en una entrevista al día siguiente de su sentida intervención en la alcaldía de Charlote.

Al describir sus sentimientos en el momento en el que ofreció el discurso, la pequeña dijo que "estaba un poco nerviosa y emocionada, porque las cosas que dije fueron fuertes para mí".

"Así que, por eso, me puse a llorar", explicó al canal de noticias NBC.

Temas relacionados

Contenido relacionado