Reconstrucción rectal, la cirugía en secreto que alarga el "limbo legal" en Guantánamo de uno de los principales sospechosos de los atentados del 11S

Mustafa al Hawsawi Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Mustafa al Hawsawi fue detenido en Pakistán en marzo de 2003. Estuvo detenido hasta 2006 en un centro de la CIA y luego fue llevado a la base de Guantanamo donde permanece desde entonces.

Mustafa al Hawsawi es uno de cinco sospechosos acusados del crimen más grande de la historia reciente de Estados Unidos: los atentados del 11 de septiembre de 2001.

El hombre, de 48 años y originario de Arabia Saudita, se encuentra detenido desde 2006 en la base militar estadounidense de Guantánamo (en la isla de Cuba), donde espera un proceso judicial que pide la pena de muerte.

Junto a otros cuatro hombres está acusado de ser los cerebros de las operaciones financieras y de entrenamientos que facilitaron los atentados del 11S, en los que murieron casi 3.000 personas.

En sus audiencias preparatorias, Al Hawsawi ha tenido que usar una almohada para sentarse: fue diagnosticado con prolapso del recto, una condición en la que el tejido rectal sale a través del ano, además de hemorroides crónicas y fisuras anales.

El abogado de Al Hawsawi, Walter Ruiz, explicó a BBC Mundo que como consecuencia su cliente sufre de dolor severo.

"Continúa bajo dolor, con problemas para defecar, necesita reinsertar su recto cada vez que hace sus necesidades", dijo Ruiz, quien anunció que su cliente será sometido a una cirugía este viernes.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La base militar estadounidense en Guantánamo, Cuba, tiene un centro de detenciones para sospechosos de casos como los atentados del 11 de septiembre.

¿Qué relación tiene su condición con los atentados del 11 de septiembre?

Es una pregunta que se responde gracias a un informe clasificado de 6.700 páginas sobre prácticas de tortura de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés).

Un resumen de ese documento fue desclasificado en 2014 por el Senado de EE.UU. y revela que Al Hawsawi fue sometido a interrogatorios con técnicas que derivaron en su condición actual.

Técnicas de "control de conducta"

Desde su detención en Pakistán, en 2003, fue llevado a un centro de detención de la CIA, llamados sitios negros por su ubicación secreta, y fue sometido a varias técnicas de interrogatorio hasta 2006.

Entre ellas estaban los exámenes rectales con "fuerza excesiva",así como una técnica de "rehidratación" por la vía anal, como método de "control de conducta".

También fue sometido a técnicas de simulación de ahogamiento.

"Al Hawsawi clamaba a Dios mientras el agua era vertida sobre él y uno de los interrogadores afirmó que fue por la temperatura fría del agua", dice el informe del Senado citando a testigos.

Además, padece dolores severos en la cabeza, en la espalda y en el cuello por la técnica "walling" (del inglés "muro") que consiste en hacer que una persona se estrelle en contra de una pared.

La administración de George W. Bush abrió en 2002 los centros de detención de Guantánamo después del 11S y en 2006 ese presidente hizo el "reconocimiento público" de la existencia del programa de detención e interrogatorios de la CIA, según el informe del Senado.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En Guantánamo ha habido detenidos desde 2002, cuando iniciaba la ofensiva de Estados Unidos contra el terrorismo en Medio Oriente.

"Limbo legal"

El 11 de septiembre de 2001, cuatro aviones fueron secuestrados en EE.UU.: dos impactaron a las Torres Gemelas de Nueva York, otro contra el edifico del Pentágono y un cuarto no alcanzó ningún objetivo y se estrelló en un campo de Pensilvania.

Los episodios causaron la muerte de casi 3.000 personas y dieron pie a la intervención militar de EE.UU. en Afganistán e Iraq en la llamada "guerra contra el terrorismo".

La inteligencia de EE.UU. identificó, entre varios sospechosos, a cinco hombres como los "cerebros" de la operación: Khalid Sheikh Mohammed, Ali Abd al Aziz Ali, Waleed bin Attash, Ramzi bin al Shibh y Mustafa Ahmad al Hawsawi.

Al ser sospechosos de terrorismo, secuestro de aeronaves, conspiración, ataques a civiles, lesiones graves y violaciones al derecho de guerra, "de ser encontrados culpables en un juicio, enfrentarían penas de muerte", dice el Departamento de Defensa.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption De izquierda a derecha, Ali Abd al Aziz Ali, Waleed bin Attash, Khalid Sheikh Mohammed, Mustafa Ahmad al Hawsawi y Ramzi Binalshibh.

Pero ninguno de los cinco sospechosos ha recibido cargos de manera formal y están bajo detención en virtud de la Ley Pública de EE.UU. 107-40, que autoriza el uso de la fuerza militar en contra de quienes "hayan planificado, autorizado o cometido los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001", según un informe de Naciones Unidas

"Al parecer, la autorización general permite la detención perpetua", dice el reporte del Grupo de Trabajo sobre las Detenciones Arbitrarias del organismo.

Al Hawsawi fue "ligado" a los ataques de 2001 por la CIA gracias a la captura de Ramzi bin al Shibh y fue descrito como miembro de Al Qaeda y "facilitador" financiero en la operación del 11S, explica el reporte sobre tortura del Senado estadounidense.

Sin embargo, el abogado Walter Ruiz denuncia que su cliente ha estado en un "limbo legal" desde su detención el 1 de marzo de 2003 en Pakistán, pues nunca ha sido acusado formalmente y mucho menos sentenciado a estar en prisión.

"Hasta ahora sigue sin haber una fecha para iniciar un juicio y solo ha habido audiencias preparatorias", dice Ruiz.

Es el mismo caso de los otros cuatro acusados, pues el proceso es sumario, explica el abogado a BBC Mundo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los atentados del 11 de septiembre han sido el ataque a suelo estadounidense más grave en la historia moderna del país.

Organizaciones pro derechos humanos que siguen el caso, como Amnistía Internacional o la británica Redress, han levantado la voz y aluden a un fragmento del informe del Senado.

Dicen que "muchos individuos" han sido sometidos a las técnicas de interrogación de la CIA a pesar de las "dudas y cuestionamientos acerca de su conocimiento de amenazas terroristas y la ubicación de los altos líderes de Al Qaeda".

En particular de Al Hawsawi, un jefe de interrogadores envió al cuartel de la CIA una comunicación en la que afirma que este saudí "no parece ser una persona que sea un genio financiero", dice el informe.

Cirugía en condiciones desconocidas

La presentación de Al Hawsawi en audiencias ha sido extenuante para el cliente del abogado Ruiz, pues el movimiento le causa "mucho dolor y eso limita su capacidad para presentarse".

En las ocasiones en las que ha asistido, el traslado hacia la sala de juzgado ha sido tan complicado que hasta debe sentarse en una almohada para aliviar el dolor, explica Ruiz.

El abogado reveló que este viernes 14 está programada una cirugía para que pueda lidiar mejor con su trastorno y le ayudaría a su defensa.

Pero considera "inaceptable" que no se le ha permitido conocer bajo qué condiciones se dará esa cirugía, pues es un tipo de cirugía para la cual duda que haya especialistas e instalaciones adecuadas en la base militar de Guantánamo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Naciones Unidas ha señalado que las "prácticas" del gobierno de EE.UU. "contradicen" el compromiso que dice tener con la transparencia en el caso de los detenidos de Guantánamo.

Sobre la atención médica que recibe Al Hawsawi, el médico Jonathan Woodson, del Departamento de Defensa de EE.UU., dijo en una carta de marzo pasado dirigida a Amnistía Internacional que por política de "privacidad" de los detenidos el gobierno no provee información de su condición de salud.

Pero explica que la instrucción 2310.08E ordena al personal médico a atender la salud física y mental de los detenidos bajo "juicio profesional y estándares como los que se aplican al personal de las Fuerzas Armadas de EE.UU.".

"Tenga la seguridad de que el Sistema de Salud Militar hace esfuerzos extraordinarios para proporcionar todos los cuidados de salud necesarios para los detenidos de Guantánamo", dice la carta que Amnistía reenvió a BBC Mundo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Barack Obama firmó en 2009 una orden ejecutiva para cerrar el centro de detenciones de Guantánamo. En 2016 aún hay unas 61 personas prisioneras.

Cuando Barack Obama inició su administración firmó una orden ejecutiva para cerrar el centro de detenciones de la base militar de Guantánamo, pues era una de sus promesas de campaña ante las sospechas de violaciones a los derechos humanos.

Había 242 detenidos a principios de 2009, según el Departamento de Defensa, y desde entonces la mayor parte de los detenidos han sido enviados a varios países, algunos sin cargos y en libertad como los seis que fueron a Uruguay.

"En un lapso no mayor a un año" se daría el cierre total, dijo Obama, pero a tres meses de concluir su mandato aún quedan 61 personas, entre ellos los cinco sospechosos más importantes del 11S.

El presidente responsabiliza al Congreso de EE.UU., de mayoría opositora, de "imponer restricciones" para que los detenidos sean enviados a otros países o encarcelados en prisiones en suelo estadounidense.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El caso de Mustafa al Hawsawi es similar al de otros detenidos que no han tenido un juicio para determinar si son culpables o inocentes. Organizaciones pro derechos humanos se han manifestado por este tipo de procedimientos.

Rehabilitación y atención

Para el abogado Walter Ruiz, lo primordial es que las autoridades "faciliten la rehabilitación" de Al Hawsawi y entonces se defina su situación.

Para el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de Naciones Unidas, la privación de la libertad de Al Hawsawi es "arbitraria por cuanto contraviene los artículos 9 y 10 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos".

"La reparación adecuada sería poner en libertad a Al Hawsawi y concederle el derecho efectivo a obtener una indemnización" conforme al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, según una resolución aprobada el 20 de noviembre de 2014.

Sin embargo, Al Hawsawi es sospechoso de lo que el entonces presidente estadounidense George W. Bush describió como un acto que hizo ver a su país "lo peor de la naturaleza humana" y por el que prometió encontrar a los responsables.

Temas relacionados

Contenido relacionado