Elecciones en Estados Unidos: Evan McMullin, el exagente de la CIA que le está ganando los votos a Donald Trump

Ewan McMullin en camapaña Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Ewan McMullin lanzó su candidatura en agosto como una opción para los republicanos que rechazaban la campaña de Donald Trump.

Utah es un estado rojo, pero en la elección de este año ese tono se ha desteñido.

En las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el Partido Republicano ha tenido a Utah en la bolsa en cada votación desde 1968.

Pero este año hay un nombre que tiene a la campaña de Donald Trump en problemas, y no se trata de la demócrata Hillary Clinton (o no totalmente).

Evan McMullin es el quinto candidato en la carrera por la Casa Blanca este año.

Es un candidato que corre por la vía independiente, y aunque su nombre ni si quiera aparece en las encuestas nacionales, en Utah es una historia muy diferente.

Tres sondeos estatales ponen a McMullin en un empate técnico con Trump y Clinton, lo que deja al aspirante independiente en una buena posición para ganar el estado.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption McMullin es originario de Utah y durante 11 años trabajó en la CIA y también como asesor de los republicanos en el Congreso.

La encuesta de Dan Jones y Asociados ubica a Trump con 30% de las preferencias, McMullin con 29% y Clinton con 25%.

El sondeo de Rasmussen es similar, pero le da a Clinton 28%, mientras que el Colegio Emerson incluso pone a McMullin al frente con 31% sobre 27% de Trump y 24% a la demócrata.

Hasta ahora ningún candidato independiente ha ganado una elección estatal en las elecciones presidenciales, y por una tercera vía partidista lo logróGeorge Wallace en 1968 cuando ganó 5 estados.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El nombre de Evan McMullin solo aparecerá en las boletas de 11 estados debido a que presentó su candidatura después de que cerraron los registros en la mayoría de los estados de EE.UU.

El voto mormón

"Yo soy, así lo creo, el único conservador de verdad en esta carrera", se ha autodefinido McMullin.

Once años en la Agencia Central de Inteligencia (CIA), asesor de asuntos de inteligencia en el Congreso de EE.UU. y director de políticas de los republicanos en la Cámara de Representantes es el historial en la carrera de McMullin.

"Humildemente me ofrezco como líder que puede dar a millones de estadounidenses desencantados una alternativa conservadora para presidente", dijo cuando lanzó su candidatura.

Aparecerá en la boleta de 11 de los 50 estados de EE.UU., pues registró su candidatura tarde para la mayoría de los otros estados, pero el aspirante ha hecho un llamado para que en el resto de los estados la gente escriba su nombre en la papeleta.

En su campaña ofrece un respaldo firme a valores conservadores como la posesión de armas, el rechazo al aborto y limitar la intervención del gobierno en la economía.

Ideas muy arraigadas entre los votantes de Utah que en esta elección están en conflicto con la campaña de Trump y por lo que han optado por apoyar a McMullin e incluso a Clinton.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Los habitantes de Utah que no coinciden con los dos candidatos punteros han optado por apoyar a McMullin.

"Evan McMullin ha comenzado a robar el votomormón", explica la columnista Jane Kendrick sobre la lógica en el voto de los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a la que pertenece 60% de los habitantes del estado.

"Cuando salieron las grabaciones y salieron las acusaciones (de agresiones sexuales contra Trump), creo que es justo cuando todo se vino abajo (para los republicanos). Es decir, como mormón simplemente no puedes defender eso", dijo Kendrick a NPR, la radio pública de EE.UU.

McMullin entonces ha capitalizado el rechazo a Trump en Utah, pues el rechazo hacia los demócratas en el estado entre muchas personas es más grande que la posibilidad de votar por Clinton.

"Creo que ella plantea una gran amenaza para el sistema que funciona en Utah. Creo que es una amenaza para el sistema patriarcal. Ella representa una amenaza para los roles de género", explica Kendrick.

De ahí que este estado del oeste de Estados Unidos pueda cambiar el rojo que ha dominado su política desde hace casi 50 años.

Retrato de Hillary Clinton

48%

Hillary Clinton

Retrato de Donald Trump

44%

Donald Trump

Por favor, active Javascript para ver el gráfico.

Contenido relacionado