Corea del Sur: allanan las oficinas de Samsung en relación con escándalo político que rodea a la presidenta

Banderines de Samsung Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Se acusa a la compañía de haber entregado US$3,1 millones a una compañía propiedad de la asesora de la presidenta.

El escándalo político que rodea a la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, involucró este lunes a un nuevo actor: el gigante tecnológico Samsung.

La fiscalía surcoreana allanó este lunes las oficinas de la compañía oriunda de ese país como parte de una investigación de corrupción a la mandataria.

Las autoridades investigan si Samsung le entregó dinero a la hija de Choi Soon-sil, amiga cercana de la presidenta.

Choi ha sido acusada de usar su amistad con la mandataria para inmiscuirse en la política nacional y solicitar donaciones de empresas.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption "Merezco morir", dijo Choi Soon-sil el lunes, tras comparecer ante la fiscalía.
Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La mandataria se disculpó públicamente hace unos días por sus lazos con Choi.

Samsung confirmó el allanamiento a sus instalaciones pero se abstuvo de dar mayores detalles a la BBC.

La presidenta Park se disculpó por sus lazos con Choi, pero se ha enfrentado en los últimos días a crecientes presiones que piden su dimisión.

Caballos en Alemania

Los fiscales investigan acusaciones de que Samsung pudo haber entregado US$3,1 millones a una compañía propiedad de Choi y su hija, para financiar el entrenamiento ecuestre de esta en Alemania.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption En los últimos días se han registrado protestas ciudadanas que piden la renuncia de la presidenta surcoreana.
Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Las oficinas de Samsung en Seúl fueron allanadas este lunes.

Las autoridades también reportaron haber allanado las oficinas de la Federación Ecuestre Coreana y la Asociación Coreana de Asuntos Ecuestres.

Choi fue arrestada el pasado 3 de noviembre por cargos de fraude y abuso de poder.

En los últimos días, decenas de miles de surcoreanos han protestado en la capital, Seúl, para exigir la dimisión de la presidenta Park.

Choi, antigua amiga de Park, es la hija de Choi Tae-min, un líder misterioso y cuasi religioso que guardaba vínculos estrechos con el padre de Park, el expresidente Park Chung-hee.

Tráfico de influencias

Choi fue acusada de haber convencido a empresas a donar millones de dólares a fundaciones que ella misma controlaba, haber ayudado a escoger aliados presidenciales e incluso de haber escogido el guardarropa de la mandataria.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Miembros de la oposición protestaron este lunes en la Asamblea Nacional en Seúl a la llegada de la presidenta.

Park se disculpó en televisión por haber permitido acceso inapropiado de su amiga cercana a las políticas públicas de su gobierno.

La mandataria admitió también que Choi editó algunos de sus discursos.

Tras el escándalo, Park sustituyó al primer ministro, reorganizó el gabinete y despidió a varios asesores, pero hay cada vez más llamados que piden su renuncia o juicio político.

La situación ha dejado a Park con una aprobación popular de solo 5%.

Choo Mi-ae, líder del principal partido opositor, dijo que no podía creer que su disculpa fuese genuina y le pidió que acepte a un nuevo primer ministro recomendado por el Parlamento.

Park se convirtió en la primera mujer presidenta en Corea del Sur en una elección reñida en diciembre de 2012.

Temas relacionados