Por qué tantos comparan el triunfo de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos con el Brexit en Reino Unido

Seguidores de Trump Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Votantes blancos con bajos niveles educativosy altos niveles de pobreza, de zonas rurales y mayores de edad fueron clave para el triunfo de Trump

Las comparaciones entre la victoria de Donald Trump en Estados Unidos y el triunfo del Brexit en Reino Unido han inundado las redes sociales y es innegable que se trata de dos de los hechos con más repercusión internacional de 2016.

Ambos eventos tomaron por sorpresa a los actores económicos y políticos, y a gran parte de la opinión pública.

También sorprendieron a analistas, encuestadores y a los mercados internacionales, generando incertidumbre sobre el futuro de la economía mundial.

BBC Mundo te ofrece un panorama de las similitudes que existen entre el Brexit y la victoria de Donald Trump.

1. Discurso anti-inmigrante

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Donald Trump prometió deportar unos 11 millones de migrantes ilegales

Tanto el triunfo del Brexit en Reino Unido como la campaña de Donald Trump tuvieron como uno de sus elementos base el discurso en contra de la inmigración.

Donald Trump ha capitalizado el resentimiento de una parte importante de la población de EE.UU. en contra de inmigrantes y refugiados.

El ahora presidente electo prometió deportar a unos 11 millones de inmigrantes ilegales y construir un muro para separar a EE.UU. de México.

En Reino Unido, la inmigración y en particular el libre flujo de ciudadanos europeos a suelo británico fue uno de los factores que movilizaron a los votantes a favor de la salida de la Unión Europea.

Nigel Farage y otros líderes que favorecieron el Brexit enfatizaron en sus campañas la necesidad de que el país "tomara control de sus fronteras".

El empresario británico Martin Sorrell, de la multinacional publicitaria WPP, citó a la inmigración como uno de los "temas clave que inclinó la balanza del electorado de forma significativa, tanto en Reino Unido como en Estados Unidos".

2. Desencanto en el manejo de la economía y el rechazo a la globalización

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los analistas señalan que el desencanto con la globalización económica ha sido evidentemente un factor tanto en el triunfo de Trump como en la victoria del Brexit

Empujando el voto a favor de Trump ha estado también el desencanto con la economía.

Amplios sectores de la clase trabajadora estadounidense que han visto desplomarse sus ingresos en las últimas décadas, en particular desde la crisis de 2008, se han sentido representados en el discurso de Trump.

Un ex asesor del presidente Barack Obama, David Axelrod, destacó en un artículo escrito en junio pasado que las mismas fuerzas antiglobalización que impulsaron el Brexit estaban detrás de la campaña de Donald Trump.

"Hay un aspecto fundamental que todas las economías desarrolladas tienen que enfrentar y es que la globalización y el cambio tecnológico han marginalizado a millones de personas que han visto sus salarios caer", dijo.

Derechos de autor de la imagen Jonathan Bachman
Image caption Trump recibió el apoyo de uno de los impulsores del Brexit, Nigel Farage.

En Reino Unido, el editor económico del diario The Guardian indicó tras el referendo de junio que el Brexit había sido un "rechazo a la globalización".

"Esto fue más que una protesta en contra de las oportunidades laborales que nunca llegaron o las viviendas que no fueron construidas. Fue una protesta en contra del modelo económico que ha prevalecido en las últimas tres décadas", señaló en un artículo en junio pasado.

En un tuit en el que felicitaba a Donald Trump, el director de la Organización Mundial de Comercio (OMC) Roberto Azevedo señalaba que "es claro que el comercio no está funcionando para muchos. Debemos remediar esto y asegurarnos de que deje beneficios para las mayorías".

3. Las encuestas fallaron

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Sollozos en el campo de Hilary Clinton, algarabía entre los que apoyan a Trump.

Las encuestas y la gran mayoría de los analistas políticos le daban el triunfo a Hilary Clinton.

La victoria de Trump se une así a uno de los muchos fracasos en los pronósticos de las encuestadoras en los últimos tiempos.

Cuando avanzaba el conteo, las predicciones fueron puestas completamente en entredicho, y lo mismo sucedió con los sondeos que un año antes descartaban la posibilidad de que Trump ganara la nominación republicana.

En declaraciones que ofreciera al portal Político Geoff Garin, experto en sondeos de opinión, señaló que muchas encuestas no tomaron una muestra adecuada de los sectores blancos de bajo nivel educativo, un grupo que favorecía a Trump.

Y por otra parte, "se ha sobreenfatizado el que la diversidad demográfica (voto inmigrante y latino) iba a garantizar el triunfo de Clinton".

En en caso del Brexit, algunos sondeos le daban al voto a favor de Reino Unido de permanecer en la Unión Europea un 88% de probabilidad de ganar.

4. Quien votó por quién

La mayoría de los analistas coinciden que una buena parte del voto que benefició a Trump fue de protesta y de furia contra una clase política "establecida" a la que consideran desconectada y distante.

Es la misma explicación que se ha hecho en relación al Brexit.

Anthony Zurcher, analista de la BBC, señala que estados del medio oeste de Estados Unidos con larga tradición de voto demócrata se inclinaron a favor de Trump.

Y ese voto fue liderado por "votantes blancos sin educación universitaria que han abandonado el partido en masa".

Según The New York Times, Trump logró captar el voto de cinco estados que le dieron el triunfo a Obama en 2008 y 2012, y en todos ellos votantes blancos con este perfil constituyeron la mayoría de los votantes.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En el triunfo del Brexit fue clave el voto de protesta, sobre todo de sectores trabajadores del norte del país.

En Reino Unido, los votos de la clase trabajadora del norte del país y de Gales fueron decisivos en darle el triunfo al Leave, la opción de dejar la Unión Europea.

En las zonas rurales el voto a su favor fue mucho mayor que el promedio nacional.

En Estados Unidos, Trump ganó las preferencias del electorado rural y suburbano, en tanto que el voto urbano tiende a ser más demócrata.

Esto fue notable en lugares como California y Nueva York.

Así mismo, la gente mayor de 45 años votó a favor de Trump. También en Reino Unido esta generación favoreció al Brexit.

5. Incertidumbre política y económica

Y las similitudes no podrían ser mayores cuando se trata de la incertidumbre económica y política que se abren con este triunfo, tal como ha sucedido también en Reino Unido con el Brexit.

Eso se manifestó de inmediato en la caída de los mercados después de anunciado el triunfo, aunque los mercados han vuelto a repuntar.

Si Donald Trump lleva a cabo su promesa de renegociar tratados de libre comercio y de adoptar medidas proteccionistas eso marcaría una ruptura con el modelo de libre comercio que se ha favorecido en las últimas tres décadas.

En Reino Unido, la victoria del Brexit implicaría también un cambio fundamental en las relaciones con la Unión Europea, que podría tener consecuencias para la solidez y el futuro mismo del bloque europeo.

En ambos casos, el futuro es incierto.

Contenido relacionado