El estudio que echa abajo la idea de que en China hay 30 millones de mujeres menos por la política de un solo hijo

Cartel que animaba a tener un solo hijo en China en 2001. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption China anunció el final de la política de un solo hijo en 2015.

Académicos han sostenido durante años que, debido a más de tres décadas de política de un solo hijo, en China hay entre 30 y 60 millones de hombres más que mujeres.

Incluso el director de la Comisión Nacional de Población y Planificación Familiar de China, Zhang Weiqing, lo reconocía durante una entrevista con el diario South China Morning Post el 24 de enero.

"Por supuesto, el desequilibrio de género tiene que ver con la estricta política de planificación familiar en China", admitía, haciendo referencia al censo oficial.

De acuerdo al censo de 2010, por cada 100 mujeres nacían en el país 118 hombres, mientras la proporción promedio global es de 105 hombres por 100 mujeres.

Pero una investigación recién publicada en la edición de noviembre de la revista especializada China Quarterly asegura que la cifra es "exagerada".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Según el estudio, las cifras sobre la desproporción de género en la población china son "exageradas".

"Hasta ahora se ha creído que en China hay al menos 30 millones de mujeres menos que hombres, tanto como la población total de California", dice John Kennedy, de la Universidad de Kansas (Estados Unidos), quien ha liderado el estudio junto a Shi Yaojiang, profesor de economía de la Universidad Normal de Shaanxi (China).

"Y se ha explicado la brecha de género que muestra el censo con argumentos demográficos, incluso señalando los abortos selectivos y el infanticidio como dos de las razones", prosigue el experto en políticas sociales de China, en referencia a las denuncias que han hecho durante años activistas pro derechos humanos.

"Pero nosotros hemos encontrado una explicación política para ello".

"De las que no existen"

Según los expertos, millones de matrimonios chinos no registraron a sus hijas al nacer, por miedo a las sanciones por incumplir la política de un solo hijo, una medida que se puso en marcha en 1979 para frenar el crecimiento de la población y que no se aboliría hasta el año pasado.

Los investigadores aseguran, además, que lo hicieron con el conocimiento de las autoridades locales, quienes permitieron la práctica para mantener la "calma social".

Fue una conversación que Kennedy mantuvo con un campesino en 1996 lo que los puso sobre la pista.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption En la década de 1980 las autoridades permitieron a las familias de la China rural tener otro hijo si el primero era niña.

Desde la década de 1980 a las familias rurales les era permitido tener un segundo hijo si el primer bebé había sido niña.

Pero el agricultor en cuestión no tenía dos hijos, sino tres.

Cuando se los presentó al investigador, le indicó cuál era el nombre de su hija mayor y de su hijo, pero de la niña menor le dijo que era "una de las que no existen", cuenta Kennedy en la página web de la Universidad de Kansas.

"A medida que íbamos entrevistando a ciudadanos y a funcionarios de alto y bajo nivel nos fuimos dando cuenta de que existía un acuerdo tácito que permitió que millones de niñas y niños no fueran registrados", explica Kennedy.

"Pero estos niños que no fueron inscritos al nacer aparecerían en otros registros escolares o matrimoniales años más tarde".

Cuestión de registro

Así lo vieron cuando, después de llevar a cabo miles de entrevistas durante más de una década, comenzaron a analizar actas de nacimiento y otro tipo de documentos, como registros matrimoniales.

Los investigadores compararon, por ejemplo, el número de niños nacidos en 1990 con los que tenían 20 años en 2010.

Y descubrieron que había cuatro millones de veinteañeros más de los que debía haber de acuerdo al registro de nacimientos 20 años atrás.

De esos cuatro millones, 2,5 eran mujeres y 1,5 hombres.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Según los investigadores, millones de niñas quedaron sin registrar al nacer en China.

Visto eso, los expertos calculan que en más de tres décadas que estuvo en vigor la política de un solo hijo habrían quedado sin registrar al menos 25 millones de niñas en todo el país.

"Era sabido que muchas niñas no eran inscritas al nacer", reconoce Weiliang Nie, editor del servicio chino de la BBC.

Liang Zhongtang, un demógrafo de la Academia de Ciencias Sociales de Shanghái, es uno de los que han puesto el tema sobre la mesa.

"Pero este el primer estudio detallado sobre la cuestión", dice Nie, el periodista del servicio chino de la BBC, haciendo hincapié en la importancia del trabajo.

Hasta el momento, las autoridades chinas no se han hecho eco de las conclusiones del estudio.

"Es la primera vez que una investigación nos permite hacernos una idea de la dimensión del asunto", de la gran cantidad de niñas que quedaron sin registrar y de lo lejos que estarían las estadísticas de la realidad, señala el periodista.

Temas relacionados