Nueva Zelanda: el primer ministro John Key renuncia sorpresivamente "por razones familiares"

Primer ministro de Nueva Zelandia John Key Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El primer ministro de Nueva Zelanda abandona el cargo por razones personales.

John Key anunció que dimitirá como primer ministro de Nueva Zelandia, después de ocho años en el cargo.

Key dijo que es "la decisión más difícil que he tomado".

"No sé lo que voy a hacer a continuación", añadió.

El vice primer ministro, Bill English, sería quien que asuma el control hasta que el Partido Nacional celebre un caucus para elegir un nuevo gobernante.

Key se retira a pedido de su esposa Bronagh, informó el diario New Zealand Herald.

El primer ministro ganó un tercer mandato en las elecciones de septiembre de 2014.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Es "la decisión más difícil que he tomado", dijo el primer ministro de Nueva Zelanda, John Key.

Key hizo el anuncio durante su conferencia de prensa semanal y citó razones familiares detrás de su sorpresiva decisión.

Dijo que el trabajo requería grandes sacrificios "de quienes son las personas que más quiero".

Añadió que sus hijos han estado bajo "un nivel extraordinario de intrusión".

"Todo lo que puedo decir es que le di todo lo que tenía", concluyó el funcionario, que abandonará formalmente el cargo el 12 de diciembre.

¿Futuro de cambios?

El anuncio del primer ministro tomó incluso a su gabinete por sorpresa.

Pocos políticos saben cuándo retirarse y yo no quiero ser uno de ellos, le dijo a la prensa Key, uno de los líderes partidarios con mayor nivel de aceptación entre los ciudadanos en décadas.

Su partido ha estado en el poder desde 2008, con triunfos electorales con casi el 50% de los votos y con buenas posibilidades de renovar el mandato por cuarta vez en las elecciones de noviembre del año que viene.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La renuncia, "a pedido de mi esposa" Bronagh.

Parte del buen desempeño se lo debe el partido a Key, que tiene la capacidad de ganar adhesiones en un amplio espectro de votantes.

Su optimismo y empatía, señalan los analistas, han sido en parte la razón por la que Nueva Zelanda no ha visto el surgimiento de movimientos populistas como los de otros países del Atlántico Norte.

También le celebran su estrecha relación con el vice primer ministro English, que es además ministro encargado de la economía y ha tomado una actitud de cautela fiscal, aunque no de austeridad, que ha rendido buenos frutos.

Pero su salida ahora deja espacio para partidos como el New Zealand First, populista y nacionalista, así como para el Labour, de izquierda, o los Verdes.

Incluso si el partido de gobierno obtiene un cuarto mandato sin Key, es posible que sea por un margen de votos menor y necesite del apoyo del New Zealand First para gobernar.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Bill English suena como el sucesor evidente, pero muchos señalan que no tiene el carisma de Key.

Hasta ahora, Key ha gobernado con el apoyo de tres partidos muy pequeños: el Partido Maorí, uno libertario (ACT) y otro de centro (Futuro Unido).

Lo que ocurra dependerá en gran medida de quién reemplace al primer ministro saliente como candidato. Y pocos tienen su carisma, señalan los observadores.

Entre los posibles nombres suenan el de English; el del ministro para Desarrollo Económico, Educación Terciaria y Ciencia, Steven Joyce - que, como Key, no es un "político de carrera"-, y Paula Bennett, ministra de Cambio Climático y Vivienda Social.

Un cambio mayor, en tanto, sobrevendría si la salida de Key permite que los Laboristas o los Verdes consigan suficiente apoyo para formar una coalición el próximo año.

Ambos partidos quieren más políticas sociales y medioambientales, así como cambios sustanciales en el sistema impositivo que permitan mejorar la inequidad.

Temas relacionados

Contenido relacionado