La polémica detrás del “costoso programa” de aviones de guerra F-35 que Donald Trump calificó como “fuera de control”

Un avión de guerra F-35 Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El avión militar más avanzado de Estados Unidos lleva 15 años en desarrollo.

El costosísimo programa de aviones de guerra F-35 ya era polémico sin necesidad de que Donald Trump lo pusiera en su punto de mira.

Pero como echando leña al fuego, la referencia del presidente electo al asunto provocó una fuerte caída en las acciones de su fabricante, Lockheed Martin.

Y es que Trump aseguró este lunes que reducirá los costos de los aviones de guerra F-35 al asumir su cargo el mes que viene.

No en vano, el desarrollo del caza bombardero se ha convertido en el programa más costoso del Pentágono.

Trump escribió en su cuenta de Twitter: "El programa F-35 y su costo están fuera de control. Miles de millones de dólares pueden y se ahorrarán en compras militares (y otras) a partir del 20 de enero".

El F-35 es el programa de armamento más caro del Pentágono, con un costo de unos US$400.000 millones.

Además lleva 15 años en fase de desarrollo y en febrero de 2016 el Departamento de Defensa de EE.UU. admitió que encontró una serie de "defectos graves" en la aeronave.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Donald Trump ya había criticado la compra de los aviones de guerra F-35 por el gobierno estadounidense.

El mensaje del presidente electo llega días después de que condenara y calificara como "fuera de control" el costo del nuevo avión Air Force One que está construyendo Boeing.

Así como pasó con Boeing hace una semana, las acciones del fabricante del F-35 cayeron en un 4,2% con un valor de US$248,51.

Jeff Babione, vicepresidente de Lockheed, respondió que la empresa comprendía las preocupaciones sobre el precio, pero añadió: "Es un programa fantástico. Es de gran valor y espero con interés las preguntas que pueda tener el presidente electo".

Babione se encontraba en Israel junto al secretario de Defensa de EE.UU., Ash Carter, mientras el país se preparaba para recibir sus primeros aviones F-35.

Israel, que ordenó 50 unidades a US$100 millones cada una, se encuentra entre un pequeño número de aliados a los Estados Unidos ha vendido los aparatos.

Además de Israel, otros siete países, entre los cuales figuran Reino Unido, Italia y Holanda, forman parte del programa de desarrollo.

Aparte de Donald Trump, las autoridades estadounidenses han cuestionado fuertemente este programa en el pasado.

Retrasos y gastos

Los que se oponen al pago y uso de estas aeronaves argumentan que su desarrollo se ha retrasado y además presenta fallas tecnológicas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu recibió este lunes 50 aviones F-35.

El senador republicano John McCain, quien preside el comité parlamentario de Servicios Armados, criticó al Pentágono el mes pasado en lo que describió como "un costo adicional de US$1.000 millones" en el F-35.

Este desarrollo ha sido parcialmente financiado por Reino Unido, que tuvo que retrasar la fecha prevista de despliegue de 2012 a 2023.

"Es uno de los programas de combate que más retrasos ha sufrido y uno de los más problemáticos de la historia", le dijo en febrero a la BBC Justin Bronk, analista militar del Instituto Real de Servicios Unidos para Estudios de Defensa y Seguridad (RUSI, por sus siglas en ingles).

Los planes de EE.UU. en 2013 indicaban que por casi US$400.000 millones, las Fuerzas Armadas del país adquirirían 2.443 de estos aviones hasta 2036, con el objetivo de renovar buena parte de su flota.

Pero la aeronave lleva ya 15 años en fase de desarrollo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los que se oponen al pago y uso de estas aeronaves argumentan que su desarrollo se ha retrasado y además presenta fallas tecnológicas.

Y en esta etapa de pruebas, la Fuerza Aérea estadounidense ha reportado problemas con el asiento eyectable, lo que podría provocar lesiones de cuello en los pilotos.

De esto precisamente habló Donald Trump cuando aún no se perfilaba como el próximo presidente de EE.UU.

En una entrevista con el locutor conservador Hugh Hewitt en octubre de 2015, el republicano dijo: "Escucho que los aviones que ya tenemos son mejores (que el F-35). Y uno de los pilotos que lo probó dijo que no es tan bueno como lo que ya tenemos".

"Y pagar miles de millones de dólares en algo que quizá no es bueno...", añadió.

A pesar de los roces que han tenido durante la campaña, en esta oportunidad el senador McCain, uno de los líderes del Partido Republicano en lo que se refiere a seguridad nacional, coincidió con las críticas de Trump al F-35.

Pero aclaró a Reuters este lunes que el presidente de EE.UU. no tiene la autoridad de cancelar programas de este tipo, pues sus fondos ya han sido destinados.

"Lo que puede hacer es reducir la compra en el tiempo, el año entrante, cuando se examine de nuevo", concluyó.

Temas relacionados

Contenido relacionado