Por qué Pekín está instalando armamento en sus controvertidas islas artificiales del Mar de China Meridional

Arrecife de Hughes Derechos de autor de la imagen AMTI

El archipiélago de las Islas Spratly, localizado en el Mar de China Meridional, ya es objeto de una amarga disputa territorial entre varios países de la región.

Siete de éstas son islas artificiales que China construyó sobre arrecifes parcialmente sumergidos en las aguas disputadas y reclama como suyas.

Y como si las tensiones en la zona no fueran suficientemente tensas, Pekín ahora ha avivado el fuego con lo que parece ser la instalación de "importantes" sistemas de defensa anti aérea y anti misiles estas islas.

Esto a pesar de que el propio presidente Xi Jinping declaró recientemente que China no tenía intención de militarizar el archipiélago.

Derechos de autor de la imagen AMTI

La información surgió el miércoles en un estudio de la Iniciativa de Transparencia Marítima de Asia (AMTI) del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), un centro de investigación basado en Estados Unidos.

Y las imágenes satelitales que publica muestran que Pekín parece ciertamente estar armando sus islas.

Pekín asegura que las polémicas islas, que están ubicadas en la ruta comercial estratégica y valiosa, están diseñadas para propósitos civiles.

Pero agrega que es "legítimo, normal y necesario" defenderlas como cualquier otra zona del territorio chino.

Sistemas de defensa

El AMTI afirma que en los últimos meses ha estado siguiendo la construcción de edificaciones en forma de hexágono en cuatro de las islas Spratly.

Dice que en las otras tres islas hay nuevos edificios que han "evolucionado" de estructuras existentes.

Y que "está seguro" de que todas las construcciones albergan sistemas de defensa militar.

Derechos de autor de la imagen AMTI

Según el centro, las imágenes de satélite muestran lo que parecen ser armas anti aéreas y sistemas CIWS (sistemas artilleros antimisiles) para protección contra ataques de misiles antibuque.

Los CIWS son plataformas de defensa que se utilizan para detectar y derribar misiles y otras armas aéreas.

Indica que también parece haber "torres que es probable que contengan radares de localización".

El informe agrega que algunas de las estructuras parecen estar enterradas, lo cual las haría menos vulnerables a ataques enemigos.

"Normal y necesario"

El portavoz de la cancillería china, Geng Shuang, dijo en una conferencia de prensa en Pekín que "no entendía" la situación a la cual se refería el informe.

"Las islas Nansha (Spratly) son territorio inherente de China", declaró el funcionario.

"La construcción de instalaciones y estructuras de defensa territorial en nuestro propio territorio es completamente normal", dijo.

"Si la construcción de China de instalaciones normales y el despliegue de estructuras necesarias de defensa territorial en sus propias islas es considerada militarización, entonces ¿qué es la navegación de flotas en el Mar de China Meridional?", preguntó en una aparente referencia a las patrullas que hace Estados Unidos en las aguas disputadas.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption China ha acelerado la construcción de edificaciones en algunas de las islas disputadas.

En octubre pasado Estados Unidos envió un buque de guerra a patrullar la zona en una operación que, según la Casa Blanca, estaba diseñada para "demostrar (...) los usos legítimos del mar que tanto Estados Unidos como todas las naciones tienen derecho a ejercer bajo la ley internacional".

Entonces China acusó a EE.UU. de actuar ilegalmente y de ser "intencionalmente provocador".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption En octubre el USS Decatur navegó cerca de las disputadas islas artificiales de China.

La región en disputa incluye rutas de navegación cruciales y es un área rica en recursos naturales.

Pekín reivindica la soberanía sobre casi todo el Mar de China Meridional, incluidos los arrecifes y las islas que también reclaman otras naciones como Filipinas, Vietnam, Malasia y Brunei.

Por eso la construcción de islas artificiales y la restricción del acceso a la zona por parte de Pekín ha provocado indignación internacional.

En julio pasado, el tribunal internacional de La Haya decretó en contra de los reclamos de China en el Mar de China Meridional y apoyó la demanda presentada por Filipinas.

China, sin embargo, llamó el dictamen "infundado"y afirma que no está obligado a cumplirlo.

Temas relacionados

Contenido relacionado