Terremoto de magnitud 7,9 causa una alerta de tsunami en Papúa Nueva Guinea

Derechos de autor de la imagen USGS
Image caption El epicentro se localizó a 103 kilómetros de profundidad y 157 kilómetros al este de la ciudad portuaria de Rabaul. La imagen fue divulgada por el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Un terremoto de magnitud 7,9 motivó una alerta de tsunami para la costa de Papúa Nueva Guinea, en el suroeste del Pacífico.

No se informaron de víctimas o daños.

El epicentro del sismo se localizó a 103 kilómetros de profundidad y 157 kilómetros al este de la ciudad portuaria de Rabaul, según informó el Servicio Geológico de Estados Unidos, USGS, que mide la actividad sísmica de todo el mundo.

El Centro de Alertas de Tsunamis del Pacfico, PTWC por sus siglas en inglés, señaló que olas de uno a tres metros podrían presentarse en la costa de Papúa Nueva Guinea en las próximas horas.

El centro, que es operado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos desde Hawaii, canceló una alerta anterior de tsunami que incluía también a las Islas Solomón, Naurúa, Vanuatu, Indonesia y otras islas.

Derechos de autor de la imagen Palani Mohan AFP GETTY
Image caption Un terremoto de 7 grados en el Mar de Bismarck, al este de Papúa Nueva Guinea, provocó en 1998 una ola gigante que arrasó decenas de aldeas y causó más de 2.200 muertes.

Aparte de Papúa Nueva Guinea, las olas en otras localidades no tendrán más de 0,3 metros, aseguró el Centro.

Nueva Zelanda también canceló una alerta previa de tsunami y tanto Hawaii como Australia aseguraron que no hay riesgo para sus costas.

Papúa Nueva Guinea, un país de más de siete millones de habitantes, ocupa la mitad este de la isla de Nueva Guinea y otras islas menores.

La isla de Nueva Guinea, cuya mitad occidental pertenece a Indonesia, se asienta sobre el Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida al año por unos 7.000 temblores, en su mayoría moderados.

Un terremoto de 7 grados en el Mar de Bismarck, al este de Papúa Nueva Guinea, provocó en 1998 una ola gigante que arrasó decenas de aldeas y causó más de 2.200 muertos en la mayor tragedia en la historia del país.