La fascinante historia de la línea Mason-Dixon y cómo Estados Unidos terminó dividido entre esclavistas y abolicionistas

Hito
Image caption La Línea de Mason-Dixon está compuesta por casi 400 piedras con las siglas P, por Pensilvania y M, por Maryland.

El proyecto de trazado de la línea Mason-Dixon en Estados Unidos "fue el equivalente a los aterrizajes lunares de hoy".

Así lo describe David Thaler, experto en esa línea que ya cumplió 250 años.

Considerada como un innovador logro técnico, la línea llegó a simbolizar la frontera entre el norte y sur en la Guerra Civil estadounidense, separando a la Pensilvania libre de la esclavista Maryland.

¿Quiénes fueron los creadores?

Los británicos Charles Mason y Jeremiah Dixon eran científicos de renombre cuando se les encargó resolver una disputa de tierras los Estados Unidos pre-revolucionarios de 1763.

Durante 80 años, la familia Calvert de Maryland y los Penns de Pensilvania mantuvieron una sangrienta disputa sobre el límite entre las dos colonias concedidas por la corona inglesa.

"Era mucho lo que estaba en juego", explica Thaler, miembro de la Sociedad Histórica de Maryland en Baltimore y experto del proyecto Mason-Dixon.

"Había más de 10.000 km cuadrados de territorio que estaba en disputa y nadie sabía a quién pagar impuestos. La guerra estalló a lo largo de la frontera", señala.

Derechos de autor de la imagen Adrian Martinez
Image caption No hay retratos de ninguno de los dos hombre, pero el artista estadounidense Adrian Martínez produjo esta imagen de Mason, sentado a la izquierda, y Dixon, también sentado.

Los cálculos

Los mapas estaban desactualizados y los cálculos coloniales habían resultado imprecisos.

Por eso, las familias contrataron a Mason y Dixon que eran conocidos en Inglaterra como maestros topógrafos y astrónomos.

La línea Mason-Dixon fue dibujada en dos partes.

Una división de norte a sur entre Maryland y Delaware de 133,5 kilómetros y la más conocida, de oeste a este, que separa a Pensilvania y Maryland, de 375 km y que se extiende desde el sur de Filadelfia hasta lo que ahora es Virginia Occidental.

Según Thaler, "este fue el logro científico y de ingeniería más destacado de la época".

"Era muy avanzado. Los cerebros eran los mejores de ese entonces y la tecnología también", dice el experto.

Mason y Dixon trajeron algunos de los equipos de topografía más avanzados, incluyendo herramientas del reconocido fabricante de instrumentos John Bird, quien, como Dixon, era originario del condado británico de Durham.

Image caption Las piedras se pueden encontrar a lo largo de la frontera entre Pensilvania y Maryland.
Image caption El mapa de la línea Mason Dixon es uno de los "documentos más importantes", según David Thaler

Vigente

"El mapa que produjeron es uno de los documentos históricos más importantes que tenemos en Estados Unidos, es casi el equivalente de la Declaración de Independencia", agrega Thaler.

"La precisión es tan extraordinaria que incluso hoy sigue sorprendiendo: representa la primera medición geodésica (el cálculo de una gran superficie en el que se realizan correcciones por la curvatura de la superficie terrestre) en el Nuevo Mundo".

Dixon, que era originario de Cockfield, cerca de Bishop Auckland, en el norte de Inglaterra y Mason, de Oakridge Lynch, en Gloucestershire, en el sur oeste del país, se reunieron originalmente en 1761 para trazar el Tránsito de Venus, (un evento astronómico que ocurre cuando el planeta Venus pasa entre el Sol y la Tierra) que hacía más fácil calcular la distancia de la Tierra al Sol.

Les tomó casi cinco años.

Sin embargo, a pesar del impresionante logro, ambos terminaron en tumbas no identificadas y son prácticamente dos desconocidos en su país de origen.

Image caption John Dixon describió a su pariente como un "hombre maravilloso".
Derechos de autor de la imagen Librería del Congreso de EE.UU.
Image caption Mason registró su llegada a Filadelfia en su diario.
Derechos de autor de la imagen Maryland Historical Society
Image caption Mason y Dixon firmaron un contrato al inicio del proyecto en 1763

Maravilloso pero inmaduro

John Dixon, descendiente directo de Jeremiah Dixon, aún vive en el condado de Durham y está orgulloso de su conexión con un "hombre maravilloso" que fue de "gran importancia" en su época.

"Jeremiah era miembro de Quaker o la Sociedad Religiosa de los Amigos y venía de una familia minera. Él mostró un talento desde el principio para las matemáticas y después para la topografía".

"Viajó a Londres para ingresar a la Royal Society, justo en un momento en que su vida social se estaba poniendo un poco fuera de control. Era un poco inmaduro y nunca se casó", añadió.

"Disfrutaba de socializar y terminó siendo expulsado de los Quakers para su consumo de alcohol y por sus malas compañías".

Observador meticuloso

La vida temprana de Mason fue más tranquila.

Cuando tenía 28 años ingresó al Real Observatorio de Greenwich como asistente.

La línea Mason-Dixon Line en números

  • 80 años de conflicto entre los Calverts y el Penns.

  • 226 kg es el peso promedio de cada marcador de piedra caliza

  • 115 personas participaron del trazado de la línea.

  • 375 km es la línea entre Pensilvania y Maryland

  • 133,5 km es la linea entre Maryland y Delaware

  • US$4.545 un estimado actual de US$ 646.350 es lo que recibieron Mason y Dixon como pago.

BBC

Considerado un "observador meticuloso de la naturaleza y la geografía", más tarde se convirtió en miembro de la Royal Society.

"No sabemos mucho de su juventud pero sí que su familia no tenía mucho dinero y que tenían una panadería", dijo el bibliotecario de la Royal Society, Keith Moore.

"Recibió educación escolar pero no fue a la universidad. Sin embargo, tenía conexiones locales y conocía a James Bradley, un astrónomo muy famoso y también de Gloucestershire".

"Bradley le consiguió un trabajo en el Real Observatorio. Ese es el comienzo de su carrera como astrónomo y topógrafo", añadió.

Image caption Mason y Dixon demoraron 5 años en completar el proyecto.
Derechos de autor de la imagen Adrian Martinez
Image caption Adrian Martínez también imaginó a Mason y Dixon visitando una taberna de Pensilvania.
Image caption Las "piedras de la corona" se encuentran en intervalos de 3 km aproximadamente.

"Mientras estaba en la Real Society, se le encargó que realizara observaciones para el Tránsito de Venus y reclutó a Dixon como su ayudante", dijo Moore.

Marcas de piedra

Ambos llegaron a Filadelfia para comenzar a trabajar en noviembre de 1763.

Utilizaron los instrumentos de Bird para calcular la trayectoria de las estrellas y tuvieron que luchar contra los hostiles nativos, montañas, densos bosques, ríos y animales salvajes.

Los marcadores hechos de piedra caliza de hasta 1,5 metros de altura, extraídos y transportados desde Inglaterra, fueron colocados en cada milla (0,6 km) y marcados con P para Pensilvania en un lado y M para Maryland del otro.

Las denominadas "piedras de la corona" fueron puestas cada 5 millas (3 km aproximadamente) y grabadas con el escudo de armas de la familia Penn de un lado y de la familia de Calvert en el otro.

"Nadie sabe realmente por qué las casi 400 piedras fueron enviadas desde Inglaterra", dijo Todd Babcock, de la Asociación de Preservación de la Línea Mason y Dixon.


Mason y Dixon

  • Ambos inspiraron una novela de 1997 del autor estadounidense Thomas Pynchon.
  • El frágil telescopio Zenith de John Bird, utilizado para mediciones celestes, tenía que ser llevado por el equipo de topógrafos en un colchón.
  • Algunos historiadores sugieren que la palabra Dixie, un apodo histórico para el sur, deriva de Jeremiah Dixon.
  • La canción de Mark Knopfler "Navegando a Filadelfia (Sailing to Philadelphia) es sobre los topógrafos.
  • Un cráter de la Luna lleva el nombre de Mason.

Derechos de autor de la imagen Maryland Historical Society
Image caption La cuenta por la realización de la Línea Mason-Dixon fue de más de £3.500, un estimado actual de US$646.350.

"En ese momento todo lo que Mason y Dixon tenían por delante era el desierto. Había algunos asentamientos, pero al oeste del río Susquehanna y acercándose a las montañas Allegheny había muy pocos caminos. Tuvieron que atravesar bosque y cortar maleza en un ancho de casi 10 metros".

Para llevar a cabo esa tarea necesitaron de "mulas, vacas para la leche, hombres que llevaran cadenas, otros que cargasen los instrumentos y que transportase las tiendas de campaña".

"Era como un pequeño ejército que se movía a través del bosque", describió Babcock.

"Empezaron con un grupo de cinco y terminaron con cerca de 115 personas para un trabajo que les demoró cinco años".

Sin embargo, pese a la grandeza de su logro, la tecnología moderna demostró que la línea no era tan precisa como Mason y Dixon pensaban.

Fallas

Image caption Una placa muestra el lugar donde Mason y Dixon comenzaron a trazar la línea.

"Al final del trazado, pensaron que las piedras estaban colocadas en un margen de error de 15 metros de donde deberían estar, pero estamos descubriendo que algunas están hasta a más de 270 metros de la línea de latitud deseada", dijo Babcock.

"Utilizando equipos modernos de GPS descubrimos que progresivamente se inclinaron hacia el sur y luego empezaron a regresar hacia el norte. La razón no fue porque fueran imprecisos o porque el equipo estuviera defectuoso. En realidad el problema fue la gravedad", explicó.

"La gravedad tuvo un impacto en la plomada que utilizaron. Tenían un telescopio de casi dos metros y se utilizó una plomada en un cable fino para ponerlo en cero. Pero la gravedad variaba de ubicación en ubicación debido a la influencia de las montañas, por ejemplo", aseguró el especialista de la Asociación de Preservación de la Línea Mason y Dixon.

"Encontramos que había una relación directa entre las variaciones locales de la gravedad y cuán lejos la línea estaba del norte o el sur."

"Las distancias entre las piedras se supone que eran de una milla (0,6 km), pero encontramos que algunas estaban más lejos".

"Dicho esto, la idea de tratar de respetar una línea de latitud de 370 km a través de la naturaleza con un equipo que nunca se había utilizado antes es simplemente increíble", concluyó Babcock.

Simbolismo

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La Línea Mason-Dixon llegó a simbolizar la frontera entre el norte y sur en la Guerra Civil, separando a la Pensilvania libre de la esclavista Maryland.

En 1767, Mason y Dixon presentaron gastos por £3.516 (US$4.545), un estimado actual de £500,000 (US$646.350).

Pero, según David Thaler, ninguno murió siendo rico.

Es probable que Mason y Dixon no vieran sus nombres asociados a su logro, ya que el informe oficial de la línea no los menciona.

El término "línea de Mason-Dixon" se hizo más conocido en el Compromiso de Misuri (1820) para permitir que el estado esclavista de Misuri y el libre de Maine ingresaran a la unión.

Y el simbolismo de la línea ya estaba firmemente establecido cuando estalló la Guerra Civil estadounidense en 1861, y representaba la división entre el norte y el sur: la libertad y la esclavitud.

Últimos años

Image caption Mason y Dixon están enterrados a miles de km de distancia uno del otro en tumbas sin marcar.

Después de terminado el proyecto gigantesco, Mason volvió a Inglaterra para trabajar otra vez en el observatorio de Greenwich.

Pero terminó virtualmente sin un centavo.

"Muchos años después de la finalización de línea de Mason-Dixon, Mason regresó a Filadelfia, pero se enfermó durante el viaje", dijo John Hopkins, quien supervisa el cementerio en la iglesia de Cristo de la ciudad.

"Cuando llegó aquí sabía que estaba cerca de la muerte, por lo que escribió a Benjamin Franklin, a quien conocía, y le pidió que le diera un lugar para ser enterrado para que su familia no tuviera que cargar con eso".

"No sabemos dónde está, si tenía una lápida se perdió con el tiempo", añadió.

Image caption Charles Mason era amigo de Benjamin Franklin, según John Hopkins de la Iglesia de Cristo.

Por su parte, Dixon regresó al condado de Durham para dedicarse a su oficio.

"Durante los últimos 10 años de su vida trabajó para Lord Barnard en el Castillo de Raby y cuidó el Castillo de Auckland para el Obispo de Durham", dijo su pariente John Dixon.

"Murió a los 45 años en 1779. No había un certificado de defunción, sabemos que había sido un bebedor constante durante toda su vida y había rumores de que murió de neumonía".

"Suponemos que después de haber sido expulsado, los Quakers lo volvieron a admitir y fue enterrado en el cementerio Quaker en Staindrop".

"Pero no sabemos exactamente dónde está porque en ese momento los Quakers no marcaran sus lápidas", relató John Dixon.".

Contenido relacionado