Rusia: Vladimir Putin dice que las sanciones contra Corea del Norte son "inútiles" y rechaza la "histeria militar"

Ensayos navales de Corea del Sur Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Corea del Sur llevó a cabo un simulacro de lanzamiento de misiles tras la prueba nuclear de Pyongyang el domingo.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo este martes que perseguir más sanciones contra Corea del Norte es "inútil", afirmando que "ellos preferirían comer hierba antes que renunciar a su programa nuclear".

Putin agregó que el aumento de la "histeria militar" podría llevar a una catástrofe global.

Estados Unidos dijo el lunes que pondría sobre la mesa una nueva resolución para endurecer las sanciones contra Pyongyang, tras su última prueba nuclear el domingo.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Vladimir Putin dijo que las sanciones eran "inútiles" e "inefectivas".

Aunque calificó la última prueba de Corea del Norte de "provocadora", Putin dijo que "cualquier tipo de sanciones serían ahora inútiles e inefectivas".

"Ellos preferirían comer hierba antes que abandonar su programa (de armas nucleares) a menos que se sientan seguros. ¿Y qué puede crear seguridad? La restauración del derecho internacional", dijo Putin, en una reunión del Grupo de los Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) en Xiamen, China.

Para Putin, la diplomacia es el único camino.

"Debemos promover el diálogo entre todas las partes interesadas", afirmó.

China, el principal aliado de Corea del Norte, también llamó a retomar las negociaciones.

Citando el "aspecto humanitario", Putin dijo que millones de persones sufrirían bajo sanciones más duras.

El lunes, la embajadora de Estados Unidos en las Naciones Unidas, Nikki Haley, argumentó que imponer sanciones más fuertes contra Pyongyang llevarían al gobierno norcoreano a buscar una solución por la vía diplomática.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Nikki Haley habla con el embajador británico Matthew Rycroft antes de la reunión en el Consejo de Seguridad de la ONU.

La canciller alemana, Angela Merkel, apoyó esa postura este martes, afirmando que se necesitaban urgentemente más sanciones para contener la "flagrante violación de las convenciones internacionales" por parte de Corea del Norte.

Por su parte, el embajador de Corea del Norte ante las Naciones Unidas en Ginebra, Han Tae-song, dijo que las sanciones nunca funcionarían y que su país "bajo ninguna circunstancia pondría sus pruebas nucleares en la mesa de negociación".

Contenido relacionado