Estados Unidos: juez federal bloquea la tercera versión del veto migratorio del presidente Donald Trump que incluye a Venezuela

Aeropuerto Internacional de San Francisco Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption El juez de Hawái sostiene no hay pruebas suficientes de que la entrada de nacionales de seis países específicos sea perjudicial para los intereses de EE.UU.

Un juez federal de Hawái bloqueó este martes la tercera versión del veto migratorio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La iniciativa del mandatario -que debía entrar en vigor este miércoles- bloqueaba la entrada a su país de viajeros provenientes de Siria, Libia, Irán, Yemen, Chad, Somalia y Corea del Norte, así como de algunos funcionarios de Venezuela.

Según la Casa Blanca, estos países no cumplen los requisitos para examinar o evaluar a los solicitantes de visas para EE.UU.

El estado de Hawái fue el que presentó la demanda para que se bloqueara el veto, al considerar que la ley migratoria federal no permite a la Casa Blanca prohibir la entrada de los ciudadanos de seis de los países afectados por razón de su nacionalidad.

Corea del Norte y Venezuela quedaron fuera de la suspensión decretada por el juez Derrick Watson, quien también bloqueó el segundo veto migratorio de Trump en marzo.

Watson dijo que el nuevo veto migratorio "sufre precisamente los mismos males que la anterior".

Y explicó que "carece de pruebas suficientes de que la entrada de más de 150 millones de nacionales de seis países específicos sea 'perjudicial para los intereses de Estados Unidos'".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los vetos migratorios de Trump emitidos en enero y en marzo (y suspendidos parcialmente por jueces federales) desataron numerosas protestas en Estados Unidos.

La Casa Blanca había detallado que el último veto migratorio, anunciado en septiembre, se basaba en una revisión mundial de los protocolos de seguridad y el intercambio de información de cada país.

Pero Hawái argumentó en documentos judiciales que la restricción cumplía con la promesa de campaña de Trump de ejecutar "un cierre total y completo del ingreso de musulmanes a EE.UU.", a pesar de la incorporación de Corea del Norte y Venezuela.

Más demandas

La Casa Blanca respondió en un comunicado de este martes que la orden judicial de Hawái es "peligrosamente defectuosa" y que "socava" los esfuerzos del presidente para mantener seguros a los estadounidenses.

"Estas restricciones son vitales para asegurar que los países extranjeros cumplan con los estándares mínimos de seguridad requeridos para la integridad de nuestro sistema de inmigración y la seguridad de nuestra nación", señaló.

"Por lo tanto, confiamos en que el Poder Judicial finalmente respalde las acciones legales y necesarias del presidente y que restaure rápidamente sus protecciones vitales para la seguridad del pueblo estadounidense", agregó.

El comunicado asegura que "el Departamento de Justicia defenderá vigorosamente la acción legal del presidente".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El veto migratorio para Venezuela se aplica a "funcionarios de los organismos gubernamentales que participan en los procedimientos de investigación y selección (para visas)".

La Unión de Libertades Civiles de EE.UU. (ACLU, por sus siglas en inglés) y otros grupos también han presentado demandas contra las últimas restricciones migratorias de Trump.

Los estados de Washington, Massachusetts, California, Oregón, Nueva York y Maryland buscan de igual manera bloquear la nueva prohibición.

Proceso legal

El veto migratorio que Trump firmó en marzo afectaba a seis países de mayoría musulmana y fue ampliamente calificado como una "prohibición musulmana".

La restricción desató diversas protestas en EE.UU. y Watson, el juez federal de Hawái, y Theodore Chuang, de Maryland, suspendieron su aplicación.

Sin embargo, en junio la Corte Suprema de ese país reactivó la prohibición con la excepción de que no podía afectar a quienes tuvieran "un familiar cercano" en territorio estadounidense.

Además, determinó que el 10 de octubre oiría los argumentos orales de las partes que habían presentado demandas contra el veto. Pero en septiembre, la Corte pospuso las audiencias ante la última medida migratoria de Trump.

Contenido relacionado