"Él sabía en lo que se estaba metiendo": el polémico pésame que la viuda de un militar fallecido en combate en Níger asegura haber recibido de Donald Trump

La David Johnson Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La David Johnson fue uno de los cuatro militares estadounidenses abatidos en una emboscada en Níger el 4 de octubre.

La madre de uno de los militares estadounidenses fallecidos en una emboscada en Níger hace dos semanas aseguró que es cierta la versión de la congresista según la cual el presidente Donald Trump dijo que el soldado "sabía en lo que se estaba metiendo" cuando llamó a su viuda para darle el pésame.

"El presidente Trump faltó al respeto a mi hijo", dijo el miércoles a The Washington Post la madre del militar La David Johnson, muerto a los 25 años, y que estaba presente durante la llamada.

Frederica Wilson, congresista demócrata por el estado de Florida y que también se encontraba junto a la familia en el momento del polémico pésame, había revelado el martes a diversos medios las palabras pronunciadas por el presidente de Estados Unidos.

"Básicamente dijo 'bueno, supongo que él sabía en lo que se estaba metiendo, pero aún así duele'", declaró Wilson, quien calificó de insensible a Trump durante su breve llamada de cinco minutos.

Según Wilson, la mujer -madre de dos niños de seis y dos años, y embarazada del tercero- comenzó a llorar tras la conversación y dijo: "Ni siquiera se acordaba de su nombre".

"Se lo inventó completamente"

El mandatario estadounidense acusó este miércoles a la congresista de mentir y dijo poder demostrarlo.

"La congresista demócrata se inventó completamente lo que dije a la mujer de un soldado que murió en servicio (y tengo pruebas). ¡Triste!", publicó en su cuenta de Twitter.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, señaló sin embargo que la conversación no fue grabada, si bien varias personas presentes podían confirmar que el intercambio fue "completamente respetuoso". Además, acusó a Wilson de "politizar" este asunto.

Horas más tarde, Trump volvió a negar la versión de la congresista. Ante preguntas de un reportero, dijo haber tenido "una conversación muy agradable con la mujer, que parecía una mujer adorable".

La polémica conversación tuvo lugar antes de que los restos de La David Johnson llegaran este martes al aeropuerto de Miami, en Florida.

Derechos de autor de la imagen CBS NEWS
Image caption Myeshia Johnson, viuda del militar fallecido, rompió en sollozos al recibir junto a su hija mayor los restos de su marido en el aeropuerto de Miami.

Contacto con los familiares

Trump fue duramente criticado por no hacer ningún comentario hasta 12 días después del suceso, cuando periodistas le preguntaron por qué no había contactado con los familiares de los fallecidos.

El presidente de Estados Unidos aseguró que lo haría, pero desvió las críticas poniendo en duda que su predecesor, Barack Obama, hiciera este tipo de llamadas. El equipo de Obama desmintió totalmente estas declaraciones y aseguró que siempre contactó con los familiares de los militares muertos en combate.

Sin embargo, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, defendió este jueves la actuación de Trump y confirmó que fue él quien le dijo al presidente que Obama no le había llamado cuando su hijo murió en Afganistán en 2010.

"No fue una crítica, fue un hecho… también le dije que no creía que otros expresidentes hayan llamado a todas familias de los caídos", dijo el general en conferencia de prensa.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, perdió a un hijo en Afganistán y asegura que no recibió la llamada del entonces presidente Obama.

Kelly reconoció estar "estupefacto" y "con el corazón roto" tras las críticas de la congresista Wilson, a quien calificó de "egoísta".

También dijo que recomendó a Trump no llamar a los familiares de los fallecidos en Níger, al considerar que nada podría consolarles. "No existe la manera perfecta de hacer esa llamada. Es la cosa más difícil que puedas imaginar".

La David Johnson murió el 4 de octubre en una emboscada en Níger de militantes islámicos mientras trabajaba con las Fuerzas Especiales del Ejército de Estados Unidos en una misión conjunta con los Boinas Verdes.

¿Jefe de las condolencias?

Por Anthony Zurcher,BBC News, Washington

En la política estadounidense, ya nada está fuera del límite.

Después de apuntar (erróneamente) a sus predecesores por no llamar a los familiares de los soldados estadounidenses muertos en combate, Trump está a la defensiva por las acusaciones de mal manejo de una llamada a una viuda de luto.

Quien le acusa es una partidaria congresista demócrata y el presidente, como era de esperar, está contraatacando con fuerza. Esta controversia está haciendo espirales hacia la alcantarilla.

Sin embargo, Trump alimentó esta polémica. Se apresuró a citar al hijo asesinado del jefe de gabinete, John Kelly, para justificar su afirmación de que Barack Obama no siempre hacía llamadas telefónicas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Donald Trump ha sido duramente criticado por sus declaraciones respecto a su actuación tras la muerte de los militares en Níger.

Después, están los comentarios despectivos que el candidato Trump hizo el verano pasado sobre los padres de un soldado musulmán-estadounidense asesinado en Irak.

Cuanto más trayectoria tenga esta historia -y continuará-, más daño podría hacerle a un presidente que se erige a sí mismo en abanderado de los símbolos del patriotismo y el ejército, pero que corre el peligro de ser percibido por los ciudadanos como carente de empatía cuando más se necesita.

Un importante papel del presidente es el de ofrecer condolencias en momentos de tragedia. Los políticos de éxito aprenden pronto que un toque humano es necesario.

Es un trabajo en el que el señor Trump, el antipolítico, tiene poca experiencia. Y se nota.

Contenido relacionado