Fuego y Furia: las dudas y desmentidos en torno al polémico libro con las "revelaciones" que provocaron la ira de Donald Trump

Trump Derechos de autor de la imagen Getty Images

Un libro ha sacudido a Washington en los inicios de 2018.

Todavía no ha salido a la venta, pero Fire and Fury: Inside the Trump White House (Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump), en el que el periodista Michael Wolff narra los primeros meses en el poder del actual presidente de Estados Unidos, generó desde el miércoles una gran controversia.

La publicación de algunos fragmentos del libro en la revista New York Magazine y el diario The Guardian provocaron una reacción inmediata de la Casa Blanca y del mismo Trump, cuyos abogados incluso solicitaron este jueves que se prohíba la publicación del libro.

Por lo que se sabe hasta ahora, el libro presenta una mirada desconocida y polémica sobre el mandatario, su círculo más cercano y su familia durante los primeros meses de la presidencia.

Pero más allá de la ira de Trump, el texto ha despertado dudas sobre la precisión de su contenido, la confiabilidad de las citas, el uso de las fuentes o la veracidad de algunos de los hechos que narra.

Las dudas

Y es que, según algunos críticos y expertos en política, ciertas anécdotas y detalles en el libro no parecen coincidir con hechos conocidos; otros parecen completamente imposibles de verificar y ya varias personas entrevistadas han salido a desmentir algunas citas que se les atribuyen.

Otros aseguran que es deliberadamente vago a la hora de describir algunas situaciones o al citar las fuentes de ciertas aseveraciones.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Wolff ha sido acusado en varias ocasiones de manipular los hechos para los libros que publica.

No es nada nuevo.

Wolff ha sido cuestionado en otras ocasiones por tergiversar, malinterpretar e incluso inventar algunas de las escenas de los libros que lo hicieron conocido en los últimos años.

El mismo autor reconoció que en su bestseller previo, Burn rate, "maquilló" algunos detalles sobre sus días en el mundo de los negocios.

Su estrategia ha sido, según de The Washington Post, "empujar los hechos tanto como se pueda y, algunas veces, más allá de lo que (dichos hechos) puedan tolerar".

Son esos algunos de los argumentos que utilizan los abogados de Trump para intentar bloquear la llegada del libro a las estanterías, que se ha adelantado a este viernes.

De acuerdo con la solicitud de los abogados del mandatario, el libro contiene "declaraciones falsas/ infundadas" sobre el presidente y puede ser objeto de demandas por difamación, invasión de la privacidad e interferencia ilícita en las relaciones contractuales, entre otros.

Image caption El libro saldrá a la venta el 9 de enero.

En un texto publicado este jueves en The Hollywood Reporter el propio Wolff trata de desmentir estas acusaciones, explicando cómo se documentó para escribir el libro y, a la vez, saca a la luz otras supuestas revelaciones sobre los primeros meses de Trump en la Casa Blanca.

Pero ¿qué dice el libro que causa tanta polémica en las altas esferas de Washington?

Las "revelaciones"

Por lo que se conoce hasta ahora, Fire and Fury presenta las interioridades de la Casa Blanca tras la llegada de Trump a partir de unas 200 entrevistas y la observación del autor durante más de un año y medio del circulo más cercano de Trump, según aseguró Wolff.

Tanto los fragmentos publicados el miércoles como el artículo publicado por el periodista este jueves "revelan" algunas particularidades y entresijos de la cotidianidad del presidente, todas, al parecer, destinadas evidenciar una cierta incapacidad del mandatario para ejercer sus funciones.

En The Hollywood Reporter Wolff asegura que después de haber pasado cerca de un año con el equipo y la familia de Trump, consideraba que todos creyeron que el presidente no podría cumplir con sus funciones.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Según el libro de Wolff, ni el equipo ni la familia de Trump estaban convencidos de su capacidad para ser presidente.

"Mi impresión indeleble al hablar con ellos y observarlos durante gran parte del primer año de su presidencia es que todos, el 100 %, llegaron a creer que era incapaz de funcionar en su trabajo", escribió.

Pero en el artículo de The Hollywood Reporter Wolff solo daba nuevos detalles sobre las "revelaciones" no confirmados que ya habían salido a la luz el miércoles.

En los extractos del libro filtrados a la prensa se dice, por ejemplo, que cuando Trump era candidato su objetivo no era ganar las elecciones presidenciales, sino reforzar su marca, y que cuando constató en la noche electoral que iba a ser el vencedor, se le vio "con cara de fantasma".

Se habla también de las supuestas intenciones de Ivanka Trump de convertirse en la primera mujer presidenta de Estados Unidos y otras particularidades sobre la vida privada del mandatario.

Según el libro, el presidente es impaciente al usar sus tintes para el cabello, de ahí el color de su pelo, y que le gusta comer en McDonald's porque teme ser envenenado.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Según el libro, Ivanka quiere ser la primera mujer presidenta de Estados Unidos.

Pero la mayor polémica sobre el libro la trajeron unas declaraciones de Steven Bannon, el exjefe de estrategia y antiguo hombre de confianza de Trump.

Bannon, según el libro, aseguró que una reunión que tuvo Donald Trump Jr, el hijo del mandatario, con un grupo de ciudadanos rusos cercanos al Kremlin en junio de 2016, constituyó un acto de "traición" y de "falta de patriotismo".

En dicho encuentro, los rusos le ofrecieron a Trump Jr información para perjudicar la campaña de Hilary Clinton.

La difusión de las declaraciones de Bannon llevaron a Trump a publicar un duro comunicado en el que decía que su exjefe de estrategia había perdido la cabeza luego de ser despedido y le restó importancia a su papel en su victoria electoral de noviembre de 2016.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, calificó las aseveraciones del libro como "falsas y engañosas".

Y aunque en su comunicado, Trump no desmintió directamente a Wolff, a medida que se difundieron los fragmentos del libro aparecieron varias voces señalando inconsistencias y hubo quien desmintió haber dicho las palabras que el periodista les atribuía.

Desmentidos

Uno de los primeros en aparecer con un desmentido fue Thomas Barrack, un multimillonario amigo de Trump, quien, según el libro, dijo en una entrevista que el presidente "no solo está loco, es estúpido".

The New York Times logró contactar a Barrack y este aseguró que solo habló con Wolff en una ocasión y que la cita era "totalmente falsa".

El libro asegura que durante la noche electoral, Melania Trump, "estaba llorando, y no de alegría", porque su marido le había asegurado que no ganaría los comicios.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Algunos analistas notaron cierto distanciamiento entre la pareja presidencial el día de la toma de posesión.

Sin embargo, la oficina de la primera dama publicó un comunicado en el que negaba esa versión.

Fire and Fury cuenta también que cuando uno de los asesores del presidente le sugirió la elección de John Boehner, expresidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., para su equipo, Trump dijo que no sabía quién era.

Sin embargo, el director de redes sociales de la Casa Blanca, Dan Scavino Jr., publicó en Twitter el miércoles una foto de 2013 en la que se ve a Boehner y a Trump juntos.

Varios medios reportaron, además, que el mandatario, antes de llegar a la presidencia, había tuiteado en 26 ocasiones sobre el influyente republicano.

El uso de otras fuentes y la verificación de la información también generan dudas entre algunos periodistas y expertos.

Wolff cita, por ejemplo, a Sam Nunberg, un exconsejero de Trump, que relata una escena en la que le explica la Constitución de Estados Unidos al presidente.

Pero el pasado año, el propio Nunberg confesó en una entrevista que la historia, que ya había contado antes a otros medios, era falsa.

Lo cierto es que los extractos publicados hasta ahora sugieren que Wolff utilizó un estilo de escritura en el que abundan la reconstrucción de escenas y diálogos que no presenció, pero que relata a partir de los testimonios de sus fuentes.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La Casa Blanca ha descalificado las afirmaciones del libro del periodista Michael Wolff, que considera "falsas y engañosas".

El autor asegura que tiene grabaciones de la mayoría de las entrevistas.

Sin embargo, de acuerdo con un análisis de Vox, el libro parece ser una colección de "cosas y chismes" que Wolff escuchó.

"Cuánto de eso es realmente cierto es una pregunta diferente, una que es mucho más difícil de responder", señala la publicación esatdounidense.

Mientras, The New York Times considera que "teniendo en cuenta la debilidad de Wolff por los chismes (…), un ojo escéptico parece justificado".

Contenido relacionado