El ascenso y caída de Steve Bannon: cómo pasó de ser el principal aliado de Donald Trump a uno de sus peores enemigos

Bannon Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Bannon tuvo una enorme influencia en la Casa Blanca que se vio reflejada en decisiones clave del presidente Trump.

Antes de convertirse en una de las figuras clave de la Casa Blanca, Steve Bannon ya llevaba varios años como "guía espiritual e ideológico" de Donald Trump.

Como impulsor del sitio web de derecha Breitbart News ayudó al entonces candidato Trump a propagar su mensaje de "Estados Unidos primero", lo cual contribuyó a que ganara la presidencia.

Durante la campaña y tras la victoria presidencial de Donald Trump en noviembre de 2016, Bannon ocupó puestos estratégicos y poderosos, pero luego vinieron eventos que lo desfavorecieron y alejaron cada vez más de la Casa Blanca.

En los influyentes cargos de jefe de estrategia de la presidencia y de miembro del Consejo de Seguridad Nacional, Bannon no duró ni un año.

Tampoco pudo mantener el liderazgo del portal de noticias Breitbart News, que este martes anunció su dimisión como director ejecutivo.

Pero quizá uno de los hechos que más pusieron en evidencia la caída en desgracia de Bannon tienen que ver con un explosivo libro llamado "Fuego y Furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump".

"Traidor"

En los primeros días de enero, se divulgaron extractos del libro del periodista Michael Wolff, que causaron la indignación del presidente.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Bannon fue jefe de estrategia y asesor de Trump.

En ellos Bannon critica duramente al entorno de Trump y califica de "traidor" y "antipatriota" el encuentro que el hijo del mandatario estadounidense y varios miembros de su campaña presidencial mantuvieron en junio de 2016 con un grupo ciudadanos rusos cercanos al Kremlin.

Tras la publicación del libro, que describe al presidente como alguien que no estaba preparado para el cargo, Trump respondió que Bannon "se había vuelto loco" después de haber perdido su cargo en la Casa Blanca.

El mandatario asguró que Bannon había sido un "empleado de la Casa Blanca" que había tenido "muy poco que ver con nuestra histórica victoria".

Además, dijo que su exasesor era un "divulgador de noticias falsas" que rara vez estuvo presente en sus reuniones y que "ahora pretende que tuvo influencia para engañar a unos cuantos".

Los abogados del presidente afirman que Bannon violó los términos de su contrato de empleo al hablar con Wolff sobre Trump y su familia y emitieron una orden de suspensión y desistimiento contra el exasesor.

Para sorpresa de muchos, Bannon defendió a Trump tras la polémica y lo calificó como "un patriota y un buen hombre".

Aseguró que cuando hizo los cuestionamientos sobre la reunión con los rusos -que tuvo lugar en la Torre Trump- se refería a Paul Manafort, uno de los tres miembros del equipo de campaña que participó en el encuentro.

La influencia

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Melania e Ivanka también aparecen en el nuevo libro de Wolff.

Pocos creerán ahora las afirmaciones de Trump de que Bannon "no tuvo nada que ver" con el presidente o su presidencia.

Según el diario Washington Post, Bannon y Trump se conocieron en 2010 cuando los presentó David Bossie, presidente del grupo conservador Citizens United y subgerente de la campaña de Donald Trump en 2016.

"A pesar de que aparentemente Trump y Bannon no tenían mucho en común —dice el diario— los dos se hicieron amigos por su rara característica de ser miembros de la élite costera (las clases profesionales y educadas que viven a lo largo de la costa este de EE.UU.), y a la vez presentarse a sí mismos como defensores de la pisoteada clase trabajadora".

"También compartían su indignación por la clase dirigente republicana", agrega.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Bannon apoyó al derrotado candidato republicano Roy Moore en las elecciones especiales para el Senado en diciembre.

Sam Nunberg, quien trabajó para Trump como asesor político y de campaña y fue despedido en 2015, le dijo al diario que él organizó numerosas llamadas telefónicas entre Bannon y Trump desde 2013.

"No tomó mucho tiempo para que los dos se convirtieran en almas gemelas ideológicas. En una época en que Trump era descartado como candidato fiable (para la presidencia), Bannon lo tomó con seriedad y lo promovió en su sitio web Breitbart News", afirmó Nunberg.

Así, Bannon comenzó alentando a Trump para que se postulara a la Casa Blanca, en los últimos meses de la carrera electoral se convirtió en su jefe de campaña y una vez que obtuvo el triunfo fue nombrado jefe de estrategia del presidente.

Como asesor de Trump, estuvo al frente de eventos como el retiro de Estados Unidos del Acuerdo de Cambio Climático de París, y de las polémicas órdenes ejecutivas para restringir la inmigración de países de mayoría musulmana.

La relación, sin embargo, se enfrió rápidamente. En abril, Bannon fue retirado de su cargo en el Consejo de Seguridad Nacional.

Y surgieron informes de una lucha de poder en la Casa Blanca entre el yerno y asesor de Trump, Jared Kushner, el director del Consejo de Economía Nacional, Gary Cohn, y Bannon.

Tal como señalan los corresponsales de la BBC, lo que en realidad llevó a su caída fue su discordia con el Asesor de Seguridad Nacional, H.R. McMaster, y su salida en la Casa Blanca llegó en agosto.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Tras su salida de la Casa Blanca Bannon regresó a sitio Breitbart News.

Bannon entonces regresó a Breitbart y prometió que seguiría ayudando al presidente y emprendería una guerra contra sus opositores.

"Nuevamente tengo en mis manos mis armas", declaró entonces. "Es Bannon el Bárbaro".

Inevitable

Tal como asegura el corresponsal de la BBC en Washington, Anthony Zurcher, el rompimiento de Bannon y Trump era "inevitable".

"La feroz respuesta del presidente a los comentarios de Bannon parece indicar que el puente entre el político y su guía espiritual ideológico ha quedado reducida a cenizas", afirma Zurcher.

"Independientemente del resultado de esta batalla, esto tiene que verse como un fracaso personal devastador para Bannon. Después de pasar años abogando por el populismo conservador anticlase dirigente, finalmente ocupó un lugar en las salas de poder. En 2017 dijo que esa meta era casi como 'la deconstrucción del Estado administrativo'".

"Ahora está nuevamente afuera, asediado por viejos antagonistas y exaliados".

Y el corresponsal concluye: "La discordia Bannon-Trump era inevitable y es incuestionable que será despiadada".

*Esta nota fue originalmente publicada el 4 de enero de 2018 y ha sido actualizada a raíz de la dimisión de Steve Bannon del portal de noticias Breitbart.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado