El enigma de la carta que asegura que los presos que protagonizaron la fuga más famosa de la cárcel de Alcatraz en realidad no murieron en su escapada

John Anglin, Clarence Anglin y Frank Morris (Foto: FBI)
Image caption John Anglin, Clarence Anglin y Frank Morris fotografiados antes de la fuga. (Foto: FBI)

Su historia inspiró libros y películas, y dio lugar a una leyenda: la de los tres presos que lograron escapar con vida de la cárcel de máxima seguridad de Alcatraz, en California.

Hablamos de leyenda porque las autoridades dieron por muertos a John Anglin, Frank Anglin y Frank Morris, los tres fugitivos que en 1962 se escaparon de la prisión situada en la bahía de San Francisco.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) cerró la investigación en 1979.

Ahora, una carta supuestamente escrita por uno de ellos ha reavivado el misterio.

Alguien que asegura ser John Anglin escribió a la policía de San Francisco en 2013, pero la noticia sólo se ha hecho pública ahora.

"Mi nombre es John Anglin", comienza la carta. "Me escapé de Alcatraz en junio de 1962. Sí, todos sobrevivimos aquella noche, ¡pero por los pelos!".

Hasta el día de hoy, los tres fugitivos permanecen en la lista de los más buscados con imágenes de lo que puede ser su aspecto actual.

¿Qué dice la carta?

El autor de la misiva alega que los hermanos John y Clarence Anglin, junto con el preso Frank Morris, vivieron hasta la ancianidad tras escapar de la emblemática prisión hace más de 50 años.

El supuesto John Anglin dice que su hermano Clarence murió en 2008 y Morris en 2005.

Derechos de autor de la imagen Empics
Image caption Esta es la carta que supuestamente envió John Anglin. (Foto: KPIX)

El firmante de la carta intenta llegar a un acuerdo con las autoridades: "Si anuncian en televisión que me prometen que sólo iré a la cárcel un año y que me darán atención médica, escribiré de vuelta para decirles exactamente dónde estoy".

"Tengo 83 años y no estoy bien físicamente. Tengo cáncer", añade.

Según la carta, John Anglin vivió la mayor parte de su vida en Seattle (Washington) y pasó ocho años en Dakota del Norte.

En el momento en que la carta fue enviada decía estar viviendo en el sur de California.

¿Es genuina la carta?

La policía de San Francisco no hizo pública la carta pese a obtenerla hace cinco años, según informa el canal estadounidense CBS.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La cárcel de Alcatraz dejó de funcionar como prisión en 1963 y ahora está abierta al turismo.

Una fuente anónima la entregó a KPIX, una cadena de televisión de San Francisco.

El servicio de los Marshals de Estados Unidos, que está a cargo del caso desde 1979, envió la carta a un laboratorio del FBI para que realizaran un análisis forense de la letra.

"Muestras de la escritura a mano de los tres fugitivos, John Anglin, Clarence Anglin y Frank Morris, se cotejaron con la carta anónima y los resultados fueron no concluyentes", informó el servicio de los Marshals en un comunicado.

¿Qué dicen los familiares?

El sobrino de John y Clarence Anglin le dijo a CBS que su abuela recibió flores con tarjetas firmadas por John y Clarence durante varios años después de la fuga.

"La verdad es que no he llegado a una conclusión sobre si creo que es John el que escribe o no", declaró David Widner.

Independientemente de la veracidad del documento, el sobrino se mostró consternado ante el hecho de que la carta no le fuera entregada a la familia.

"Viendo que él dice que tiene cáncer y se está muriendo, siento que al menos deberían haberse dirigido a la familia e informarnos de la existencia de la carta", señaló.

Image caption Las autoridades consideraron improbable que los presos pudieran atravesar nadando las aguas gélidas de la bahía de San Francisco.

¿Cómo se escaparon?

Condenados por robar un banco, los tres presos demostraron que Alcatraz, una cárcel federal reservada para "lo peor de lo peor", no estaba a pruebas de huidas como se creía.

Se dice que los tres reos pasaron meses cavando un túnel desde sus celdas con cucharas.

La noche del 11 de junio de 1962 dejaron en sus camas cabezas de muñecos hechas con pelo, papel higiénico y jabón, y huyeron agachados de la que era considerada una de las prisiones más seguras del país.

Los hombres hicieron una balsa inflable con sus impermeables y saltaron al agua en algún momento de la noche, entre las 8pm y las 2am según documentos del FBI.

A pesar de los intensos esfuerzos de búsqueda, los hombres nunca fueron hallados.

Si sobrevivieron y llegaron a la costa o si perecieron al intentar cruzar las aguas continúa siendo un misterio.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En los años 30, la prisión federal de Alcatraz era la principal cárcel de máxima de seguridad de Estados Unidos.

Atracción turística

La cárcel es ahora una popular atracción turística, con más de un millón de visitantes cada año.

La celda de John Anglin, desde la que escapó por un agujero en la pared, es uno de los principales atractivos de la visita guiada.

La prisión, construida sobre una roca en mitad de la bahía, dejó de ser una cárcel en 1963, un año después de la fuga.

Las autoridades dijeron en su momento que no había forma de que el trío hubiera podido nadar y sobrevivir en las gélidas aguas de la bahía de San Francisco, si bien hoy día los triatletas lo hacen sin problema.

La fuga fue inmortalizada en 1979 en la película protagonizada por Clint Eastwood Escape from Alcatraz (traducida como "La fuga de Alcatraz" o "Alcatraz: fuga imposible").

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado