Justicia española prohíbe que Carles Puigdemont sea investido presidente de Cataluña a distancia

Carles Puigdemont Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Carles Puigdemont deberá regresar a España desde Bélgica si quiere ser investido presidente de Cataluña.

El Tribunal Constitucional (TC) de España acordó por unanimidad este sábado que Carles Puigdemont solo podrá ser investido presidente de Cataluña si regresa de su exilio autoimpuesto en Bélgica.

Tras una larga deliberación durante todo el día, el tribunal dictaminó que el líder catalán deberá comparecer ante el parlamento catalán en persona, con previa autorización del juez encargado de su caso.

De este modo, descarta otras posibilidades planteadas por el equipo de Puigdemont como que la votación se realizara por medios telemáticos o siendo sustituido por otro parlamentario.

Se trata de una medida cautelar que responde al recurso que interpuso el Gobierno español, que considera que "un fugitivo" no puede liderar un parlamento regional.

Sus defensores, sin embargo, argumentaban que Puigdemont podría desempeñar su labor a distancia a través de videollamadas y redes sociales.

El TC advirtió también a los miembros de la mesa del parlamento regional de las responsabilidades -incluidas penales- que podrían tener que enfrentar si desobedecen esta suspensión.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption En el parlamento catalán se ven lazos amarillos en el lugar de los parlamentarios que permanecen presos o en el exilio.

El tribunal ha aplazado su decisión sobre si admite o no a trámite el recurso del gobierno hasta que haya oído a todas las partes.

Único candidato

El debate de investidura estaba previsto para el próximo martes, 30 de enero.

Puigdemont es el único candidato a presidente, dado que los grupos independentistas (ERC, JxCAT y la CUP) tienen mayoría en la cámara tras las elecciones celebradas en diciembre y su elección estaría garantizada.

El gobierno español celebró la decisión del TC porque permite evitar una "burla" a la ley, al parlamento de Cataluña y al resto de grupos políticos de la cámara, destacaron a la agencia Efe fuentes del ejecutivo.

Nada más conocer la resolución judicial, Puigdemont hizo una lectura completamente basada en el hecho de que el TC aún no haya decidido sobre la admisión a trámite del recurso.

"Incluso el TC ha rechazado el fraude de ley que pretendía la Moncloa. Más de uno debería pensar en rectificar y hacer política de una vez. Y si no es capaz, de irse y dejar paso", publicó en Twitter.

El expresidente catalán vive en Bruselas desde que la justicia española lo acusara de rebelión y sedición, entre otros delitos, por las medidas puestas en marcha para la proclamación de la Declaración Unilateral de Independencia de Cataluña a finales del pasado octubre.

Los cargos de los que se le acusa podrían suponer a Puigdemont hasta 30 años de prisión.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado