Tiroteo en Florida: el entrenador baleado al proteger a un alumno y otros héroes que surgieron en la matanza de Parkland, el tiroteo que dejó 17 muertos en la escuela Stoneman Douglas

Aaron Feis.
Image caption Andrew Feis era muy querido por sus alumnos. (MS Douglas Football)

Aaron Feis, un entrenador auxiliar de fútbol americano de la escuela secundaria Marjory Stoneman, es uno de los héroes que dejó la masacre del miércoles ocurrida en este centro educativo de Parkland, FLorida, donde un exalumno mató a 17 personas y dejó decenas de heridos.

Feis, que era muy querido por los alumnos y también ejercía como guardia de seguridad en el recinto, fue la primera víctima mortal en ser confirmada a la opinión pública.

Algunos testigos cuentan que, en medio de todo el terror, el hombre arriesgó su vida para garantizar la seguridad de los estudiantes.

"Murió hecho un héroe", se podía leer en la cuenta de Twitter del equipo del colegio.

El entrenador principal del equipo, Willis May, aseguró que una joven le contó que Feis saltó frente a ella para protegerla de Nikolas Cruz, el antiguo alumno autor de los disparos, y la empujó a través de una puerta para ponerla a salvo.

Al formar parte del equipo de seguridad, el entrenador auxiliar fue de los primeros en atender los avisos por walkie-talkie sobre un ataque.

"Oí a Aaron decir: 'No, esos no son petardos'... Es lo último que oí de él", recordó su jefe.

La familia de la víctima fue informada de su fallecimiento la medianoche del miércoles, según May.

Era un entrenador que dedicó su carrera a los estudiantes, algo que queda patente al leer las reacciones de preocupación y cariño en redes sociales.

Una de sus exalumnas publicó en Instagram una imagen del entrenador con el siguiente texto:

"Este, señoras y señores, es el rostro de un héroe. El entrenador Aaron Feis resultó herido al proteger a un estudiante en el tiroteo en la escuela y, según las últimas noticias, está grave. Es amigo de todos los estudiantes que le conocen. Siempre fue muy amable conmigo cuando estudié allí y sé que es cercano a mi hermano y sus amigos. Por favor, envíenle oraciones de sanación".

En su perfil de la red profesional LinkedIn, Feis aparece como entrenador de fútbol americano para las escuelas del condado de Broward (Florida), así como guardia de seguridad y conductor de autobús.

Nick Miller escribió sobre él en Facebook cuando aún se pensaba que estaba vivo: "Rezo por la recuperación de Aaron Feis. Amigo de sus amigos y un tipo genial. Me rompe el corazón y estoy rezando por tu familia y las otras víctimas. Recupérate, Entrenador".

"Prueben que son la policía"

Otro maestro, Jim Gard, refugió a varios alumnos en su clase.

Este profesor de matemáticas les comentó a varios medios que sabía que el autor de los disparos, Nikolas Cruz, era un joven problemático.

"Le habían prohibido entrar en la escuela con una mochila", señaló.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption 17 personas fallecieron en el ataque.
Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption En medio de la tragedia de la escuela de secundaria Marjory Stoneman Douglas de Florida sobresalieron historias de valor y sacrificio.

Gard contó cómo se encerró en su aula con seis estudiantes y describió el momento en que salieron.

"Oímos avanzar a la policía por el pasillo, los agentes venían golpeando las puertas", le dijo Gard a la cadena estadounidense CNN.

"Cuando llegaron a nuestra clase les dije a los estudiantes que volvieran al armario, tenía la ventana cubierta con papel, y les pregunté quiénes eran. 'La policía', dijeron, y yo les respondí que lo probaran. Me mostraron la identificación, abrí la puerta y salimos".

"Momento idóneo"

Por un momento, pareció el colofón a un curso recibido hace seis semanas sobre cómo reaccionar ante un tiroteo colectivo.

Eso es al menos lo que pensó en un principio Melissa Falkowski, otra profesora que protegió a sus estudiantes y se convirtió en parte del grupo de héroes accidentales que destacaron en medio de la tragedia.

Es difícil imaginar que pueda haber un momento mejor o peor para un tiroteo masivo como el que este miércoles conmocionó a la comunidad de Parkland.

Media playback is unsupported on your device
"Oí cinco 'pops' y supe que no era un simulacro": estudiantes de la escuela Stoneman Douglas de Florida cuentan cómo vivieron el tiroteo

Sin embargo, para la profesora, el haber seguido un curso de formación sobre cómo enfrentar estos ataques marcó la diferencia.

"Este es el tipo de situaciones para el que nos acaban de formar, hace unas seis semanas. Si no hubiéramos tenido ese curso, no sé qué habría pasado", le dijo Falkowski a medios locales.

"De hecho, varios de nosotros pensamos que esto era parte de la formación, como una práctica".

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La profesora Melissa Falkowski subrayó que tanto los estudiantes como los profesores estaban bien preparados, pero lamentó que, pese a eso, hubiera habido tantas víctimas.

Falkowski logró esconder a 19 estudiantes en el armario de su clase durante 40 minutos antes de que las fuerzas de seguridad los liberaran.

"Saltó la alarma de incendios y nos preparamos para evacuar siguiendo el protocolo, pero entonces nos dijeron que era un 'código rojo', corrimos de vuelta al aula y nos lanzamos al suelo", explicó la maestra.

"De ahí nos trasladamos al armario, donde pude refugiar a 19 estudiantes. Allí pasamos 40 minutos hasta que nos sacaron las fuerzas especiales", describió.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado