Qué es la Gran Marcha del Retorno, la masiva protesta de palestinos contra israelíes en Gaza que ya dejó 17 muertos y más de mil heridos

Gaza Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las tensiones se están incrementando en la frontera de Gaza e Israel.

Es la mayor protesta palestina contra Israel en cuatro años y, también, la más mortífera.

Los palestinos la describen como una manifestación para llamar la atención hacia "la lucha de los cientos de miles de ellos que han sido expulsados de sus hogares".

Y el gobierno israelí, por su parte, asegura que la llamada Gran Marcha del Retorno, la manifestación iniciada el viernes en la frontera con Gaza es una "peligrosa provocación" que puede "estar poniendo en riesgo vidas".

Desde entonces, se reportan al menos 17 muertos y más de 1.400 heridos y, según el corresponsal de la BBC allí, Rushdi Abu Alouf, fue la jornada con más víctimas desde el conflicto que enfrentó a ambos bandos en el verano de 2014.

La protesta, que prevé durar seis semanas, pide la devolución de lo que los palestinos consideran sus territorios ocupados, mientras el gobierno de Israel la considera una "provocación".

Este sábado tuvo lugar el entierro de las víctimas, que caldeo nuevamente los ánimos y se registraron nuevos focos de protestas y heridos, según el Ministerio de Salud palestino.

El ejército israelí informó el viernes que durante las manifestaciones ocurrieron "disturbios" y que sus soldados abrieron fuego "contra los principales instigadores".

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, por su parte, culpó al gobierno de Tel Aviv por las muertes y llamó a Naciones Unidas a tomar "medidas inmediatas" para proteger a los palestinos contra lo que llamó una "escalada de la agresión diaria" por parte de Israel.

En una sesión de emergencia en Nueva York, el Consejo de Seguridad de la ONU pidió en la noche del viernes una investigación sobre las muertes y un alto funcionario de la organización, Taye-Brook Zerihoun, instó a Israel a mantener el derecho humanitario y utilizar la fuerza letal solo como último recurso.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) afirmaron que cerca de 17.000 palestinos se acercaron a cinco puntos de la valla fronteriza, lo que los obligó a crear "una zona militar cerrada" en el área.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Israel reforzó sus fuerzas en la frontera con Gaza.

Aunque la mayoría de los manifestantes se quedó en los campamentos, algunos grupos de jóvenes ignoraron los llamamientos de los organizadores para mantenerse alejados de la cerca y aproximarse a las posiciones israelíes.

Mientras, Israel desplegó tanques y francotiradores y, según señalaron testigos, utilizó un dron en al menos un lugar para arrojar gases lacrimógenos.

Según el Ministerio de Salud palestino, que fue quien ofreció el número de heridos y víctimas morales, unos 400 manifestantes recibieron impactos directos de bala.

Las protestas tuvieron lugar en el día que los judíos celebran el inicio de su Pascua, una de sus festividades más importantes en la que recuerdan la liberación de sus ancestros en Egipto.

¿Llevarán las protestas a una escalada militar?

Por Rushdi Abu Alouf, corresponsal de la BBC en Gaza

El número de muertos durante la manifestación del viernes es el más grande desde la última guerra israelí en Gaza en el verano de 2014. Desde entonces, Gaza ha vivido un largo período de calma, pero las difíciles condiciones económicas y el bloqueo israelí puede ser el capítulo final a este cuatrienio de tregua entre Hamas e Israel.

A pesar del llamado a manifestaciones pacíficas, los enfrentamientos entre jóvenes palestinos y militares israelíes no sorprendieron. Los jóvenes se han estado manifestando cerca de la frontera con Israel en numerosas ocasiones, pero esta vez la respuesta de Israel fue exagerada.

Mañana, los palestinos enterrarán a sus muertos y regresarán a la frontera para tirar piedras a los soldados.

La cuestión importante que queda es hasta qué punto las manifestaciones pacíficas tendrán éxito.

Qué es la Gran Marcha del Retorno

Los palestinos la describen como una manifestación para llamar la atención hacia "la lucha de los cientos de miles de ellos que han sido expulsados de sus hogares en lo que hoy es Israel".

El gobierno israelí, por su parte, asegura que la llamada Gran Marcha del Retorno, la manifestación iniciada este viernes en la frontera con Gaza es una "peligrosa provocación" que puede "estar poniendo en riesgo vidas".

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Se dijo que decenas de miles de palestinos participan en la marcha.

Los enfrentamientos comenzaron y desde la madrugada del viernes se registraron muertos y centenares de heridos.

En el inicio surgieron informes de cinco muertos y cientos de heridos palestinos por disparos israelíes. Se dijo que dos de las víctimas eran granjeros que murieron por fuego de artillería.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El inicio de la marcha coincidió con el Día de la Tierra de los palestinos.

La manifestación se inició el 30 de marzo, el Día de la Tierra, en el que los palestinos conmemoran la muerte de seis manifestantes en manos de las fuerzas de seguridad israelíes durante las protestas que se llevaron a cabo ese día en 1976 por la confiscación de sus tierras.

Está planeado que la protesta dure seis semanas, hasta el 15 de mayo, que los palestinos llaman Nakba (catástrofe) y que marca el desplazamiento de cientos de miles de palestinos durante el conflicto que provocó la creación de Israel en 1948.

Desde hace décadas los palestinos están exigiendo su derecho a retornar a pueblos y ciudades en lo que hoy es Israel, pero éste afirma que deben establecerse en un futuro Estado palestino en los territorios de la franja de Gaza y Cisjordania.

Para la protesta los palestinos establecieron cinco campamentos principales a lo largo de la frontera de Gaza con Israel.

Israel, sin embargo, desplegó tanques y francotiradores en la frontera y advirtió a los manifestantes que no se acerquen a las vallas de seguridad.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Se informó que un granjero murió por los disparos de un tanque israelí.

El ejército israelí, que controla una zona de exclusión a lo largo de la frontera con Gaza, duplicó el número de soldados por lo que dijo eran temores de seguridad.

"Arriesgando vidas"

La cancillería israelí afirmó que la protesta es "un intento deliberado para provocar una confrontación con Israel" y que "la responsabilidad de cualquier enfrentamiento recaerá enteramente en Hamas y en otras organizaciones palestinas que participen".

El ministro de Defensa Avigdor Lieberman, en una inusual acción, escribió en árabe en Twitter dirigiéndose a los palestinos y dijo que Hamas "estaba poniendo en riesgo sus vidas" con la marcha y les advirtió no participar en ésta.

"Cualquiera que se acerque a la valla está poniendo en riesgo su vida. Les aconsejo continuar con su vida normal y no involucrarse en una provocación", escribió.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Israel duplicó la presencia de sus soldados en la frontera de Gaza.

Por su parte Hamas, el grupo militante que gobierna la Franja de Gaza, acusó a Israel de tratar de intimidar a los palestinos al urgirlos a no participar en la protesta.

Frente a los manifestantes, el líder de Hamas en Gaza, Ismail Haniyeh, declaró: "no concederemos ni una pulgada de tierra de Palestina".

Crecientes tensiones

Tal como señala Sebastian Usher, editor de Medio Oriente de la BBC, las tiendas de campaña que han sido erigidas en los campamentos a lo largo de la zona de exclusión cerca de la frontera "son una señal de que la protesta, será de largo plazo".

"Los organizadores palestinos han urgido a decenas de miles de personas a tomar parte en la protesta".

"Israel se muestra cauteloso ya que las tensiones una vez más se han estado incrementando a lo largo de la frontera con Gaza".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado