Muere a los 92 años Barbara Bush, esposa y madre de presidentes de Estados Unidos

Barbara Bush Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Barbara Bush fue la única mujer estadounidense que vio a su esposo e hijo ocupar la silla presidencial de la Casa Blanca.

Barbara Bush, ex primera dama de Estados Unidos, murió este martes a los 92 años.

Bush fue esposa del republicano George H. W. Bush, presidente de EE.UU. entre 1989 y 1993, y madre de George W. Bush, mandatario de EE.UU., de 2001 a 2009.

Fue la única mujer estadounidense que vio a su esposo e hijo ocupar la silla presidencial de la Casa Blanca.

Otro de sus seis hijos, Jeb Bush, fue gobernador del estado de Florida, de 1999 hasta 2007, y candidato presidencial en las elecciones de 2016.

Un comunicado de la oficina de su marido describe a la señora Bush como "implacable defensora de la alfabetización familiar".

Barbara Bush ya llevaba un tiempo luchando contra una enfermedad pulmonar crónica y con problemas cardiacos en los últimos años.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Su hijo, George W. Bush., fue presidente entre 2001 y 2009.

El domingo, decidió no recibir más tratamiento médico y fue trasladada a cuidados paliativos.

Dijo que quería pasar sus últimos días con su familia.

73 años de matrimonio

La ex primera dama no solo tuvo una larga vida, sino también un matrimonio que duró muchos años.

En enero de 2018, ella y su esposo celebraron su aniversario número 73.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption George y Barbara Bush se casaron en 1945.
Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption George H.W. Bush fue el presidente número 41 de Estados Unidos.

Pese a su estrecha relación con su marido, Barbara rechazó en el pasado que influyera de algún modo en su marido durante su etapa en la Casa Blanca.

"No me meto con su oficina y él no se mete con mi casa", manifestó.

Después del mandato de su esposo, escribió el libro "Millie's Book", un repaso a su vida en la Casa Blanca desde la perspectiva de un perro.

La matriarca de los Bush destinó los fondos de la venta de la publicación a la Fundación Barbara Bush, su organización para promover la alfabetización.

Tras conocerse su fallecimiento, su hijo George W. Bush aseguró que su madre los "había hecho reír hasta el final".

"Soy afortunado de que Barbara Bush fuera mi madre. Nuestra familia la extrañará mucho y les agradecemos a todos por sus oraciones y buenos deseos", agregó.

Contenido relacionado