Por primera vez desde 1943, la Academia Sueca no entregará el Premio Nobel de Literatura este año por un escándalo de abusos sexuales

Medalla Derechos de autor de la imagen AlfredNobel.org
Image caption El Premio Nobel de Literatura está en crisis tras un escándalo de abusos sexuales.

Este año no habrá Premio Nobel de Literatura, según anunció este viernes la Academia Sueca, la organización que concede este galardón.

La Academia Sueca explicó en un comunicado que el premio de 2018 se concederá en 2019, junto con el correspondiente a ese año.

Aparte de seis años durante las guerras mundiales, solo ha habido un año en que no se otorgó el premio, en 1935, cuando el galardón se declaró desierto.

La decisión de este viernes se tomó tras un escándalo de abusos sexuales y otras denuncias que provocaron la renuncia de siete de los 18 miembros del jurado que elige cada año a los autores vivos más relevantes.

Pese a que la selección del ganador de este año ya estaba en un "estado avanzado", la organización prefirió posponerla ante la "reducción de la confianza del público", según admitió en su comunicado.

La editora de cultura de la Televisión Nacional Sueca (SVT), Rebecca Lundberg, quien ha cubierto extensamente los problemas de la Academia, dijo a la BBC que la decisión "era muy triste para todos los autores... pero que era necesaria".

"Tienen mucho trabajo por hacer. Tienen que reclutar nuevos miembros y eso será muy difícil. Mucha gente no quiere asociarse con la academia actual", agregó.

Renuncias

Todo comenzó en el mes de noviembre pasado, cuando 18 mujeres acusaron de abuso sexual al fotógrafo y dramaturgo francés Jean-Claude Arnault, que dirigía un proyecto cultural con fondos de la Academia Sueca, y es esposo de Katarina Frostensony, miembro de la organización.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El antiguo edificio de la Bolsa de Estocolmo es la sede de la Academia Sueca.

Varios de los supuestos incidentes ocurrieron en propiedades de la Academia, entre 1997 y 2007. Arnault ha negado todas las acusaciones.

Ante el escándalo, algunos miembros impulsaron una votación para echar a la mujer de Arnault, pero la votación no fructificó.

La denuncia de esas mujeres, que se produjo a través del principal diario sueco Dagens Nyheter, forzó a la institución a cortar todos sus lazos con el centro que ambos gestionaban y a abrir una investigación sobre su relación con este club.

El medio sueco reveló que esa investigación interna concluyó, entre otras cosas, que Arnault filtró el nombre del ganador del Nobel en siete ocasiones, entre ellas, el de Bob Dylan.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Sara Danius renunció como secretaria general de la Academia por el escándalo de Arnault.

El caso provocó una fuerte división interna que acabó en una oleada de dimisiones, incluida la de Frostenson y la secretaria permanente, Sara Danius.

Ahora sólo quedan 11 miembros, pero uno de ellos, la autora Kerstin Ekman, lleva sin participar desde 1989, en protesta por la negativa de la Academia a condenar la emisión de una "fatwa" (edicto islámico) contra el escritor británico Salman Rushdie.

Técnicamente, los cargos en la Academia Sueca son vitalicios y no se puede renunciar, aunque los miembros pueden negarse a participar en las actividades.

El protector de la Academia, el rey Carlos XVI Gustavo, dijo que cambiará las normativa para permitirles renunciar formalmente.

Los otros premios Nobel sí se entregarán en 2018.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Jean-Claude Arnaud, acusado de abuso sexual por 18 mujeres, es esposo de Katarina Frostensony, miembro de la Academia Sueca (foto de 2001).

Análisis de Maddy Savage, periodista de la BBC en Estocolmo

Esta es una decisión inusual, pero no del todo inesperada aquí en Suecia, donde las disputas internas entre los miembros de la Academia Sueca han sido noticia durante meses.

La institución ha enfrentado profundas críticas de la comunidad académica. Cientos de profesores e investigadores han firmado una serie de cartas en las que piden a la Academia que actúe para restaurar su credibilidad.

Pero este escándalo de abuso captó una mayor atención. Muchos suecos están muy orgullosos de los premios Nobel y del hecho de que viven en un país que generalmente defiende los derechos de las mujeres.

Ver al prestigioso comité de premios de literatura desentrañar el mal manejo de acusaciones de agresión sexual ha sido un trago amargo. No todos confían en que la academia recuperará su reputación a tiempo para el anuncio de los premios el próximo año.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El ganador del premio Nobel de Literatura es anunciado en el edificio donde funciona el Museo Alfred Nobel, en Estocolmo.

Este es el escándalo más grande que golpea a la Academia desde que el premio se entregó por primera vez, en 1901.

Y ocurre en el marco de la campaña #MeToo, que ha destapado casos de abusos o agresiones sexuales en todo el mundo.

En las redes sociales, varios usuarios destacaron la importancia de este movimiento en la crisis de la institución.

"Han pasado meses desde que empezó #MeToo y todavía están cayéndose torres por todos lados", escribió Nikki Golightly.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado