Acuerdo nuclear con Irán: la dura respuesta y la advertencia del presidente Hasan Rohani a la decisión de Trump

Hasan Rouhani Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Hasan Rohani, presidente de Irán, aseguró este martes que su país continuará "comprometido" con un acuerdo nuclear multinacional.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, aseguró este martes que su país continuará "comprometido" con el acuerdo nuclear multinacional si se mantienen los convenios de cooperación con los demás miembros del tratado tras la salida de Estados Unidos.

"Si alcanzamos los objetivos del acuerdo en cooperación con los otros miembros, el tratado se mantendrá vigente", afirmó Rohani minutos después de que el presidente Donald Trump anunciara que Estados Unidos abandona el acuerdo nuclear con Irán.

"Estados Unidos no cumple con sus compromisos ante un tratado internacional", se quejó el mandatario iraní.

El mandatario anunció también que ordenó a las autoridades atómicas de su país que se preparen para comenzar el enriquecimiento de uranio a niveles industriales, lo que podría efectuarse si fracasan las negociaciones con los demás miembros (Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania) para mantener el tratado.

"Esperaremos unas semanas antes de tomar esta medida y negociaremos con nuestros amigos y aliados y con las partes que firmaron el acuerdo. Todo dependerá de nuestros intereses nacionales", afirmó en una conferencia televisada.

"Si nuestros intereses están garantizados por el tratado, continuaremos el proceso y si el acuerdo es solo un documento, entonces nuestro próximo camino será claro", advirtió.

El enriquecimiento de uranio es uno de los procesos clave para fabricar tanto energía nuclear como armas atómicas y la limitación de este proceso por Irán fue una de las bases del acuerdo nuclear.

La conferencia televisada de Rohani tuvo lugar poco después del anuncio de Trump, que fue cuestionado por los presidentes de Francia, Reino Unido y Alemania.

La decisión de Trump

Trump también anunció que las sanciones que regían antes de que se firmara el acuerdo nuclear vuelven a estar vigentes y advirtió que "cualquier país que ayude a Irán también podría ser sancionado".

El presidente estadounidense justificó su decisión diciendo que "el acuerdo fue tan mal negociado que incluso si Irán cumple con todo, el régimen estaría al borde de conseguir armas nucleares en un corto periodo de tiempo".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Donald Trump hizo su anuncio desde la Casa Blanca.

"No podemos evitar una bomba nuclear iraní bajo este decadente y deteriorado acuerdo", dijo Trump, que comenzó su intervención acusando a Irán de ser "patrocinador del terrorismo".

El acuerdo firmado por Teherán con el grupo formado por Alemania, China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia establece límites y controles al programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de sanciones internacionales.

Conocido como el Plan de Acción Conjunto y Completo (JCPOA, por sus siglas en inglés), el pacto comenzó a ser aplicado en enero de 2016.

Enriquecimiento uranio

Hay dos instalaciones de enriquecimiento de uranio en Irán —Natanz y Fordo—, donde el gas hexafluoruro de uranio se introduce a centrifugadoras para separar el U-235, el isótopo fisible de origen natural del uranio.

El uranio de bajo grado, que tiene una concentración de 3 a 4% de U-235, puede ser utilizado para producir el combustible de las plantas de energía nuclear. Sin embargo, también puede ser enriquecido al grado de 90% necesario para la producción de armas nucleares.

En julio de 2015, Irán tenía casi 20.000 centrifugadoras. El JCPOA limita la instalación a no más de 5.060 de las más viejas y menos eficientes centrifugadoras en Natanz durante 10 años.

Irán se comprometió a reducir sus reservas de uranio en un 98% hasta 300 kilogramos, que deberán mantener su nivel de enriquecimiento en 3,67%.

En enero de 2016, Irán había reducido drásticamente el número de centrifugadoras instaladas en Natanz y Fordo, y despachado toneladas de uranio de bajo grado a Rusia.

Además, el acuerdo establece que la investigación y desarrollo solo puede realizarse en Natanz, y por un máximo de ocho años.

No se permite enriquecimiento en Fordo durante 15 años y obliga a Teherán a convertir la instalación subterránea en un centro de física y tecnología nuclear.

Las 1.044 centrifugadoras en el lugar se utilizarán para producir radioisótopos de uso medicinal, agrícola, industrial y científico.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado