La polémica que desató el caso del indocumentado detenido en EE.UU. cuando fue a entregar una pizza a una base militar

Pablo Villavicencio y su mujer Sandra Chicha Derechos de autor de la imagen GoFundMe
Image caption Pablo Villavicencio y Sandra Chica están casados y tienen dos hijas. Ella es ciudadana estadounidense.

Como cada día, el ecuatoriano Pablo Villavicencio recorría el pasado 1 de junio las calles de Nueva York repartiendo comida a domicilio para ganarse la vida y mantener a su familia.

Pero algo fue mal aquel viernes.

Cuando llegó a la base militar de Fort Hamilton, en Brooklyn, para entregar una pizza encargada por algunos de los militares allí destinados, fue retenido y después entregado a la Fuerza de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) para que se proceda deportarlo.

Un juez federal bloqueó la deportación y el pizzero espera ahora que se resuelva su caso.

Villavicencio es uno más de los inmigrantes indocumentados contra los que el gobierno de Donald Trump hace campaña y sobre los que ha ordenado un endurecimiento de la vigilancia.

Casado con una ciudadana estadounidense con la que tiene dos hijas pequeñas, lleva diez años viviendo en Estados Unidos a la espera de un permiso de trabajo.

No era la primera vez que entregaba pizzas en la base. Hasta ahora, mostrar su documento de identidad de la ciudad de Nueva York le había bastado, pero esta vez no fue así.

Las autoridades locales neoyorquinas expiden estos documentos a todos los residentes extranjeros, estén en situación regular o no en el país, para que no teman denunciar delitos o participar como testigos en un juicio si es necesario, y también para que puedan acceder a los servicios sociales.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El inmigrante fue retenido en la base militar de Fort Hamilton.

En declaraciones desde el centro en el que está ahora detenido citadas por The New York Post,Villavicencio contó que se encontró con un guardia diferente al habitual.

"Un tipo alto de piel oscura empezó a hacerme preguntas y me djio que por qué no tenía una tarjeta de la seguridad social", relató.

Como no tenía más documentación, dijo, los guardias de la base llamaron al Departamento de Policía de Nueva York, que confirmó que no había ningún requerimiento sobre él, que "estaba limpio" .

"Pero el hombre dijo que tenía que permanecer allí y llamó al ICE".

De acuerdo con el relato del inmigrante, el sargento que había pedido la pasta salió en su defensa y le dijo que no tenía por qué llamar al ICE, pero no sirvió de nada.

Villavicencio fue finalmente entregado a los agentes de inmigración, que lo pusieron bajo custodia.

"Fugitivo" desde 2010

Una portavoz de la base explicó que a Villavicencio se le pidió que obtuviera un pase de seguridad al no poder mostrar una identificación válida y firmó una autorización para una inspección de su historial.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La detención del inmigrante motivó protestas frente a la base de Fort Hamilton.

En él apareció una orden pendiente del ICE. Una portavoz de la agencia afirmó que el ahora detenido había sido un "fugitivo" desde 2010 cuando no cumplió con una orden de expulsión en su contra.

La esposa de Villavicencio, Sandra Chica, explicó en una rueda de prensa la experiencia por la que está pasando su familia.

"No hay palabras para definir el drama que mis hijas y yo estamos viviendo".

Chica pidió a las autoridades que no deporten a su marido.

La familia ha abierto una campaña de recogida de fondos en línea y recuerda: "Estamos solos en este país".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las detenciones de inmigrantes en situación irregular pero sin antecedentes penales se han disparado en la era Trump.

El concejal Justin Brannan mostró su apoyo y su desacuerdo con la política migratoria del gobierno federal, con el que las autoridades de Nueva York han tenido varias diferencias por este asunto.

"¿Acaso nuestra ciudad, estado o nación son más seguros porque han sacado a un repartidor de pizza de las calles?", se preguntó Brannan.

Dan Donovan, congresista republicano por el Estado de Nueva York, lamentó por contra que "activistas liberales están atacando a los agentes del ICE y al personal militar por cumplir la ley al detener a un inmigrante ilegal aquí".

El caso de este inmigrante es otro ejemplo del endurecimiento de la política migratoria de Estados Unidos desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca.

En comparación con el último año de Barack Obama como presidente, el primero de la era Trump vio triplicarse el número de indocumentados sin antecedentes detenidos, tal y como recogen las cifras difundidas por el ICE.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado