La angustiante búsqueda de un equipo adolescente de fútbol que lleva 3 días atrapado en una cueva en Tailandia

Buzos de la Marina Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Buzos de la Marina tailandesa buscan a los jóvenes.

Un equipo de 12 futbolistas adolescentes lleva tres días atrapado en una cueva en Tailandia, pero las autoridades creen que aún hay esperanzas de encontrarlos con vida.

Los jóvenes, de entre 11 y 16 años, entraron el sábado con su entrenador a la cueva Tham Luang Nang Non en la provincia de Chiang Rai, al norte del país.

Buzos de la Marina tailandesa reanudaron el martes la búsqueda, que había sido suspendida por la subida del nivel del agua.

Estos aseguraron haber visto huellas frescas dentro del complejo de cavidades, lo que elevó las esperanzas de encontrar al equipo sano y salvo.

"Nos sentimos optimistas respecto a encontrarlos vivos", afirmó este martes el vice primer ministro Prawit Wongsuwan. "Incluso aunque no tengan qué comer, deben tener agua para beber".

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La cueva, al norte de Tailandia, tiene una extensión subterránea de más de seis kilómetros.

La cueva Tham Luang Nang Non es una atracción turística que se extiende por más de seis kilómetros bajo tierra cerca de la frontera con Myanmar. Según una guía turística citada por la revista Time,solo es accesible entre noviembre y junio, es decir, cuando no es temporada de lluvias.

Se cree que los menores y su entrenador de 25 años se encuentran en una cámara de esta red de cavidades.

Familiares desesperados han acampado en los exteriores, donde rezan por el retorno de los jóvenes. Han traído bombas de agua para intentar reducir el nivel del agua, según el corresponsal de la BBC en el Sudeste Asiático, Jonathan Head. Pero, de momento, solo las han podido usar fuera de la cueva.

Sus esfuerzos se están viendo entorpecidos por la lluvia. También están metiendo cables de electricidad a la cueva para que los buzos cuenten con una mejor iluminación. Incluso trataron de usar drones, contó Head.

Pero, hasta ahora, los únicos indicios de los adolescentes son las bicicletas que dejaron, que todavía permanecen atadas a la reja que hay en la entrada de la cueva, y algunas huellas de manos que los buzos vieron el lunes cuando llegaron hasta una de las cámaras subterráneas más grandes, explicó el corresponsal.

Según el diario Bangkok Post, los visitantes deben cruzar un pequeño arroyo para entrar a la cueva. Así que cuando este se desborda, el complejo se vuelve inaccesible.

La cueva puede inundarse hasta cinco metros durante la estación lluviosa en Tailandia, que va de junio a octubre.

Las autoridades locales aseguraron que los rescatistas se estaban preparando para enseñar a los futbolistas a usar equipo de buceo en caso de que tengan que bucear para poder salir a la superficie.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Los esfuerzos de los rescatistas se ven dificultados por la poca visibilidad.
Derechos de autor de la imagen BBC Sport

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado