Sorpresa y desconcierto: Trump invita a Putin a visitar EE.UU. para una segunda cumbre

El presidente de Rusia, Vladimir Putin (der.), le entrega un balón de fútbol del Mundial al presidente de EE.UU., Donald Trump durante la cumbre en Helsinki. Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption ¿Otro gol de Putin? El presidente de Rusia le entrega un balón de fútbol del Mundial a Donald Trump, tras la cumbre de ambos mandatarios en Helsinki.

El anuncio de la invitación a visitar la Casa Blanca al presidente Vladimir Putin por parte de Donald Trump fue recibido en Estados Unidos con sorpresa y hasta desconcierto.

La noticia la reveló la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, quien además escribió en Twitter que las discusiones para definir los detalles de la reunión ya se encontraban en camino.

Ambos líderes sostuvieron una primera cumbre en Finlandia el lunes pasado que generó polémica entre adeptos y opositores de Trump por no ser más firme con Putin.

Tras la reunión, el presidente estadounidense se alineó con la versión rusa en rechazó de las acusaciones de sus servicios de inteligencia de que Moscú había interferido en las elecciones presidenciales de 2016.

Poco después, en medio de una tormenta de críticas, Trump intentó retractarse asegurando que había usado mal una palabra.

En Helsinki, Trump y Putin conversaron con sólo sus traductores presentes y no ha habido muchos detalles de lo discutido.

Pero el jueves, Trump reiteró en su cuenta de Twitter que las conversaciones habían sido un "gran éxito" y que esperaba con entusiasmo su próxima reunión.

Reacciones

El anuncio de la invitación tomó por sorpresa al director de Inteligencia Nacional de EE.UU., Dan Coats, que participaba en una entrevista en vivo durante un foro de seguridad en Colorado.

Cuando la presentadora del evento dio la noticia de la invitación, Coats preguntó boquiabierto: "¿Puede repetir eso otra vez?".

Image caption ¿Cómo? El director de Inteligencia Nacional de EE.UU., Dan Coats, no puede más que reírse al conocer la noticia de la invitación.

Luego rió y dijo: "Eso va a ser especial". El director de inteligencia añadió que todavía no estaba al tanto de lo que se había hablado en la primera reunión de los dos mandatarios.

El líder de la bancada demócrata en el Senado, Chuck Schumer, hizo un llamado para que Trump revelara lo que discutió con Putin.

"Hasta que no sepamos qué sucedió en esa reunión de dos horas en Helsinki, el presidente no debería tener más interacciones uno a uno con Putin", declaró. "Ya sea en Estados Unidos, en Rusia, o en ningún otro lugar".

Trump-Putin, la secuela

En su reciente tuit, Donald Trump no sólo afirmó que su cumbre con Putin había sido un "gran éxito" sino que la gente con "niveles más altos de inteligencia" quedó encantada con su rueda de prensa en Helsinki.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Hubo protestas frente a la Casa Blanca contra la actitud de Trump hacia Rusia, pero la base republicana sigue apoyando al presidente, según el corresponsal de la BBC en Washington

El corresponsal de la BBC en Washington Anthony Zurcher señala que el presidente quiere resaltar con su comunicado que los planes para una segunda reunión ya van en camino.

Esto, a pesar de que la Casa Blanca lleva tres días tratando de lidiar con las reacciones negativas a la cumbre de parte de ambos partidos o que la investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones continúa su marcha.

Zurcher dice que aunque la actitud del presidente frente a Rusia podrá molestar al público en general, las últimas encuestas indican que su base republicana -que es mayoritaria- se siente bien con su desempeño.

"Trump puede sentirse animado con eso", indica nuestro corresponsal. "Con su base todavía respaldándolo, (el presidente) parece listo para seguir adelante con sus propósitos".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado