Pompeya: el fascinante hallazgo de la lujosa "Casa de Júpiter" enterrada bajo las cenizas del Vesubio

Una arqueóloga Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Los arqueólogos encuentran cada día nuevas piezas en Pompeya.

El 24 de agosto del año 79 d.C. la poderosa erupción del volcán Vesubio arrasó con la ciudad de Pompeya, que pertenecía al entonces Imperio romano.

Hoy, casi 2.000 años después de que quedara enterrada bajo las cenizas, los arqueólogos siguen descubriendo tesoros que nos ayudan a entender cómo era la vida en esa ciudad ubicada cerca de lo que hoy es Nápoles.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La casa tiene una decoración estilo "vintage".

El hallazgo más reciente es una lujosa vivienda a la que los investigadores llamaron la "Casa de Júpiter".

La bautizaron así porque entre los muchos frescos que hay en sus paredes, hay una pintura dedicada a Júpiter, el dios supremo de la mitología romana.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Al parecer el dueño de la casa era un hombre adinerado y con gusto por el arte.

"La casa tenía una decoración vintage al estilo temprano de Pompeya", le dijo a la agencia ANSA Massimo Osanna, director del Parque Arqueológico de Pompeya.

"El dueño debió ser adinerado y culto, consciente del valor de las pinturas".

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Las excavaciones actuales están revelando cómo era la "Casa de Júpiter".

Parte de esta casa ya había sido excavada entre los siglos XVIII y XIX.

De hecho en algunas partes se ve afectada por túneles y trincheras que se cavaron en esa época y también por un incendio que ennegreció algunos de los frescos y quemó el mobiliario.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La casa está ubicada en el recién descubierto "Callejón de los balcones".

La nueva intervención, sin embargo, está revelando la arquitectura de una residencia con un atrio central, rodeado de habitaciones decoradas y un espacio abierto con columnas frente al cual hay otras tres habitaciones.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Parte de la casa se vio afectada por excavaciones que se realizaron en los siglos XVIII y XIX.

La entrada de la residencia está en el llamado "Callejón de los balcones", que también fue descubierto recientemente.

Las salas que están alrededor del atrio tienen cuadros de estuco que imitan losas de mármol pintadas con colores brillantes.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Las paredes de la casa están adornadas con colores brillantes.

Algunos fragmentos hallados muestran que el atrio fue finalizado con friso de estuco, con acabados rojos y azul.

Los expertos creen que es muy posible que el dueño de la casa quisiera conservar el estilo vintage, mientras que en otras casas de la ciudad a menudo la decoración era reemplazada por adornos más modernos.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Pompeya fue destruida en el año 79 por una erupción del volcán Vesubio.

Una de las piezas más llamativas que se han revelado esa una pintura "sacro-idílica" que fue hallada en cuarto muy cerca de la Casa de Júpiter, en la que han llamado la Casa al norte del jardín.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Una de las piezas más llamativas es esta pintura recrea la escena de un sacrificio.

La pintura recrea la escena de un sacrificio en un santuario rústico y representa una de las primeras escenas figurativas de cierta complejidad, según informa el Parque Arqueológico de Pompeya.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Con cada hallazgo, los arqueólogos aprenden más sobre cómo era la antigua Pompeya.

Estos hallazgos tienen entusiasmados a los arqueólogos, que cada día encuentran nuevas pistas sobre cómo era la vida en Pompeya antes de que quedara sepultada.

Como lo dijo Osanna en su cuenta de Instragram al publicar fotos de la Casa de Júpiter "¡La poesía está en los detalles!".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado