Áurea Vázquez Rijos, la exreina de belleza puertorriqueña acusada de asesinar a su millonario marido

Áurea Vázquez Rijos Derechos de autor de la imagen Ramón ‘Tonito’ Zayas / GFR MEDIA
Image caption Áurea Vázquez Rijos se encuentra en custodia en Puerto Rico

El romance de Áurea Vázquez Rijos y Adam Joel Anhang fue efímero y desafortunado.

Ahora, casi 13 años después del asesinato de Anhang, un tribunal federal de EE. UU. decidirá finalmente si la exreina de la belleza de Puerto Rico mató a su marido -un magnate canadiense de los juegos en línea- después de solo seis meses de matrimonio.

El juicio, que comenzó este martes, logró hacerse después de una prolongada batalla legal, pues Vázquez luchó contra la extradición tanto de Italia como de España.

Y fue el padre de su difunto esposo quien usó detectives privados para rastrearla en Italia, después de que un hombre inocente fue encarcelado, y luego liberado, por el asesinato.

"Nos tomó cinco años y un gran esfuerzo y energía poder rastrearla, porque apenas la localizamos, se enteró y siguió moviéndose", le dijo Abe Anhang a la BBC desde su casa en Winnipeg, Canadá.

La fachada de un robo

Anhang, un multimillonario de programas informáticos de juegos y bienes raíces de 32 años de edad, fue brutalmente golpeado y asesinado a puñaladas una noche de septiembre de 2005 en una calle del casco histórico de San Juan, la capital de Puerto Rico.

A primera vista, el ataque pareció ser un robo fallido, en el que Vázquez Rijos también resultó herida por el agresor, de sexo masculino.

Pero, según los fiscales, Anhang fue engañado para que creyera que se iba a reunir con su esposa en un restaurante de San Juanesa noche para discutir los términos de su divorcio, cuando en realidad le habían tendido una trampa mortal.

La acusación sostiene que Vázquez Rijos sabía que el divorcio la privaría de acceso a gran parte de los bienes de su marido, que se estiman en US$24 millones, debido a un acuerdo prenupcial que ambos habían firmado.

Derechos de autor de la imagen Handout
Image caption El matrimonio de Áurea y Adam solo duró seis meses.

Dos años más tarde, Jonathan Román Rivera, un trabajador de cocina de un restaurante cercano, fue declarado culpable de asesinar a Anhang en un robo.

Pero esa condena fue revocada más tarde, cuando un testigo le contó a un jurado federal de Estados Unidos que había visto como el asesino golpeaba a Anhang con un adoquín de la calle y lo apuñalaba varias veces.

El atacante luego habló de manera calmada con Vázquez Rijos, antes de golpearla con fuerza moderada, agregó el testigo.

En 2008, un jurado federal acusó a Vázquez Rijos de contratar a un asesino, luego de que el hombre, sospechoso de ser el asaltante callejero, confesara el asesinato.

En una declaración leída ante un tribunal en San Juan, Álex "El Loco" Pabón Colón dijo que Vázquez Rijos había aceptado pagarle US$3 millones cuando planearon el asesinato de su marido en el club nocturno y restaurante Pink Skirt, un negocio que Anhang le había regalado a Vásquez como regalo de bodas.

"Áurea se comunicó con Alex para decirle que dejara su automóvil en el estacionamiento de la calle San Justo. Alex haría lo que tenía que hacer", dice la confesión firmada.

Fuga a Europa

Para ese entonces, sin embargo, Vázquez ya no estaba en la jurisdicción de EE.UU., después de haber abandonado Puerto Rico en algún momento de 2006, según los fiscales.

La ex reina de belleza eligió establecerse en Italia, un país cuyas leyes han sido utilizadas en ocasiones por fugitivos para dificultar su extradición.

Vázquez conoció a un taxista de Florencia con el que tuvo gemelas. Pero cuando él leyó en el periódico Corriere della Sera que la madre de sus hijas era buscada en Puerto Rico, la pareja se separó. El italiano eventualmente obtuvo la custodia de las dos niñas.

Derechos de autor de la imagen family handout
Image caption Adam Anhang era un apasionado por los viajes.

Mientras tanto, según la información proporcionada a Abe Anhang por detectives privados que contrató en Italia, Vázquez se había acercado a la comunidad judía florentina.

"Fue acogida por la comunidad judía como una viuda con dos hijos".

Abe Anhang explica que el acuerdo prenupcial firmado por su hijo y Vázquez Rijos incluía un compromiso por parte de ella de estudiar y retomar la fe judía en dos años.

La fachada judía

Según los fiscales, la exreina fue ayudada por su hermano, Charbel Vázquez Rijos; su hermana, Marcia, y su madre, para proporcionar documentos falsos y poder engañar con éxito a la organización judía Firenzebraica en Florencia, certificando en junio de 2012 que Áurea y sus hijas eran de ascendencia judía, lo que le permitía mudarse a Israel.

Pero, según Abe Anhang, Vázquez Rijos se movió por Europa utilizando "nombres falsos y varias tarjetas de identificación". Su equipo de detectives privados dijo que habían rastreado sus movimientos en Gibraltar, España, Francia e Inglaterra.

Según los fiscales, en agosto de 2012, Charbel Vázquez Rijos creó la compañía Glatt Kosher Traveler's Inc. en el Departamento de Estado de Puerto Rico, bajo un plan que buscaba, en apariencia, darle a su hermana una manera de ganar dinero en Italia.

Pero la compañía de viajes, dirigida a turistas judíos, terminó por provocar la caída de la exreina.

Derechos de autor de la imagen Ramón ‘Tonito’ Zayas / GFR MEDIA
Image caption Uno de los acuerdos para su extradición de España a Estados Unidos es que no se le aplicara la pena de muerte.

El FBI y las autoridades españolas organizaron una operación encubierta, invitando a Vázquez a Madrid a trabajar como guía de un grupo turístico ficticio. Y ella mordió el anzuelo.

Arrestada en el aeropuerto de Madrid y encarcelada, Vázquez comenzó una nueva lucha contra la extradición en los tribunales españoles.

La exreina quedó embarazada tras las rejas y tuvo un bebé. Fuentes policiales españolas le dijeron a la BBC que el padre de la niña era un delincuente italiano de poca monta, que cumplía condena en España por un delito relacionado con drogas.

Se le permitió casarse con el padre en la cárcel, pidiéndole a un juez de Madrid que no la extraditara como madre de un ciudadano español.

Pero finalmente cruzó el Atlántico en un jet privado del FBI en 2015 y su bebé de un mes fue puesto bajo la tutela de las autoridades una vez que Vásquez aterrizó en su Puerto Rico natal.

Varias demoras legales, sumadas al Huracán María, produjeron varios aplazamientos del juicio, en el cual el hermano de Vázquez, su hermana y el compañero de ella, también enfrentarán cargos en la corte federal de Estados Unidos en San Juan.

Los fiscales han firmado una declaración jurada ante las autoridades españolas de que no solicitarán la pena de muerte en este caso, una condición del acuerdo final de extradición.

Y aunque Abe Anhang es optimista de que finalmente se hará justicia por su hijo, considera irónico que los esfuerzos de su exnuera por evitar un juicio terminen favoreciéndola.

"Es probable que Áurea obtenga la sentencia más leve de todos los acusados ​​porque huyó y esperó a ser extraditada de un país que impuso condiciones para su traslado a Estados Unidos para enfrentar la justicia", le dijo a la BBC.

"En esencia, será recompensada con la misma condena que si fuera capturada y sentenciada en España. Al mismo tiempo, su coacusado recibirá sentencias más largas, a pesar de tener mucha menos participación en el crimen", explicó.

La BBC contactó a la abogada de Vázquez Rijos, Lydia Lizarribar, pero ella declinó la invitación a comentar sobre la estrategia de defensa de su cliente antes del juicio.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado