Dolce & Gabbana: las acusaciones de racismo contra la firma italiana que llevaron a la cancelación de su gran desfile del año en China

Dolce & Gabbana campaña en China. Derechos de autor de la imagen Dolce and Gabbana/Instagram
Image caption La última campaña de promoción de Dolce & Gabbana's no ha sido bien recibida en China.

China le cerró este año las puertas a Dolce & Gabbana.

La famosa firma italiana suspendió su gran evento del año en el país, un desfile en la ciudad de Shanghái, tras ser acusada en los últimos días deracismo.

Todo comenzó con unos videos promocionales que no fueron bien recibidos por el público de la nación asiática y acabó con la publicación de unos supuestos comentarios en Instagram de Stefano Gabbana, en los que llamaba a China "país de mierda".

La gran polémica causada llevó a que diversas estrellas del país retiraran su apoyo a la firma y anunciaran que no participarían en el desfile, lo que llevó a D&G a cancelar su show previsto para este miércoles.

La marca aseguró que la cuenta de Stefano Gabbana en Instagram había sido hackeada, así como la de la propia marca.

"Nuestro sueño era llevar a Shanghái un evento dedicado a China que cuenta nuestra historia y nuestra visión (...) Lo que pasó hoy fue algo desafortunado no solo para nosotros, sino también para la gente que trabajó día y noche para que este evento se hiciera realidad", señalaron los creadores de la prestigiosa firma en un comunicado en Twitter.

Los videos de la controversia

A principios de semana, la empresa publicó en su cuenta de Weibo, plataforma china similar al Twitter occidental, una serie de videos promocionales.

En ellos, aparece una mujer oriental tratando de comer platos italianos, como una pizza, con palillos.

La joven no parece tener mucho éxito, y el narrador le explica cómo hacerlo.

Las críticas a los videos no tardaron en aparecer y cada vez más usuarios acusaron a la marca de "racismo".

Según el portal digital Jing Daily, que cubre el sector del lujo en China, los videos "cometieron grandes errores en cuanto al tono y el gusto".

El medio explicaba que la campaña había sido duramente criticada por "banalizar" la cultura china y "representar a la mujer china de una manera estereotipada e incluso racista".

Los videos fueron retirados de Weibo pero aún están disponibles en la cuenta de la firma en Instagram.

La cuestión fue comentada más de 9 millones de veces en Weibo, según publicó el diario oficial Global Times.

Posteriormente, un usuario publicó una supuesta conversación privada en Instagram con Stefano Gabbana en la que el cofundador habla de manera muy despectiva sobre el país asiático y su sociedad en referencia a la controversia generada por la campaña.

"A partir de ahora, en todas las entrevistas que haga a nivel internacional, diré que el país de [cinco emoticonos de heces] es China", se puede leer en ese supuesto mensaje.

"Mi cuenta de Instagram fue hackeada. Mis abogados están trabajando en ello. Amo a China y la cultura china. Siento lo ocurrido", señaló Stefano desde su cuenta oficial.

No obstante, la firma de momento no ha pedido disculpas sobre sus videos promocionales.

Retirada de artistas

En medio de la controversia, diversas famosas figuras de China anunciaron que no asistirían al megadesfile.

"Amo a mi país", señaló la actriz Li Bingbing, en un mensaje a sus 42 millones de seguidores.

"Nuestra madre patria es más importante que cualquier otra cosa", señaló el mánager de Wang Junkai, uno de los cantantes de la banda TFBoys, que también decidió no acudir al evento.

En el último momento, la firma italiana canceló la celebración del desfile. Sin embargo, según el portal Business of Fashion, la decisión fue tomada por las autoridades.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La firma tuvo que cancelar en el último momento.

Esta no es la primera vez que la marca de lujo ha sido acusada de racismo en China.

El pasado mes de abril, D&G publicó en Weibo una campaña en la que se podía ver algunas de las zonas menos desarrolladas de Pekín con modelos de la firma.

Esas imágenes fueron criticadas por decidir mostrar las partes más antiguas de la ciudad y no las modernas.

Los propios fundadores de la empresa también se han visto involucrados en casos controvertidos en el pasado.

En un comentario en redes sociales el año pasado, Stefano Gabbana tildó de "fea" a la cantante Selena Gomez, lo que puso en una incómoda situación a la marca.

Además, han causado polémica entre la comunidad LGBT por sus posturas contrarias al matrimonio gay y a la adopción por parte de parejas del mismo sexo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado