Brexit: Theresa May sobrevive al voto de confianza de su partido

Theresa May. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption May se queda... pero aún debe lograr aprobar el acuerdo del Brexit pactado con la UE.

La primera ministra británica, Theresa May, seguirá en el poder.

May se sometió este miércoles a un voto de confianza entre los parlamentarios del Partido Conservador y recibió un apoyo mayoritario de los mismos.

"El grupo parlamentario sí tiene confianza en Theresa May", manifestó Sir Graham Brady, el presidente del Comité Conservador de Miembros Privados, más conocido como Comité 1922, y encargado de dar a conocer el resultado de la votación.

Doscientos parlamentarios votaron a favor de la primera ministra de un total de 317, frente a 117 que votaron en contra.

El mecanismo del voto de confianza fue impulsado por 48 de los diputados conservadores del Parlamento por la gestión de May del Brexit, pues consideran que el acuerdo que negoció con la Unión Europea (UE) "traiciona" el resultado del referéndum de 2016.

"Me alegra haber recibido el apoyo de mis compañeros", señaló la primera ministra tras conocerse los resultados.

May también lanzó un mensaje a aquellos que no la apoyaron y aseguró que había "escuchado lo que han expresado".

"Los políticos de todos los bandos deben unirse y actuar en el interés nacional", dijo la mandataria conservadora en un breve discurso ante su residencia oficial de Downing Street.

Un año más

El diputado Jacob Rees-Mogg, que lideró el llamado para celebrar un voto de confianza contra May, consideró que "fue un resultado terrible para la primera ministra" y le pidió que dimitiera.

La victoria de May significa que su liderazgo no puede ser puesto en cuestión durante al menos un año.

Image caption Sir Graham Brady leyó el resultado de la votación.

No obstante, la periodista de la BBC especializada en política británica, Laura Kuenssberg, señala que el resultado no fue "del todo cómodo" para la primera ministra, ya que supuso un "golpe muy fuerte" a su autoridad.

La líder conservadora anunció este miércoles que no se presentará a las elecciones generales de 2022.

La complicada gestión del Brexit

La líder del Ejecutivo británico asumió el mando del gobierno poco después de la consulta sobre el Brexit en 2016 y ha sido criticada por miembros de su partido por el acuerdo de salida al que llegó con la UE.

Casi dos años y medio después del referendo en el que Reino Unido decidió abandonar la UE, todavía no está claro qué pasara con el Brexit.

Derechos de autor de la imagen iStock
Image caption En principio, el Brexit se producirá la medianoche del 29 de marzo de 2019.

El gobierno británico pasó buena parte de ese tiempo negociando un acuerdo de salida que la primera ministra no se atrevió a someter a votación al Parlamento el martes, tal y como había prometido, aumentando la incertidumbre.

May se echó para atrás en el último minuto, cuando se hizo evidente que no contaba con la mayoría necesaria para la aprobación del acuerdo, prometiendo regresar con uno mejor.

Su decisión, sin embargo, enojó a suficientes miembros de su partido como para forzar un voto de confianza que podría haber acabado con su gobierno.

La primera ministra insiste en que el acuerdo logrado del Brexit es la "única opción" para salir de la UE el próximo 29 de marzo, como está previsto.

No obstante, May viajará a una cumbre en Bruselas este jueves para seguir tratando de persuadir a los líderes de la UE para cambiar ese acuerdo para así conseguir que pueda ser aprobado por el Parlamento británico.

No será tarea fácil. Los jefes de la Unión, con Merkel a la cabeza, mantienen que no puede ser renegociado.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado