Canadá reduce más de la mitad de su personal en Cuba por la misteriosa enfermedad que afecta a sus diplomáticos

Embajada de Canadá en La Habana. Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La embajada de Canadá en La Habana tendrá solo ocho funcionarios.

Mareos, dolor de cabeza, náuseas, fatiga, problemas de visión y audición, pérdida de balance e inhabilidad para concentrarse: estos son algunos de los síntomas que, desde hace más de 2 años, son reportados por diplomáticos de Estados Unidos y Canadá en Cuba.

Este miércoles el gobierno canadiense informó sobre la reducción de su personal diplomático en La Habana en "más de la mitad", luego de que un nuevo funcionario contrajera esta misteriosa enfermedad.

Con este nuevo caso, ya son 14 canadienses y 25 estadounidenses los que han reportado sentir los síntomas.

"La respuesta adecuada es una reducción extra en la presencia" diplomática canadiense, dijo a la prensa un funcionario de gobierno del país norteamericano.

El medio público canadiense CBC informó que solo quedarán ocho funcionarios en la embajada. Por su parte, EE.UU. ya había recortado su personal en La Habana de más de 50 a 18.

En un principio, las autoridades de EE.UU. y Canadá habían sospechado que las lesiones cerebrales de sus diplomáticos habían sido causadas por algún tipo de arma acústica, lo que derivó en tensiones diplomáticas entre estas naciones norteamericanas y el gobierno cubano.

No obstante, Canadá luego afirmó que esta teoría era "poco probable".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La decisión de Ottawa es "incomprensible", dijo Josefina Vidal, embajadora cubana en Canadá.

La embajadora cubana en Canadá, Josefina Vidal, catalogó la decisión de Ottawa como "incomprensible", pues no solo no ayudaría a resolver el misterio de los problemas de salud sino que además dañaría sus relaciones bilaterales.

Vidal agregó: "Este comportamiento favorece a quienes en Estados Unidos usan este problema para atacar y denigrar a Cuba".

Un informe publicado por médicos de la Universidad de Miami a fines del año pasado aseguró que los síntomas fueron reales ("La evidencia física está ahí", dijo entonces el otorrinolaringólogo Michael Hoffe y líder de la investigación), pero que la fuente del problema es desconocido.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado