Guerra comercial EE.UU. vs China: Donald Trump aplaza un nuevo aumento de aranceles a productos chinos

Donald Trump y el viceprimer ministro de China, Liu He, en la Casa Blanca. Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presidente Trump se reunió con el viceprimer ministro de China, Liu He, el viernes.

El presidente Donald Trump anunció que Estados Unidos retrasará la imposición de aranceles comerciales adicionales a los productos chinos.

Estaba previsto que el 1 de marzo aumentaran los derechos de importación sobre los productos chinos del 10% al 25%.

Trump dijo que ambos países habían logrado "un progreso sustancial" en las negociaciones comerciales, lo que hizo que las acciones chinas subieran casi un 5%.

El mandatario estadounidense agregó que estaba planeando una cumbre con su par chino, Xi Jinping, en el estado de Florida, para consolidar el acuerdo comercial si se lograban nuevos avances.

Un informe de la agencia de noticias oficial china, Xinhua, también señaló que hubo un "progreso sustancial" en temas específicos como la transferencia de tecnología, la protección de la propiedad intelectual y la agricultura.

La decisión de Trump de retrasar el aumento de aranceles sobre productos chinos por valor de US$200.000 millones es vista como una señal de que las dos partes están avanzando en una solución a su dañina guerra comercial.

Media playback is unsupported on your device
Qué es una guerra comercial, qué armas emplea y cómo puede afectar a tu vida diaria

La semana pasada, Trump había destacado el progreso en la última ronda de negociaciones en Washington, incluido un acuerdo sobre la manipulación de la moneda, aunque no se dieron a conocer detalles.

Según fuentes citadas por CNBC el viernes, China se había comprometido a comprar hasta US$1,2 billones en productos estadounidenses, pero no había habido avances en temas de propiedad intelectual.

La guerra comercial

Trump inició la guerra comercial como queja por prácticas comerciales de China que consideraba injustas.

Estas incluían acusaciones de que China robaba la propiedad intelectual de las empresas estadounidenses, obligándolas a transferir tecnología a su país.

EE.UU. impuso aranceles sobre US$250.000 millones en productos chinos, y China tomó represalias imponiendo aranceles sobre US$110.000 millones en productos estadounidenses.

Trump también amenazó con imponer aranceles extras sobre productos chinos por un valor adicional de US$267.000 millones, lo que afectaría a prácticamente todas las importaciones chinas a EE.UU.

La disputa comercial ha puesto nerviosos a los mercados financieros, genera un riesgo de que aumenten los costos para las compañías estadounidenses y está agregando presión a una economía china que ya está mostrando señales de tensión.

También ha avivado los temores sobre el impacto en la economía global.

El año pasado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que la guerra comercial entre EE.UU. y China corría el riesgo de hacer del mundo un "lugar más pobre y más peligroso".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado