Boeing 737 MAX: Estados Unidos ordena suspender todos los vuelos del modelo de avión y la empresa recomienda lo mismo "por precaución"

American Airlines Boeing 727 Max 8 Derechos de autor de la imagen Joe Raedle

Boeing, la mayor compañía fabricante de aviones del mundo, recomendó este miércoles la suspensión temporal de las operaciones de toda su flota mundial del modelo 737 MAX, como "precaución" tras el accidente del pasado domingo en Etiopía.

El comunicado de Boeing tuvo lugar poco después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara que la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) suspendería "de manera inmediata" el uso de los modelos de avión 737 MAX 8 y MAX 9 de Boeing.

En el comunicado, la empresa ratificó su "plena confianza" en la seguridad del modelo, aunque alegó que, tras varias consultas con autoridades aeronáuticas y de transporte de EE.UU., decidió solicitar que se dejen en tierra los 371 aviones MAX.

"Estamos haciendo todo lo posible para comprender la causa de los accidentes (...), implementar mejoras de seguridad y ayudar a garantizar que esto no vuelva a suceder", aseguró el presidente de la compañía, Dennis Muilenburg.

Un avión del modelo 737 MAX 8 de Ethiopian Airlines se estrelló poco después de despegar, lo que despertó sospechas sobre algún problema con el modelo de aeronave dada las similitudes con otro accidente en octubre de la compañía indonesia Lion Air.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Trump anunció la medida poco después de que Canadá también suspendiera sus vuelos del modelo MAX de Boeing.

Poco antes, el presidente de Estados Unidos había anunciado la suspensión de todos los vuelos del mismo modelo de avión.

"Cualquier avión que actualmente esté en el aire irá a su destino y, posteriormente, se dejarán en tierra hasta nuevo aviso", informó el mandatario.

La FAA, que sostuvo hasta este miércoles que el modelo de avión era seguro, explicó en un tuit que nuevas pruebas desde el sitio del accidente en Etiopía "junto con datos satelitales" llevaron a la decisión de dejar en tierra a estos aviones.

Indicó, además, que la decisión se mantendrá vigente "hasta que se realicen investigaciones adicionales", incluido el examen de las cajas negras y las grabaciones de voz de la cabina de la aeronave siniestrada en Etiopía.

Estados Unidos fue el último país con flotas de 737 MAX en suspender sus vuelos, luego del accidente aéreo del pasado domingo que dejó 157 muertos.

Poco antes, Canadá anunció también que pondría en tierra sus 737 MAX, luego de que una revisión de datos de sus expertos encontró similitudes entre los dos accidentes.

Los anuncios de Canadá y Estados Unidos se sumaron a una oleada de países que prohibieron el uso de este popular modelo de Boeing.

Etiopía y China fueron los primeros en tomar esa decisión, seguidos de otras naciones como Reino Unido, Australia, India y bloques como la Unión Europea.

En la mañana del miércoles se filtró a medios locales un informe que detallaba varias quejas de pilotos de aerolíneas estadounidenses sobre supuestos desperfectos en los mecanismos de control de los 737 MAX 8, similares a los que llevaron a los accidentes en Etiopía e Indonesia.

¿Cuál es el problema con los MAX?

El avión de Ethiopian Airlines se estrelló solo seis minutos en su vuelo, mientras el de Indonesia solo cinco minutos después.

Flightradar24, un servicio de monitoreo de tráfico aéreo, estimó que los aviones registraron problemas en su velocidad y la capacidad para mantener la altitud.

Los documentos revelan que los pilotos de la aerolínea indonesia informaron que el piloto automático se había activado solo para facilitar que el avión se inclinara hacia abajo, lo que provocó que el sistema de advertencia alertara sobre una potencial caída.

Otros dos pilotos de EE.UU. informaron sobre incidentes relacionados con este sensor de "ángulo de ataque" (que hace que la nariz del avión se incline para aumentar la velocidad) y el software conectado al mismo denominado MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System).

Esa característica, que es nueva en la familia 737 MAX, evita que la aeronave apunte con ángulo demasiado inclinado hacia arriba durante el despegue, lo que podría hacerle perder su sustentación.

Sin embargo, de acuerdo con los documentos presentados en el Sistema de Informes de Seguridad de la Aviación de EE.UU., el sistema, al parecer falla y obliga a un descenso acelerado.

El mecanismo es controlado de forma automática, por lo que varios pilotos han asegurado que es complicado suspender el bloqueo para tomar el control manual de la aeronave.

En los casos reportados en Estados Unidos -que pudieron solucionarse sin incidentes mayores- los pilotos se vieron obligados a intervenir para detener que el avión cayera.

Después del accidente de Lion Air, Boeing emitió un boletín con medidas para intentar solucionar lecturas erróneas del sensor que envía información sobre el ángulo en el que está volando un avión.

Sin embargo, un piloto estadounidense alegó que realmente no se solucionó el fallo y cuestionó las instrucciones para la operación de la aeronave.

"Me pregunto qué otra cosa no sé. El manual de vuelo es inadecuado y casi criminalmente insuficiente", indica el reporte anónimo ante el Sistema de Informes de Seguridad de la Aviación.

Análisis de Theo Leggett, corresponsal internacional de negocios de la BBC

La FAA, que proporciona la certificación de seguridad para aviones nuevos, se encontraba bajo una intensa presión luego de que otras autoridades de aviación de todo el mundo decidieran prohibir los vuelos del 737 MAX.

Ahora, lo que resulta interesante, es lo que la agencia estadounidense ha dicho.

Mientras que la Autoridad de Aviación Civil de Reino Unido, por ejemplo, alegó que su prohibición de los vuelos del modelo MAX eran simplemente por precaución, la FAA ha ido más allá.

El regulador estadounidense, que está involucrado en la investigación del accidente en Etiopía, indicó que tomó su decisión como resultado de las nuevas pruebas recopiladas en el sitio del desastre y analizadas este miércoles, así como datos satelitales.

Eso hará que suenen las campanas de alarma en la sede de Boeing en Seattle.

Desde el accidente, los analistas se han centrado en las similitudes entre la tragedia del domingo y la de Indonesia en octubre pasado.

¿Ha encontrado la FAA evidencia que sugiera que esas similitudes no eran superficiales?

¿Y eso significa que el sistema antibloqueo de MCAS de Boeing, ya implicado en el accidente de Indonesia, también puede haber jugado un papel en el último desastre?

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado