Brexit: el Parlamento británico rechaza una salida de la Unión Europea sin acuerdo previo

Theresa May Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La primera ministra británica consideró que una "amplia mayoría" no apoya el Brexit duro.

El Parlamento británico dejó claro que no quiere que Reino Unido salga de la Unión Europea (UE) sin acuerdo previo.

La posibilidad del conocido como "Brexit duro" fue rechazada este miércoles por los parlamentarios en una votación celebrada en la Cámara de los Comunes.

Por 321 votos a favor y 278 en contra, los diputados respaldaron la moción enmendada del gobierno de Theresa May, que extiende el rechazo a que Reino Unido salga de la UE sin un pacto previo no solo al 29 de marzo, como está previsto, sino en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia.

No obstante, la votación no es vinculante legalmente y no impide la salida abrupta de Reino Unido, tal y como recordó la primera ministra.

May advirtió que, "por defecto", la legislación indica que si no se llega a algún tipo de pacto, se producirá un Brexit duro en cuestión de 16 días.

Y es que la votación de este miércoles se produjo tan solo un día después de que el acuerdo negociado por la primera ministra con los líderes europeos fuera rechazado por segunda vez en el Parlamento británico.

"Las opciones que tenemos ante nosotros son las mismas de siempre", señaló May.

El líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, volvió a pedir la convocatoria de elecciones generales tras la votación.

Una nueva votación

La sesión de este miércoles resultó ciertamente confusa debido a enmiendas y otras mociones presentadas a votación sobre el mismo asunto, según relataron los periodistas de la BBC presentes en la Cámara.

Entre las iniciativas presentadas, los parlamentarios también rechazaron por amplia mayoría la conocida como el compromiso Malthouse, que instaba a retrasar la ruptura con la UE hasta el 22 de mayo para que el país se prepare para una salida no negociada.

Tras el respaldo a la iniciativa del gobierno para evitar un Brexit duro, los parlamentarios ahora tendrán la posibilidad de votar si quieren que Reino Unido pida aplazar la salida de la UE.

Esa nueva votación se celebrará este jueves día 14, anunció May.

Si la moción para retrasar la ruptura es aprobada y los Estados miembro de la UE están de acuerdo, Reino Unido no abandonaría el bloque el 29 de marzo, tal como está previsto.

Podría producirse entonces una breve extensión o una más larga, en función de si los parlamentarios apoyan el acuerdo negociado por May con Bruselas "en los próximos días", señaló la primera ministra.

Eso quiere decir que el ejecutivo podría intentar, por tercera vez, que el pacto alcanzado con los líderes europeos sea aprobado por el Parlamento para el 20 de marzo, después de dos derrotas.

El gobierno británico advirtió este miércoles que, en el caso de que se tenga que pedir una extensión más larga, Reino Unido estaría obligado a participar en las elecciones al Parlamento europeo que se celebrarán a finales de mayo.

"No creo que ese sea el mejor escenario. Pero la Cámara debe enfrentarse a las consecuencias de sus propias decisiones", dijo May.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Algunos de los que apoyaron el Brexit han expresado su malestar por la situación actual.

En cualquier caso, para que se produzca el aplazamiento, los Estados miembro de la UE deben dar su visto bueno de forma unánime.

Y para eso dejaron claro su requisito: que Londres deje claro qué hará con esa extensión.

"Hay solo dos maneras de dejar la UE: con o sin acuerdo. La UE está preparada para ambos (escenarios)", dijo un portavoz de la Comisión Europea.

"No es suficiente con votar contra la salida sin acuerdo: tienes que aprobar un acuerdo. Nosotros hemos logrado un acuerdo con la primera ministra y la UE está lista para firmarlo".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado