Brexit: Theresa May pide retrasar la salida de Reino Unido hasta el 30 de junio y la UE lo condiciona a que el Parlamento acepte el acuerdo

Theresa May, primera ministra de Reino Unido Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Theresa May se dirigió este miércoles a los ciudadanos desde Downing Street para expresarles su apoyo.

"Estoy con ustedes".

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, se dirigió este miércoles a los ciudadanos de su país para expresarles su apoyo y decirles que entiende que estén hartos de la situación en que se encuentra el proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea, el Brexit.

En una comparecencia realizada desde Downing Street (la residencia oficial de la gobernante británica), May criticó las acciones de los parlamentarios británicos y declaró que "ya es hora" de que los políticos tomen decisiones sobre los siguientes pasos a seguir.

Horas antes, May declaró en el Parlamento británico que no está dispuesta a retrasar el Brexit más allá del 30 de junio.

La primera ministra explicó que esa es la fecha que le propuso a la UE en una carta dirigida al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

En esa misiva, pidió formalmente retrasar la salida de Reino Unido del bloque, prevista para este próximo 29 de marzo.

En su carta a Tusk, May dice que quería que el Parlamento británico votará de nuevo esta semana su acuerdo de salida, pero que fue disuadida por el presidente de la cámara, John Bercow.

Respuesta de la UE

Por su parte, la UE advirtió que solo aplazará el Brexit si el Parlamento británico aprueba la próxima semana el acuerdo de salida sellado entre Bruselas y May.

Tusk dijo que una extensión del plazo es "posible" y que cree que los 27 países del bloque lo aceptarían, pero que eso dependerá de un voto "positivo" en el Parlamento británico.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los líderes de las instituciones europeas dijeron que le corresponde a Reino Unido plantear hacia dónde quiere seguir ahora.

La cámara rechazó en dos ocasiones el compromiso al que May llegó con Bruselas y también descartó una salida sin acuerdo.

May cree que si la moción es finalmente aprobada, el Parlamento necesitará más tiempo para ratificar el acuerdo, por lo que le gustaría extender hasta el 30 de junio el Artículo 50, la figura legal que regula la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

La Comisión Europea, el órgano ejecutivo de la UE, afirma que si Reino Unido permanece en el bloque, deberá participar en las elecciones europeas, entre el 23 y el 26 de mayo, algo que no desea May.

Cualquier retraso en el Brexit debe ser acordado por los 27 Estados miembros de la UE.

May viaja este jueves a Bruselas para asistir a una cumbre para discutir las opciones con los líderes europeos.

Derechos de autor de la imagen HOC
Image caption Theresa May busca tiempo para que se apruebe un acuerdo de salida de la UE.

"Deberíamos ver de nuevo si somos capaces de salir con un acuerdo negociado, pero para hacer eso necesitamos tiempo en este Parlamento para ratificar un acuerdo, y para ello necesitamos la extensión hasta el 30 de junio", subrayó May este miércoles.

La primera ministra dijo que no aceptará un aplazamiento más allá del 30 de junio, algo que muchos interpretan como una posible renuncia si el Brexit, para entonces, no se consuma.

El ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, advirtió en el Parlamento de su país que a menos que Reino Unido dé "suficientes garantías" de que tiene una estrategia creíble, "se rechazará la petición de extensión" y que entonces la UE optará "por una salida sin acuerdo", lo que se conoce como "Brexit duro".

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.