Brexit: presionan a Theresa May para que renuncie a cambio de aprobar su acuerdo de salida de la Unión Europea

Theresa May, primera ministra de Reino Unido Derechos de autor de la imagen Jack Taylor/Getty Images
Image caption Bajo una inmensa y creciente presión dentro y fuera de su país.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, podría conseguir el apoyo que necesita para que el acuerdo que alcanzó con la Unión Europa para el Brexit sea aprobado por el parlamento de su país si promete renunciar a su cargo.

Así se lo dijeron a la BBC figuras de alta jerarquía del partido Conservador, al cual ella pertenece.

Los parlamentos de esa organización dijeron que, aunque con renuencia, podrían respaldar el pacto que promueve May si saben que ella no estará a cargo de la siguiente etapa de las negociaciones para concretar la salida de Reino Unido del bloque europeo.

De hecho, la prensa británica ha reportado que varios ministros de su gabinete están planeando un golpe en su contra.

Sin embargo, el despacho de la mandataria ha desestimado la posibilidad de que la líder pudiera ser persuadida a apartarse del cargo o que estuviese dispuesta a llegar a un acuerdo para "compartir el trabajo" con ministros a quienes se les darían responsabilidades extras.

Y la versión fue desmentida por el ministro de Economía, Philip Hammond, quien le dijo a la cadena de noticias Sky, que "no se trata de individuos".

"Esto no es sobre la primera ministra, cambiarla no ayudara, cambiar el partido de gobierno tampoco", dijo Hammond.

Presión

En los últimos días, May ha estado bajo una inmensa y creciente presión para que renuncie, después de que esta semana se vio obligada a pedirle a la Unión Europea una extensión para que se active el Artículo 50.

A la medianoche del jueves la UE acordó extender el plazo para la salida de Reino Unido de su bloque, en principio prevista para el viernes 29 de marzo.

Derechos de autor de la imagen ISABEL INFANTES/AFP/Getty Images
Image caption El sábado en el centro de Londres, varios participantes de una movilización multitudinaria no sólo condenaron el Brexit sino el liderazgo de May.

La decisión, que en lo general fue recibida con suspiros de alivio en todo el continente, fue tomada a solicitud de May, quien no ha conseguido que el parlamento aprobara el acuerdo que negoció con Bruselas durante año y medio.

Pero los líderes de los otros 27 países que integran el bloque no aceptaron la fecha del 30 de junio propuesta originalmente por la líder, ofreciendo en su lugar dos fechas mucho más cercanas.

Si May consigue la aprobación parlamentaria la próxima semana, a Reino Unido se le ofrecerá una extensión hasta el 22 de mayo.

Pero si el acuerdo es rechazado por tercera vez, la UE concedería una extensión mucho más corta aún, hasta el 12 de abril.

May ha sido duramente criticada por haber culpado, en una alocución al pueblo británico, a los parlamentarios de su país por el retraso en el proceso del Brexit.

Este miércoles les dijo que entiende que estén hartos de la situación en que se encuentra el proceso: "Ya es hora" de que los políticos tomen decisiones sobre los siguientes pasos a seguir, dijo.

"Seria maniobra"

No está claro si May volverá a presentar el acuerdo ante el parlamento la próxima semana, después de que le escribiera a los legisladores que sólo lo haría de contar con "suficiente apoyo".

Y de acuerdo con reportes de algunos de periódicos británicos dominicales, ministros están planeando destituir a May como primera ministra para reemplazarla con un "líder interino" hasta que se organice un proceso electoral más adelante este año.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Una foto del primer gabinete de Theresa May, en mejores tiempos.

Sin embargo, hay diferentes versiones de quién podría ser el candidato.

Dentro del Partido Conservador tanto el ala que impulsó el Brexit como el ala que promovió la permanencia en la UE tienen diferentes preferencias.

No obstante, un parlamentario de alta jerarquía le dijo al periodista de la BBC Ian Watson que incluso aunque May se separe del cargo no sería suficiente para que su acuerdo sea aprobado en el ente legislativo.

La editora de política de la BBC, Laura Kuenssberg, señaló que se está desarrollando "una muy seria maniobra este fin de semana que pudiera cambiar todo o nada".

Expertos consideran que la próxima semana la primera ministra pudiera perder más control sobre el proceso del Brexit.

Otras opciones

Un grupo de parlamentarios de diferentes partidos presionarán para que hayan alternativas al plan de May que puedan ser debatidas el miércoles, algo que fuentes gubernamentales dicen estar al tanto y esperan que sucede.

En los próximos días, unas seis opciones, además del acuerdo de la líder, podrían ser votadas para conocer cuál es la más popular.

Ellas son:

  • Revocar el Artículo 50 y cancelar el Brexit
  • Convocar otro referendo
  • El acuerdo de la primera ministra más una unión aduanera
  • El acuerdo de la primera ministra más una unión aduanera y acceso al mercado único (de la UE)
  • Un acuerdo de libre comercio al estilo de Canadá
  • Salirse de la UE sin acuerdo, opción que se conoce como Brexit duro

Marcha multitudinaria

Las maniobras se dan luego que el sábado, cientos de miles de personas marcharon en Londres para reclamar que los ciudadanos británicos tengan la decisión final sobre la salida de Reino Unido de la UE.

Image caption Los organizadores dijeron que la marcha congregó a cerca de un millón de personas.

La demanda de los ciudadanos se centra en distintas posibilidades como la celebración de un nuevo referendo sobre el Brexit o, en todo caso, que cualquier acuerdo sobre el mismo se someta a otra votación pública.

Según los organizadores de la campaña "Put It To The People" ("Pónganlo en manos de la gente"), más de un millón de personas se unieron a la protesta que llegó hasta el Parlamento británico.

No hubo una verificación independiente de los asistentes, pero el corresponsal de la BBC Richard Lister, quien estaba en el lugar, dijo que la marcha había sido "muy significativa" y que los participantes podían contarse en "muy por encima de los cientos de miles".

La magnitud del evento sería comparable a la que se considera la marcha más grande en este siglo en Reino Unido, "Stop The War" (Paren la guerra), celebrada en 2003 contra la guerra en Irak.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado